Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. H 2- TELEVISIÓN -DOMINGO 22- 11- 87 Hemos visto -Hoy veremos- Los cien caballeros Estas películas de la sobremesa del sábado se dirigen, evidentemente, a un público infantil que en los últimos tiempos ha ganado un día más de vacación. Se supone que estas historias de aventuras y guerras son las preferidas de la gente muy joven. Y está bien supuesto, porque, además, tienen, generalmente, un cierto valor educativo en cuanto exaltan el valor, la lealtad, el sacrificio y otras virtudes que tal vez se estén pasando de moda. En las nuevas versiones de la épica, situadas ya en un plano extraterrestre de naves espaciales y ciudades satélites, parece que no queda sitio para la caballerosidad que presidía las antiguas batallas. La película de. ayer narra un supuesto episodio de la dominación árabe en España. Campesinos humildes sojuzgados por el ejército invasor, saqueos, torturas y crímenes. Y la chispa de la independencia encendiendo a unos labradores que nunca supieron combatir, pero que aprenden a robar al enemigo las armas que van a derrotarle. El guión no se limita al relato de la ingenua y heroica sublevación- u n Fuenteovejuna donde el moro sustituye al Comendador de Calatrava- sino que dibuja tipos y actitudes presentes en todos los conflictos armados: el colaboracionista, el cobarde, el rebelde... Dentro de las limitaciones que impone su argumento, la película sorprende agradablemente en algunos aspectos. Por ejemplo, la composición de los planos, que es siempre bien cuidada y logra indudable belleza en algunos momentos; las escenas de lucha, resueltas con habilidad, evitando los amplios encuadres y valorando especialmente los cortos; los escenarios naturales bien elegidos, donde aparecen viejas plazas de Castilla, pedregosos paisajes y auténticas iglesias del románico. No se pueden extender los elogios al lenguaje empleado én la cinta. De acuerdo en que un castellano lleno de arcaísmos, hubiera sido insoportable para espectadores de hoy. Pero ¡a utilización de términos rabiosamente actuales parece que le roba dignidad al diálogo. El moro no puede decir, por ejemplo, que los cristianos emplearán todos sus trucos porque expresiones de ese tipo descubren la falsedad en lugar de disimularla. Viene a ser como si en un momento particularmente decisivo el personaje guiñara un ojo a la cámara, queriendo decir: No os creáis esta historia. Es todo mentira. El problema de estas recreaciones de épocas pasadas está precisamente en un difícil equilibrio- u n compromiso diríamos ahora- entre la lengua antigua y la moderna. Claro que para encontrar ese delicado punto donde se funden artificio y funcionaidad, hay que tener un gran talento de escritor. Hay algún episodio en la película donde aparece el estilo caballeresco que leímos en los cronistas de la guerra de Granada. Y es lástima que ya no se resuelvan así los desacuerdos entre las naciones, nombradndo ún campeón por cada parte y aceptando el fallo del duelo, sea cual sea. Como en la disputa de Castilla y Aragón por la ciudad de Calahorra, donde los dos Monarcas acuerdan someterse al resuitado del combate entre Rodrigo Díaz de Vivar y don Martín González. Guillen de Castro lo dijo en verso: Pronuncie una espada el fallo; dé una victoria la ley: gane Calahorra el rey que tenga mejor vasallo. No habíamos dicho que se trataba de una coproducción ítalo- española. Algunos actores, bien conocidos entre nosotros, actúan con acierto: Rafael Alonso es el colaboracionista nombrado alcalde cuando llega la paz, lo que le pone a la película un toque último de escepticismo irónico. Manuel Gallardo compone muy bien la estampa del moro tolerante y humano. En fin, no estuvo mal la película. El santo JOB Silencio roto llena el vacío de ¿Y usted qué opina? Esta noche la Primera Cadena sustituye al espacio ¿Y usted qué opina? con la nueva serie ecológica Silencio roto y con un reportaje de En portada sobre los jueces españoles. En VHF Muy personal entrevista a Robert Edwards, uno de los responsables del nacimiento de Louise Brown, la primera niña- probeta. Edwards está considerado sistema de zonas concretas, sino como uno de los más destaca- en aspectos generales de la vida dos científicos de la Universidad animal. Hoy se ocupa del apade Cambridge, donde ejerce reamiento. Una serie se despide de la como profesor de fisiología. Un equipo de En portada programación. Bailarina que ha convivido durante un mes con durante cuatro semanas ha estaalgunos jueces para la realiza- do en las pantallas en las mañación del reportaje qué se emite nas de los domingos, será sustiesta noche, y que analiza el tra- tuida por Muerte natura! Tras la suculenta ración deporbajo y las dificultades con las que se enfrentan estos profesio- tiva del sábado, el domingo no nales, de los que el cincuenta se queda atrás, y, Estudio estadio en su edición de tarde, por ciento son mujeres. La desaparición del espacio va a transmitir el partido de ba ¿Y usted qué opina? a raíz l o n c e s t o Caja de Rondade la denuncia de la existencia Cacaolat, el de balonmano Atlétide tráfico de influencias en este co de Madrid- Barcelona, y el de espacio, ha obligado a TVE a hockey sobre patines Lloretbuscar rápidamente un programa Reus. que lo sustituya. Se trata de SiProgramación de TVE, de los lencio roto una serie docucanales autonómicos y de mental de quince episodios solos canales europeos y amebre ecologismo. Esta producción ricanos a través de las parabólicas, en la página 159. de TVE no se centra en el eco- Noticiario Las noticias, de moda Madrid. Cecilia Gaibis Los presentadores de los informativos ofrecen desde hace poco una imagen en la que se aprecian varios cambios: cortes de pelo diferentes, colores cuidadosamente coordinados y ropa de última moda. Todo elfo obedece a un plan estético detrás del cual se encuentran las ideas de la propia directora general, Pilar Miró. ABC ha podido saber que es María Luisa Zabala quien, siguiendo las instrucciones de Pilar Miró, se ocupa de cambiar la imagen de los presentadores. Según fuentes de Torrespaña, la idea de que una persona iba a aconsejar a los presentadores en su forma de vestir y sobre cómo podrían mejorar su apariencia física, en un principio no fue bien recibida. Luego, unos se han dejado guiar mejor que otros. Al parecer, por ejemplo, Rosa María Mateo se muestra un tanto reacia a seguir indicaciones ajenas a su propio estilo. En cambio, el género masculino, los presentadores, son. quienes reciben de mejor grado las recomendaciones y se muestran encantados de que les ayuden a elegir su ropa y les inicien en el difícil arte de combinar colores, cuadros, rayas, camisas y corbatas. Concha García Campoy también se encuentra a gusto con las orientaciones que recibe, ya que, según comenta, coinciden con sus preferencias. La estilista- dice Concha- nos pone en contacto con los diseñadores españoles que más nos favorecen. Son creadores a los que antes, por motivos económicos, no teníamos acceso. La ropa no es de nuestra propiedad. Forma parte del atrezzo de Televisión Española, y nosotros la tenemos en usufructo. Se baraja la posibilidad de que cuando transcurra la temporada, los presentadores puedan comprar las prendas que han usado a un precio más económico, pero todavía no existe ninguna decisión concreta. No se conoce con exactitud el presupuesto con. que cuenta María Luisa Zabala para Nevar a. cabo su trabajo, pero, al parecer, cuando se considera que una prenda ha sido, bastante usada se adquiere una nueva-