Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 70- EDUCAGION -DOMINGO 22- 11- 87 Más de cien mil músicos reclaman la inmediata reforma de sus enseñanzas Se han adherido a un manifiesto que se leerá hoy Madrid. María del Mar Rodríguez Más de cien mil músicos, profesionales y aficionados, clásicos y rockeros, han firmado el Manifiesto por la Música que será leído hoy en Madrid con motivo de la festividad de su Patrona, Santa Cecilia. El documento considera urgente y fundamental acometer la reforma de estas enseñanzas, prometida desde hace varios años, y cuyo retraso está provocando el progresivo deterioro de la enseñanza en escuelas y Conservatorios. Tras sucesivos intentos de celebrar durante los años pasados el Día de la Música, sin que, en realidad, los artistas se pusieran de acuerdo bajo una misma batuta, este año lo han conseguido, y con el propósito de proclamar sus quejas en un mismo documento, Manifiesto por la Música que será leído hoy por el cantautor Alberto Cortez antes del concierto que la Banda Sinfónica Municipal ofrecerá en el Centro Cultural de la Villa de Madrid. La mala situación que atraviesan algunos Conservatorios y la deficiente formación musical que se imparte en los colegios han marcado el espíritu de un manifiesto en favor del fomento de esta actividad cultural y que exige la pronta reforma de estas enseñanzas. La situación de la enseñanza musical en España es como una bola de nieve manifiestan los profesionales. Al ser insuficiente la que se imparte en los colegios, los alumnos acuden a los Conservatorios sin tener una clara vocación, lo que produce él colapso de los mismos y el deterioro de la calidad de la enseñanza. La mala estructuración de los centros, la escasez de criterios pedagógicos y la enorme masificación se señalan como causantes también de la deficiente calidad de nuestros músicos, muchas veces ignorada por el brillo de individualidades sobresalientes. A pesar de contar en España con aproximadamente 100.000 estudiantes de música, nuestras orquestas sufren la falta de especialistas y año tras año se ven obligadas a aumentar el número de instrumentistas extranjeros que engrosen sus filas. La solución a este problema, manifestada a nuestro periódico por Cristóbal Halffter, Anto- Montserrat Caballé, Narciso Yepes, Cristóbal Halffter, entre los firmantes del documento. nio Fernández- Cid, Federico Sopeña, Carmelo Bernaola y el maestro Rodrigo, entre otros, es acometer la reforma de las enseñanas musicales. Se apunta la conveniencia de reservar los Conservatorios exclusivamente para la enseñanza profesional, crear los Bachilleratos Musicales- cuya presencia en gran número de países es ya tradicional- y reorientar la educación que se imparte en los colegios, Parte de estas demandas y la reclamación de soluciones a. otros problemas que les afectan directamente, como la piratería de discos y cassettes o la falta de salidas profesionales, están incluidas en el Manifiesto En la larga lista de firmantes se encuentran figuras de la música clásica: Montserrat Caballé, Cristóbal Halffter, Narciso Yepes, Teresa Berganza, Antoní Ros- Marbá, la Orquesta Nacional de España, el Ballet Nacional, el Ballet del Teatro Lírico, ía; Orquesta Sinfónica de RTVÉ. Son muchos también los nombres conocidos del pop y del rock Hombres G, Mocedades, Nacha Pop, Rocío Durcal; cantautoresr como Alberto Córtéz y María Dolores Pradera, Manifiesto por la música Los músicos del mundo entero celebramos hoy, 22 de noviembre, nuestro día Pero nosotros, los músicos, los famosos y los desconocidos, clásicos o rockeros profesionales y aficionados, hemos decidido superar los estrechos límites de una celebración gremial. Pretendemos que el 22 de noviembre de cada año deje de ser tan sólo el Día de los Músicos para convertirse, de pleno derecho, en el Día de la Música. Conmemorar el Día de la Música significa muchas cosas. Significa, por ejemplo, agradecer a. la sociedad española su creciente interés por nuestra actividad. La música sigue siendo, además, la mejor manifestación de la forma de ser de los pueblos de España. La tradición de canciones y bailes ha sido cuidadosamente conservada durante siglos en la memoria colectiva y hoy reaparece con fuerza gracias al esfuerzo de asociaciones, bandas y grupos folclóricos. Pero conmemorar él Día de la Música debe servir no sólo para ensalzar esta nueva tendencia en los hábitos culturales de los españoles. Hay que hablar también de dificultades. La escasez de salidas para los jóvenes instrumentistas, el creciente recurso a la grabación en detrimento de la música en vivo y la copia clandestina de discos y casetes hacen peligrar no sólo nuestros legítimos derechos profesionales, sobre todo de los más modestos, sino el propio desarrollo musical Algunos de estos problemas tendrían solución, en parte, si la demanda social de servicios musicales alcanzara un mayor nivel de exigencia. Para ello pensamos que es fundamental proceder cuanto antes a la tantas veces prometida reforma de las enseñanzas musicales, tanto en la escuela como en los conservatorios oficiales. Todos los niños deberían acceder a la teoría y a la práctica instrumental, de manera que ninguno de ellos pudiera decir de adulto algo tan sonrojante éñ nuestro entorno occid e n t a l c o m o A mí no me interesa la música. Es preciso fomentar y cultivar una materia tan beneficiosa para la formación integral de las personas como es la música, y dotar de los debidos medios pedagógicos a los conservatorios, que, en nuestra opinión, deberían quedar reserva dos exclusivamente para los que deseen convertirse en profesionales. Apoyamos, pues, todo intento serio de reforma, pero solicitamos celeridad. Creemos que la noble tarea de convertir a España en: un país musicalmente culto no puede esperar más. Y en este Día de los Músicos y de la Música no podía faltar un llamamiento a los más jóvenes: haced vosotros la música. Es la mejor manera de transformar en sonidos los latidos del corazón. Ultimas palabras para un último deseo. Por siempre, que suene la música.