Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 48- TRIBUNA ABIERTA -VIERNES 20- 11- 87 muerte en la prisión provincial de Alicante de José Antonio Primo de Rivera, uno de los parlamentarios más brillantes de su tiempo, destacado analista histórico, hombre culto y de elevadas aspiraciones que tuvo la mala fortuna de nacer y hacer oír su voz inquieta en una época de nuestra historia contemporánea marcada a fuego por la intolerancia y el pistolerismo; que, con su prosa encendida por un lirismo mamado directamente de la generación del 27, logró poner en pie a poetas de manos cuidadas y campesinos de rugosa faz; que supo ganarse a pulso, por su honestidad, por su indudable carisma, por su firmeza de ánimo, el respeto y la admiración de amigos y enemigos (basta citar nombres de significación tan dispar como los de Serrano Suñer, Abad de Santillán o Indalecio Prieto) Su pensamiento, prostituido después en retórica gruesa y vacía por los que se llamaron sus sucesores, apenas esbozado (quebrado en su momento de desarrollo más prometedor en medio del baño de sangre que fue nuestra guerra civil) alumbró en la mente de una pequeña minoría de estudiantes y obreros desengañados de la política del siglo pasado, y en un grupo de jovencísimos escritores (Foxá, Ridruejo, Vivanco, Eugenio Montes, José María Alfaro, el pintor Pancho Cossío... los inciertos contornos de una España ¿imposible? de ángeles custodios alimentados a partes iguales de pan moreno campesino y rigor intelectual. A mis trece años, el descubrimiento de sus escritos políticos me. impactó profundamente. Entonces, en plena transición (de oportunidad discutida por muchos) la agitación y efervescencia políticas alcanzaban en la calle temperaturas muy elevadas. Toda la gente de mi generación, siquiera fuese a distancia, tomaba partido por algo, y yo me afilié a las juventudes de Falange Española, organización que abandoné por la ausencia de un debate interno que yo consideraba imprescindible y necesario, por considerar que la confusión de objetivos era total, y por las serias dudas (hoy convicciones) que albergaba acerca de que las intuiciones de un hombre notable desaparecido hace cincuenta años pudiesen ser un punto de referencia válido para comprender y dar solución a los problemas de la sociedad de hoy. Ni por edad- veintidós años- ni por conoURBANIZACIÓN SAN TRIFON s E cumplen hoy cincuenta y un años de la IMPRESIONES SOBRE JOSÉ ANTONIO (DAGANZO) CHALETS ADOSADOS Cuatro dormitónos, dos baños, buhardilla. Cocina- office 0 Información y venta: PROINVERSA En chalet piloto o en teléfonos 254 68 50- 253 95 93 De conformidad con lo que dispone el artículo 86 de la ley de Sociedades Anónimas, esta sociedad comunica que, en virtud de acuerdo de la Junta general de accionistas celebrada el pasado 30 de septiembre de 1987, ha modificado su denominación social, que pasa a ser de EL RETAMOSO. S. A. Madrid, 17 de noviembre de 1987. -La administradora única. CONDAIR, S. A. Talión sólo cuando diez falangistas habían sido asesinados ya, sin que su muerte tuviese resPor Joaquín ALBA 1 CIN puesta. La Falange, simplemente, nació en cimientos soy el más indicado para enjuiciar días de turbulencia, y fue una víctima más el alcance histórico del legado político josean- del clima de enfrenamiento que se vivía. toniano: un intento sugestivo de entendimien- Santiago Carrillo dirigía entonces, desde el to nacional frustrado por la muerte de sus PSOE, el grupo Vindicación responsable inspiradores principales, por la ausencia de del asesinato de Matías Montero, joven estucontinuadores de peso en el terreno de las diante falangista (muerto no en enfrentamienideas, por el oportunismo- lógico- de Fran- to, sino por la espalda en el portal de su cisco Franco, por la pleitesía que la mayor casa) El mitificado teniente Castillo, días anparte de los falangistas históricos le rindieron, tes de ser abatido a tiros, había asesinado de y por la absoluta ineficacia de que hicieron un disparo, durante un entierro, a Andrés gala los que, tras la muerte de Franco, enca- Sáenz de Heredia, primo de José Antonio... bezaron las de nuevo emergentes organiza- Todo esto puede ser leído en cualquier