Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
t- 82 A B C DEPORTES VIERNES 20- 11- 87 p Meridiano deportivo LAS TRES SELECCIONES Han ganado las tres: la selección A de los mayores, la Sub- 21- con alguno de otra edad- y la olímpica de los jóvenes profesionales con licencia del COI, ya que no hay más aficionados que los que no saben jugar al fútbol. Que aquellas dos hayan ganado a Albania con amplitud de goles no es para el repique de campanas. Hay que celebrar los triunfos en la justa proporción al mérito que se estima por la valía del vencido. El nivel de juego albanés se mide por el golómetro que es el aparato que registra el número de goles que se marcan. La selección grande les ha hecho cinco y nos ha sabido a poco porque la cifra exigida era ocho. Se puede tocar a rebato para que acuda el pueblo a la fiesta cuando se gane la Copa de Europa o algo similar. Algo hay que dejar para el día en que regresen victoriosos de Alemania 1988 ejércitos de jugadores. Los olímpicos, que han ganado bien a Hungría, no podrán volver de Seúl con medallas colgantes porque no van a ir a los Juegos. Celebramos, pues, únicamente con júbilo el hecho material de la clasificación para las Copas de Europa de Naciones, y con mayor serenidad y juicio el buen juego que vienen realizando nuestros equipos después del Mundial- 82, de tan tristes recuerdos, y sobre el Mundial- 86, de tan alegres vivencias. El fútbol español actual es bueno, muy bueno, mejor de lo que dicen los resultados de los marcadores, tanto a escala de selecciones nacionales como en la de los clubes que se cruzan en Europa con los dé otros países. Los dieciséis jugadores de la Sub- 21 y los dieciséis olímpicos suman cuarenta y ocho. Si agregamos los cuatro o cinco lesionados que por estarlo no fueron convocados y los diez o doce a los que se les pasó la edad, llegamos a una cifra alta de valores internacionales disponibles para la composición de equipos por los cuatro técnicos observadores: Muñoz, Suárez, Moreno y Pereda. Y no hemos incluido los júniors, los Sub- 18, que juegan muy bien. El momento del fútbol español desde el punto de vista técnico es excelente, cuantitativa y cualitativamente. Los que están jugando mal ahora son los espectadores en los grádenos y en las calles. Ahí el juego es más duro. Estamos con la violencia a cuestas, la conducta de los públicos, dicho sea así, generalizando. No deja de ser un contrasentido que cuando el público es peor el jugador sea mejor. Hay un lote de cincuenta jugadores buenos en cartera federativa. No caben en las alineaciones de once y los dos sustitutos todos los buenos que tenemos. Se quedan fuera otros de la misma valía en las tres selecciones de estos días. Es el primer balance del año que está próximo a su fin. GILERA Con el fútbol español en Alemania, hay que destapar el lío del caso Gordillo Los aficionados tienen derecho a conocer la verdad completa Madrid. Luis Prados de la Plaza Regreso de Sevilla con el convencimiento de la importancia que tiene muchas veces un golpe de suerte. En el repaso de la alegría desbordante de una afición que es, entre las mejores, la primera del mundo, no sé si quedarme con la idea de que a Rumania le ha faltado un gol o, en todo caso, a España le hubieran faltado tres... Los sevillanos, a la hora de pronosticar, decían que sin Gordillo se ganaría por 5- 0 y con Gordillo por 10- 0 Ahora es fácil, al mismo tiempo que resulta inútil, la revisión de la película del compromiso vivido en el Benito Villamarín. Sin la fortuna del estadio del Práter, desde luego, la selección española habría quedado fuera de la fase final que recibirá en junio, en Alemania, a los mejores de Europa. Pero ese peligro ya está salvado, aun desde la autocrítica necesaria y la evidencia de que ha sido afrontado el partido contra Albania de forma temeraria. Decir, a toro pasado, que ocho goles eran imposibles y asegurar que ei resultado de Viena resulta lógico y esperado no parece declaración de recibo. Vamos a reconocerlo todo, lo bueno y lo malo. En la primera balanza, la voluntad, la fortaleza, el esfuerzo del equipo español por ganarse la clasificación a pulso, todo bajo la batuta definitiva de la suerte del marcador Austria- Rumania. En la