Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Esl es un Irabnío duro. El oro no e í ei m na Oiblico y en su extíBccian d t e sudarse, por mucho que una modetniBlma tecnología esté al alcance del buscador. Los sondeos Henen por objeío ta local Iraclbn de yacimientos que puedan leniir una viabilidad económica iU labor. En Lcon. por cj o r o aparece con f i c c u c n c i ü asnciadn cuarzo, por o que ene mincrül a c l ú j conio mdiCddor Oureiros bateadores Junto A los Diciixins cicnuficoíi L indusiriaLcs unn pcr onaje míSTenoso y cíid viv m i miliLTJIS poT cnconiranu! casi cxtmlüí. e sumnn al afán nunca disminuU do do oblener el preaado medial, Stí Tata df los batciíJoiu i. inm t fí conocidos como ou re tros en una zona de León donde el íuillepo os norm aunque el capficho d i las Ironleías poliiica hava proviKraiii que el crniono pcriCnezca a ¡i Cumunidad ca ielLanokuni sa, E: los buscadores recorren los 1 Tovo riOíi uon su balen, redpienlif qu ¿les da nombre y donde lüVan el oro de lo placeres, aluviones en ios que la cornenle ha ido depusitiindo Ids arenas auríferas. Remisos a la hora de hablar, si es que tras no poca dificuliadev 1 contacta con ellos, hemos podido no ohsliinte conversar con sunci 3 n AEejündre, conocida p u p u l a t m e n i c como- C h o n Üuicn ahora pi a: UJJ- I uenda de comestibles y oíros artículos en l onferr id 3 fue en su uempo oureira, viéndose lambier tentada por la aventura del estaño y de! H orfranico, Nacida el 20 de diciembre de I ÍJ? en Pumares jOíense) un pequeño pueblo en el que bu jiban oto once o doce rsimas. Conoce el rio Sil como i rayüs de su mano Ni su padre, ni el resio de la familia se dedicaban a esie oliao, íuc iniroduada en realidad a los ca orce u dieciiL is años por tre? ancianas oureiras lJ, llnJda Ramona. Consuelo y tíj María, que lemán por aquel eniünces sesenta o setenta años y de as que Chon habla eon cariiio. No añor, i aquella época, su trabajo er i duro. Se necesitaba- demasiadas horaü IsicJ pata arrancarle al no un gramo de oro. Se trabajaba en verano v en invierno, cuando el Sil crecía. Con calor o írio. siempre con los pies Jeniro del ap. ud. con una aíada por único m T umenlo y la insep, irable balea. Tenían además que soportal las burlas de las í t n i e s que les c o n s i d e r a b a n E 32