maciones falangistas, que navegaron sin norte nual de historia. alguno durante bs años siguientes a la resEs del todo injusto, a mi manera de ver, tauración monárquica, debatiéndose entre el hacer responsable absoluto del ambiente de ultraderechismo más penoso y el más ridículo violencia que se respiró durante la II Repúblide los anarcoleninismos. ca a una sola persona o a determinadas ideologías u organizaciones. Nuestra última Continúo considerándome un admirador- por el momento- guerra civil no fue sino un crítico- y nada más- de la figura de José episodio más de nuestra inconclusa guerra Antonio, cuyas intuiciones acerca de la identide la Independencia, de esa secular y sandad sustancial entre marxismo y capitalismo grienta ruta que, a la búsqueda de nuestra están siendo hoy confirmadas por la renovaidentidad, llevamos siglos recorriendo. Y que ción emprendida en la URSS por Gorbachov. Y no puedo evitar seguir viendo a José Anto- jamás llegará a tener un final feliz mientras hombres como José Antonio Primo de Rivera, nio más a un representante- -en la línea de amigos de la conciliación y el entendimiento, Marañón, Madariaga, Ortega, García Valdecasas- del pensamiento regeneracionista de sean olvidados y su obra interesadamente tradición liberal (en el sentido de liberalidad, tergiversada. La historia no puede ser conque no de liberalismo) que a un teórico del templada ni entendida desde un único punto de vista. totalitarismo. Creo que el pensamiento totaliPor mi parte, añadir que me creía en el detario español, como último eslabón del cual suele citarse a Blas Pinar, tiene sus raíces ber moral de escribir hoy estas líneas, que más en un Gil Robles o un Largo Caballero son el recuerdo- emocionado, para qué negarlo- de unos años (los últimos setenta y que en José Antonio. primeros ochenta) que viví tan intensamente, También es de justicia que afirme pública- y de los que ni reniego, ni me arrepiento, ni mente que en Falange Española jamás fui ini- me olvido. Me sirvieron para, desde mi papel ciado en ninguna clase de religión de la vio- de malo darme cuenta de las miserias molencia. Yo aprendí a utilizar la violencia políti- rales de los buenos Hacen falta conciliaca (en muy pocas ocasiones, y siempre en ción, sacrificio, voluntad e ideas claras y disdefensa propia) forzado por las circunstan- tintas para superar con éxito, todos, el reto cias: por las bandas de agitadores de extre- de nuestro tiempo. España está por hacer. ma derecha y, sobre todo, de extrema izJosé Antonio, a quien Unamuno llamó uno quierda, que, bate en mano y alentadas por cierta Prensa sensacionalista, organizaban de los cerebros más prometedores de la Essemanalmente limpieza de fachas en las paña moderna cuando ya se sabía con las Facultades madrileñas. Ahora están empe- horas contadas dijo: Ya habrán visto que no zando a enterarse algunos de cómo duelen nos separan abismos ideológicos. Si los homlas pedradas de los pacifistas. Recuerdo bien bres nos conociéramos y nos hablásemos, cómo aquella Prensa, sin sonrojo alguno, nos estos abismos que creemos ver apreciaríacomparaba a los falangistas, jóvenes de die- mos que no son más que pequeños valles. Descansa en paz, José Antonio. Hasta ciséis años que combatíamos limpiamente y sin armas en la mano, con los asesinos siempre, voz serena. marxistas del tiro en la nuca y con los chalados de Atocha. Muchas crónicas antifascistas valieron entonces un puesto de trabajo fijo a destacados reptiles. Cada vez que era detenido un loco o un fanático como supuesto autor de cualquier barbaridad, la norma de cierta Prensa era implicar de inmediato a la organización con la salvajada cometida individualmente por uno de sus miembros; si el detenido pertenecía a organizaciones de otro signo... ¡mucho. cuidado con mencionarlas! La violencia nunca tuvo sitio en el pensamiento de José Antonio, en e) que destaca como axioma fundamental su preocupación por la persona y el desarrollo de sus valores: libertad, dignidad, integridad. Accedió a que sus escuadras respondieran, según la ley: del PRECISAMOS PARA ARTÍCULOS Siempre de actualidad. PERSONAS MUY RELACIONADAS en venta directa. Teléfono 2 5 6 6 2 0 9