Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 ABC MADRID La circulación en el mundo DOMINGO 22- 11- 87 Nueva York Londres Los vecinos de Manhattan han aprendido a vivir sin coche Nueva York. José María Carrascal Para hablar de política municipal de tráfico en Nueva York hay que hacer una importante distinción: la que se lleva en Manhattan y la que se lleva en los restantes cuatro barrios de la metrópoli, Queens, Brooklyn, Staten Island y el Bronx. En estos barrios, enormes, extendidos, con edificaciones bajas, la norma es la del resto de las ciudades norteamericanas: el automóvil es el rey, ya que se necesita prácticamente para todo, desde hacer la compra hasta ir al cine. De ahí que procure facilitársele. todo lo posible, con calles anchas, autopistas ciudadanas, pasos elevados y aparcamientos libres en cines, grandes almacenes, Bancos, etcétera. Normas que incitan a no sacar el vehículo de casa Tokio. Felipe Carbajo Hacia la privatización y mejora de los transportes públicos Londres. Alfonso Barra En Gran Bretaña hay 21 2 millones de vehículos con licencia para circular, de los que 18,2 son autos de propiedad particular o furgonetas de reparto. El transporte por carretera es fundamental y absorbe el 86 por 100 del tonelaje total. Ese simple despliegue del transporte nacional plantea graves dificultades de tráfico. El crecimiento anual de la circulación por calles y carreteras es el 3 por 100. El primer remedio es la construcción de carreteras que unan las principales poblaciones del país, las zonas industriales y los puertos. Muchas autopistas fueron diseñadas por el tráfico de largas distancias. Sigue el desarrollo de las vías de circunvalación para evitar que la riada de vehículos tenga que pasar por el casco urbano de las ciudades del trayecto. Las autopistas representan, tan sólo, el 1 por 100 del kilometraje de las carreteras, pero circulan por aquéllas el 13 por 100 del tráfico general, incluyendo el 16 por 100 del transporte en camiones pesados. El total de la red de carreteras asciende a 372.016 kilómetros, de los que 2.850 son de autopistas. Para descongestionar Londres, ha sido inaugurada recientemente la autopista de circunvalación M- 25. Desde el principio atrajo más volumen de tráfico que el calculado y se proyecta ya ia expansión de los tres carriles existentes en cada dirección a cuatro. La densidad de la circulación provoca en determinadas horas del día retenciones y en todo momento un número elevado de accidentes. Dentro del casco urbano, la política general es persuadir al automovilista para que no utilice su auto para ir a trabajar. Una combinación de dificultades para aparcar, de limitaciones para el estacionamiento en lugares con contador y la creciente actividad de los agentes de la circulación, con la instalación de cepos en los vehículos mal aparcados, contribuyen a apartar al automovilista del centro de las poblaciones. Esa política va acompañada de la privatización y mejora de los medios de transporte público y de su abaratamiento, como es el caso de Londres. Se tiende a desarrollar las zonas de estacionamiento cercanas a las estaciones del Metro y de los ferrocarriles en el extrarradio de las ciudades. Una cuarta parte del tráfico de Tokio, así como de las demás superpobladas ciudades japonesas, se reduce al llevar a la práctica el amenazador slogan de la Policía: Si conduce no beba, y si bebe no conduzca ya que a una buena parte de los empleados nipones les gusta aliviarse el estrés almacenando durante la intensa jornada del día con una buena ración de alcohol compartida con los compañeros de la empresa antes de presentarse a altas horas de la noche en el hogar. Los transgresores de esta ley saben que la Policía no admite atenuantes ni apelaciones. Otra cuarta parte, o más, para reducir el tráfico interurbano la aportan las empresas o En la isla de Manhattan, la más pequeña y instituciones aconsejando a sus empleados la más poblada