Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
cho en Ja nueva ley de AüopcionH por ejemplo. Mi frase e i la siuienie: -Si no hav una familia, ay ue mveniarJá porque el- Cuál su patrimonio ac- mno sm familia lo pasa muy mal. Mire usled. Saníamanna, ahora, tual? en eíiít días, se han dado cuatro- -El painmnnio... Nosotros recordamos con üriíullo oqucl pn- circunsUncij. importanlJsima. s: la mer hogar de b c ü U e Bocángel, lev de Adopción, maa a il v fádh Hoy disponemus ya de tinos sí- segundo, vuelven los jueces de senla pivM. TL píirtidos por lai dís- rnenores, lo que es primordial, porque va me eonlaja usted si un Linlüs Auiünormas. ¿D e que manera ayudo el i U 0 ¿que estJi estudiando algo gimen anleiior al desarrollo de muy impórtame, lo de Rumasa por eiemplo. puede ocuparse del Nuevo FuíuiD? -B u e n o pues no crea que do m a n e r a e. lusiasia. ¿Sabe por ue? poique cualquier mieia: iva e e? te lipo era consideraila, en ciena muñera, ciimo unj erítica a L labor csiatai, No, no recibimos ü di masJado estímulo. Esi 3 es IÜ verdad, Y no es una erírica. Noí o l t o s iiu nada. Lo? hospicios eran algo necesario, lo ue oqUTie es que habían qucdao desfasados. Toda innovaciún se supone críiícj. No estaba en nuestro animo. Nueva pausa, v agrega: -Nosotros hemos influido muen función de los gailos imprevistos; por ejemplo, que jlgxin año no pudÍ ¿iCnio organizar csra pe- f problema de un niño que se ha quedado sin madre o ha robado el bolso a una señora. Eso es algo poco concebible. De manera que ia vuelta de Los Jueces e s p c ejalÍ 7 adc en menores me parece Jínp rtan simo. -j Cuálts son las otras dos circunstancias? -La Cüncesii 3 n para estos niños de la Seguridad W i a L La asistencia medica. Imagínese, claro, que estos niños por los que nadie cotliaba estaban en total desamparo. Pues bien, se nos ha conce- J a Si no h a y u n a familia, hay que inventarla. Creo que hemos contribuido a la nueva ley de Adopción dido esta asistencia por ü er pupilos de una a. six: iacLón subsidiaria del Eütado. V, por u l t i m o la equiparación de los hijos legífimos e ilegítimos. Esto era tan necesario... Hahia que terminar con eMa injubta situación de la que el mno no tema IHÍ menor culpa. -E s decir, un nuevo futuro más justo dentro de nuestra legislación -Exacto, Un panorama mucho más esperan ¿ador. Y si ue conversando Carmen Herrero de esta obra a la que ha dedicado v dedica la mavor parte de su vida. Y continúa describiendo sus provectos, como esas residencias para reclusas dontJc puedan vivir con sus hi os, que. obviamenic. no pueden ser educados en un ¿i cárcel V continua peu- iando en ese Nuevo Futuro con el que se cneontraron ¡i doj mil niños y seguirán encontrándose muchos más. Y acaha Carmen citándonos a todos en ese Rastrillo dimde se hacen reuhdad muchos de us sueños casi imp (isjbles. r que, íin embargo, iicaban realizándose.