segunda balanza, el desacierto de una alineación de salida cuajada de centrocampistas, la descolocación para terminar haciendo cada uno la guerra por su cuenta y la falta de sinceridad, sobre todas las cosas, alrededor del asunto Gordillo Es preciso que los aficionados españoles, tan volcados con la causa del fútbol y los éxitos de la selección, conozcan la verdad completa de este episodio lamentable y lleno de ¡ncertidumbres. Si ese balón del minuto final en el estadio vienes de la noria- que las imágenes nos han pasado por delante de los ojos una y otra vez- en lugar de terminar en las manos de Lindenberger acaba en la red austríaca, hoy mismo estarían lloviendo las críticas más duras y las peticiones de dimisión, desde la realidad del caso Gordillo y sin que la furia voluntariosa del equipo de Miguel Muñoz sufriera la menor pérdida de reconocimiento, que una cosa es mirar con serenidad lo que ha pasado y otra cosa es hacer lo mismo sobre lo qué podría haber pasado. Hemos estado en un volcán, desde luego. La selección española ha tenido una suerte de espanto. Se quedó lejos de los ocho goles. Con un equipo tan sorprendente de fuertes e incansables, mientras los artistas se quedaban en el banquillo, ya se estaba anunciando que la cosa se confiaba a la tierra de Johan Strauss, donde es posible que allí se eebara toda la carne en el asador En Sevilla se apoderaron las dudas y los temores del habitual equilibrio del séleccionador, se hizo casi todo al revés de la noche contra Malta y se dio la nota en el caso Gordillo que es el asunto principal en estos momentos de calma y alegría por la clasificación de España para la próxima fase final de la Copa de Europa. El culpable del caso Gordillo debe salir a saludar, como al final de las representaciones teatrales. Si hay más de uno- que mucho me temo no habrán de caber en el escenario- lo mismo da. Se les hace un sitio para que salgan en la foto. Es preciso no esconder ni el más mínimo matiz en un peligroso episodio que ya tiene antecedentes y que acabará maltratando el buen orden y la coherencia que precisa el fútbol de selección. Aquí hay mucha queja velada, mucha acusación y- hasta es posible- juego subterráneo Hay que tomar medidas y aclarar, desde ya, qué sucede con Gordillo, por qué existen tantas suspicacias y cuándo va a poner el mazo sobre la mesa la Federación Española de Fútbol... si es que todavía no es demasiado tarde. Gordillo de ida y vuelta (Madrid- SevillaOromana, Oromana- Sevilla Madrid, una vez al principio y otra vez al final de la concentración) es mucha tela para poner tierra encima, y aquí no ha pasado nada. Los juicios y las intrigas que no encajan en una armonía de una selección nacional están exigiendo explicaciones. Los médicos, peleados. Los directivos, sin decir la verdad. Miguel Muñoz, seriamente disgustado y reticente. La afición, de los pelos. Y el propio Gordillo, además de los jugadores concentrados, haciendo una guerra que no es precisamente la suya. Malo es que Gordillo no haya jugado. Pero me temo que habría sido mucho peor si al final llega a saltar al campo... ¿Nos lo pueden explicar? ¿Sabe la Federación lo que ha pasado aquí y lo que todavía puede pasar si no se aclara del todo este asunto? Deportes en breve La UEFA rechazó el recurso de apelación que la Real Sociedad presentó después de ser sancionado con una multa de 600.000 pesetas por el lanzamiento de objetos al terreno de juego durante el partido de vuelta de la Recopa de Europa, frente al Slask Wroclaw. TV 3 indicó que continuará retransmitiendo partidos de todas las secciones del Barcelona a pesar del contrato que el club azulgrana firmó con TVE la semana pasada. Un centro de entrenamiento de élite será construido junto al monte de El Pardo para deportistas que participen en acontecimientos como los Juegos Olímpicos o Campeonatos Internacionales. Las selecciones de Argentina y RFA, campeona y subcampeona mundiales de fútbol, participarán, junto a las de Suecia y la URSS, en un torneo que se disputará en Berlín del 30 de marzo al 2 de abril de 1988. Pat Cash, tenista australiano, se calificó para disputar los cuartos de finales del torneo de Johannesburgo al vencer al nortemaericano Matt Anger por 6- 3 y 6- 2.