del archipiélago neoyorkino, que hagan el desplazamiento en tren, Metro ocurre todo lo contrario: allí lo que se intenta o autobús. Así no podrán aducir el pretexto eliminar es el coche, por lo menos privado. de la congestión del tráfico en caso de no es ¿Cómo? Haciéndolo prohibitivamente caro. tar a punto en el puesto de trabajo; la empreSe ha impuesto una tasa especial para los sa misma no se ve en la precisión de tener garajes donde estacionar coches de gente que proveer a sus empleados de un lugar de que viene de fuera de la isla- costando hasaparcamiento. Además, de este modo, los ta siete dólares la primera media hora- se usuarios de los medios públicos de transporte ha convertido en zona de aparcamiento prohipodrán satisfacer dos aficiones muy japonebido todo el centro, se usa la grúa a destajo, sas para aprovechar las horas del viaje: leer se han subido las multas a 45 dólares, cinco o dormir. mil pesetas (comparado con 15 dólares en Lo más expedito y garantizado para los los otros barrios) y se han restringido los loasalariados japoneses es irse a la oficina o cales para aparcamiento, de forma que hoy puesto de trabajo dejando el automóvil en el tener un coche en uno de ellos puede costar garaje. Por si aún existiese algún recalcitranhasta 350 dólares mensuales, más de cuarneta mil pesetas. El resultado es que sólo, el te, éste sabe muy bien que, al fin del trayecto, se encontrará con el dilema de tener que 70 por 100 de los manhattanitas tienen codesembolsar una fuerte suma por los dereche, dependiendo de los servicios de transportes públicos. Y cuando quieren salir un fin chos de aparcamiento o arriesgarse a sufrir de semana, alquilan un coche. Hay que ad- una multa casi segura de dejar el vehículo arrimadito al bordillo de la calzada. vertir que esto es relativamente barato. Nos atrevemos a firmar que en Tokio, con ¿Qué pasa con las multas? Uno puede no ser uno de los complejos más superpoblados pagarlas. Pero como pasa a figurar en el del mundo y con un buen índice de vehículos computer de morosos, cuando llega la hora por habitante, no parece presentarse la conde renovar la licencia del coche, que aquí es gestión del tráfico con la gravedad que aquecada año, no se la renuevan hasta que no ha ja a otras grandes capitales occidentales. abonado todas sus multas, con los recargos Claro que también aquí debe jugar un papel adicionales. Y si empieza a circular con un importante el modo de ser, cooperativo y de coche sin la debida autorización, la cosa es aguante, del pueblo japonés en general, reya más grave. Tanto que puede ir a la cárcel nunciando al derecho de presentarse en code verse envuelto en un accidente. che en la compañía. Por otra parte, tampoco En una palabra: el manhattanita ha tenidebemos olvidar que las autoridades proveen de los más rápidos y frecuentes servicios de do que aprender a vivir sin coche. transportes públicos acomodados a las necesidades de cada región, sin que esto excluya el hacinamiento, sólo visto en Japón, de material humano dentro de los convoys públicos en las horas punta. TORHELODONES (ESTACIÓN) Llave mano. 180 m 2. Precio: 12.500.000 pesetas Información y v e n t a PROIMVERSA En chalet piloto Calle Doctor Mingo Alsina (esquina travesía parque) Teléfonos 254 68 50- 253 95 93 5 UNIÓOS CHALETS ADOSADOS I Los problemas más graves a este respecto surgen en Japón en fechas especiales del año, en que las gentes ya no renuncian a desplazarse en auto, con fines de descanso o de vuelta masiva a sus lugares de nacimiento. Aún a costa de tener que aguantar horas y horas en la carretera, con la familia en el interior, son ocasiones que justifican para muchos japoneses estar en posesión de su propio automóvil. GRAN INVERSIÓN Zona Pío XII CEDROS SK Conjunto Residencial 3 ÚLTIMOS CHALETS 36 a m CON LAS MAXÍMAS CALIDADES Zonas ajardinadas y piscina INFORMACIÓN EN OBRA: Rosa Jardón c v. calle Prieto Úreña Teléfono 315 22 44 (16 líneas)