Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Más de media España contenida en aquella famosa foto que mucslr a seis grises de los de a n t e s generalmente temidos, pero duleificados ahora de repente por ese a p i ñ a m i e n t o inocente con que rod e a n en f a n f a r r o n a campechanía al trofeo Por Joaquín más codiciado del si lo. Finalmente capturado tras dos años de su últi ma tng s se percibe en la vieja foto una camaradería ambiente, tan falsa por Fugaz, que cinco minutos después del nash que nos ocupa, el personaje central estará entre rejas otra vez. Repito, más de media España satisfecha de mitad de los setenta se puede apreciar aquí h a s t a en m í n i mos detalles: la satisfacción de una clase también a medio a c o m o d a r en esas felices arrugas que circ u n d a n el o j o licial. La sa- EL LUTE MERCHERO DE LUJO tisfacción del deber cumplido, en ia sonrisa de diente aurífero con ensanche de papada g e n e r a l La s a t j s f aceitan por la proximidad del héroe tantas veces evadido, en una patente envidia hacia algunos de s u s a t r i b u t o s en SAMTAELLA sentido figurado. La pobre satisracción de salir impreso. en ese emocionado otear de puntillas a la cámara por encima de la gorra militar. V en medio del tríptico de esa más que medía España, el entonces Lute, como un pantiVcrator burlón que reparte bendiciones al p a s a r reo bonachón y s o c a r r ó n rendido también a la evidencia de las situaciones más a b s u r d a s en el colmo de ellas, esa mano que acude congratulante a estrechar la derecha del preso, el cual tiene precisamente ambas e s p o s a d a s a la espalda