Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
427 ABC NACIONAL DOMINGO 22- 11- 87 socialistas de los ochoEl periodista habla A los ochenta años lo veo todo con mucha ironía cientos mil puestos de con el cardenal Tarantrabajo, que constituían cón en la residencia de un lema prioritario. Sin los curas jubilados maembargo, los resultadrileños, en la calle de dos son muy distintos, San Bernardo, donde el eclesiástico de Bu- El cardenal Tarancón cumplió en el pasado mayo los ochenta años, edad que exhibe con y se podría hacer murriana está de paso: entusiasmo juvenil y que le permite andar un poco por libre. Cabellos definitivamente blan- cho más de lo que se mañana mismo regre- cos, de una albura finísima, como de nieve navideña, y el cigarrillo de siempre, integrado hace. sará a Villarreal, a sus- ¿El terrorismo será como una efímera batuta en su discurso o como un báculo entre iss oraciones subordinadas. meditaciones y a su touna lacra interminable? rre mediterránea, que- Creo 9 No se alcanzó la cultura problema que es un no es una t o r r e de que no se marfil, sino de tierra comedia indispensable para puede resolver exclusicida y encalada. El con la Policía, que el pueblo sea soberano, vamenteésta sea necetiempo es un buen aliaaunque do del cardenal Taranformando con suficiente ma- saria. Pero se deberían cón, quien, para no abrir horizontes de esdurez sus propios juicios perder el paso de los peranza para todos acontecimientos, ha aquellos que, abierta o optado por caminar sin La política está para aunar solapadamente, sedeesdetenerse, a través de tán aprovechando la una historia muy intenesfuerzos en el objetivo del plaga del terrorismo. sa, como hacen las Hay quienes bien comer y debería respe- acostumbrado, se han agujas del reloj. Si la de un Humanidad se dividietar las instituciones sociales modo visceral, a estar se en personas que en contra de la sociecontagian zozobra y dad, y matan, y si no Los parados pueden interiori- matan, no saben qué personas que transmiten serenidad, el cardezar su sensación de inutilidad hacer. Habría que ananal Tarancón sería un lizar las causas del teejemplo de las últimas, y convertirse en en volcán rrorismo y lograr que aún desde su. mirada sea respetada la vida nerviosa, de ojos muy de ios hombres, y provitales. Como en su juventud, este levantino curar que se eliminen los pretextos; pero todo de cabeza muy clara sigue siendo más amigo objetivamente no puedo aprobar muchas c esto no me parece algo fácil. del camino que de la posada y, sin aspavien- sas, como es lógico. Pero yo he visto muchas tos, predica que el cansancio sólo lo concibe cosas en este mundo y he visto, además, -Algunas veces se implica a eclesiásticos como algo interior, casi como una claudica- que los hombres no son tan malos como paen cierta tibieza e incluso colaboración con recen muchas veces. Además, aun viendo ción. actitudes que, en principio, eran de indepenque las aguas están agitadas y que se pierdentísimo. -Ahora no tengo responsabilidades espe- den valores fundamentales, creo que con condenaciones y con censuras no se consi- Todo esto es muy delicado, pero yo creo ciales, y viajo bastante para dar retiros y ejercicios a sacerdotes, para pronunciar confe- gue nada, y por eso confío más en los cami- que los curas entienden que los derechos de nos positivos, en los cauces de djáíogo. La las personas y de los pueblos han de ser rerencias, de modo que estoy en actividad, digamos, semicontinua. Resido habitualmente razón ha de aportar la senda para que! a vida conocidos: derecho a la lengua y a la propia en Villarreal, que fue mi última parroquia an- del hombre pueda discurrir ordenadamente, y cultura, por ejemplo, que fue lo que propugnó tes de ser obispo, en la casa que me han de- eso no sólo por Evangelio o por cristianismo, monseñor Añoveros en aquella homilía por la jado unos amigos y que está un poco aparta- sino para salvar la dignidad de la condición que se armó tanto jaleo. Lo que dijo Añoveros era muy lógico, muy justo- y muy propio da del pueblo, al lado de la ermita de la Vir- humana. gen de Gracia, que es la patrona. Procuro- El sexo se plantea, en algunas ocasio- de la Iglesia, y ya lo había dicho Juan veintipasar la mitad del mes, aproximadamente, en nes, como el único sinónimo de la palabra li- trés. Además hay otro dato que conviene tener en cuenta: hubo una época en que quieVillarreal, y cuando estoy aquí ocupo las ma- bertad. ñanas con el trabajo- leo, escribo, preparo- Creoque ésa es una reacción contra los nes defendían los valores vascos o catalanes conferencias, etcétera- en una torrecilla que tabúes anteriores, en que se legislaba hasta no encontraban facilidades, y entonces se rerhe hace de despacho y, después, por las tar- los detalles, y ahora se ha roto la presa y las fugiaban en las iglesias o en los conventos, des, tengo algunas visitas y, si no, procuro aguas han irrumpido con una fuerza extraor- pero aquello no era terrorismo, ni siquiera inleer libros más amenos o de distracción. dinaria; pero insisto en que hay grupos de jó- dependentismo, sino lucha en defensa de unos valores personales y sociales. En ese- ¿Cómo se ve, desde la torre de Villarreal, venes, cada día más numerosos, que se van sentido, la Iglesia colaboró en los primeros asqueando de esta situación, y es el momenla sociedad española de hoy? momentos, pero lo que no es verdad es que to propicio para encauzarlos de un modo po- L a sociedad española está sufriendo una esté en conexión con ETA o que no condene convulsión como consecuencia de muchas sitivo. el terrorismo y los asesinatos. causas, no sólo del cambio político hacia una democracia, sino también por la nueva cultuMoveros, en el recuerdo ra que aquí ha irrumpido con fuerza y ha alteDoce años después rado la misma escala de valores de nuestra- ¿Considera el paro como un problema civilización. Sin embargo, hay apariencias fal- sobre el que la sociedad tiene conciencia? -S e cumplen, en estos días, los doce años sas, como creer que se ha perdido casi todo, -E l paro es el cáncer más grave que tiene de aquella famosa homilía de los Jerónimos y una serie de corrientes muy fuertes han lela sociedad española, y es una razón poderoen la que pedía, para el Rey de España, vantado un gran oleaje, pero, poco a poco, sa en sí misma, además de sus consecuenbuen pulso para alcanzar una patria plenase irán serenando las aguas. Hay una espe- cias económicas. El trabajo ayuda a la dignifimente justa en lo social y equilibrada en lo ranza, tanto en el presente como mirando al cación de las personas; es algo que entona y económico ¿Ha releído usted aquella homifuturo, y es el despertar de grupos de perso- que madura al individuo. Los parados aparelía? nas, entre ellas jóvenes universitarios, que no cen, a los ojos de la sociedad, como inútiles, están conformes con esta sociedad de consu- y pueden ser víctimas de esa sensación de- Sí, y reconozco que fue muy bien pensamo, de sexo, de droga. inutilidad, algo que irán interiorizando y que da; no sólo por mí, sino por otros. Consulté- ¿Usted es comprensivo hacia el mundo terminará por convertirse en un volcán. Los con varias personas porque consideré que se políticos parecen estar de acuerdo en la lu- trataba de un momento histórico y que la del consumo, del sexo y de la droga? Iglesia debía abrir horizontes de futuro ante el- Soy comprensivo con las personas, pero cha contra el paro, y ahí están las promesas