Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 A B C ABC DE LA EDUCACIÓN MARTES 17- 11- 87 La enseñanza de la religión n José Delicado Baeza, cincuenta años, es el máximo responsable de la Iglesia española para las cuestiones de la enseñanza. Un asunto que preocupa de manera especial a los obispos desde hace años. Y de modo muy particular desde que los socialistas se instalaron en el Poder en 1982. Monseñor Delicado Baeza, arzobispo de Valladoüd, es desde febrero de este año presi Sería un sofisma presentar la enseñanza de la Religión y la Moral como una especie de privilegio que tuviese la Iglesia. Se trata más bien- afirma Delicado Baeza- de un derecho reconocido por acuerdos y pactos internacionales que tienen los padres al género de educación religioso- moral en relación con sus propios hijos. Y luego, afortunadamente, está recogido también en la Constitución y después plasmado en los acuerdos de la Santa Sede con el Estado español. La Iglesia- explica más adelant e- en su misión, quiere estar presente en el campo escolar de múltiples formas. Una de ellas es mediante la enseñanza de la Religión en la escuela, principalmente en la escuela pública. Y esto, en virtud de la exigencia de una educación integral del ser humano y también del derecho de los padres y de la libertad religiosa. También quiere estar de una manera institucional a través de sus propios centros escolares, como un grupo social más en una sociedad democrática y pluralista. Y también lo está mediante los católicos en la escuela, que en un sentido son los mismos padres, porque de algún modo se relacionan con la comunidad educativa, son también los profesores y los mismos alumnos. ¿Hay planteado en este momento algún tipo de conflicto con la Administración en lo que toca a la clase de Religión? -Hay una normativa, que se ha derivado de esos mismos acuerdos, en relación con la clase de Religión, pero que existiendo este marco legal no siempre se cumple. Bajo este aspecto, a veces padecemos un poco las consecuencias de querer restringir el horario, o sencillamente, de no atender con una vigilancia conveniente lo que está legislado. No basta que haya un marco jurídico más o menos aceptable en este punto en concreto, para que se cumpla. A veces, por falta de la debida inspección, por desinterés de la dirección de los centros, o por omisión o desinterés de las autoridades provinciales en el campo educativo, se producen algunas limitaciones o algunos defectos. En algunos casos, como en los que no se ofrece una asignatura alternativa, dente de la Comisión Episcopal de Enseñanza. Como ex vicepresidente de la Conferencia Episcopal le ha tocado lidiar con el poder político. Es prudente, pero no elude las situaciones. A él le corresponde afrontar una etapa decisiva para la educación en España. Y la Iglesia tiene mucho que decir en una nación mayoritariamente católica y con importante presencia en la enseñanza. hay una discriminación que va con- económicos. Y claro, tiene que ser tra los propios acuerdos en relación el centro público el que los contrate con quienes han elegido la clase de y asuma sus servicios. Religión. -Y en este asunto, ¿a ustedes qué les cabe hacer? -Pues sencillamente, atender su Discriminación demanda y transmitirla a la Admi- ¿Cree usted que existe por par- nistración, porque lo que hay que te del Gobierno una voluntad políti- considerar es que no se trata de un ca para que desaparezca la clase privilegio de la Iglesia, sino de un de Religión? derecho que tienen los padres, los- Hay indicios, pero a veces no ciudadanos, y por consiguiente, que se sabe en qué niveles se aloja la hay que atender a ese derecho. falta de voluntad política, porque más bien parece que se dan estos Garantía teórica casos en los planos de ejecución. Porque la legislación es más o me- E n su opinión, ahora mismo, nos correcta en relación con este ¿el Gobierno garantiza la enseñanpunto, pero después la aplicación za de la Religión a quien la solicite resulta insuficiente. Hay otros asun- en los centros públicos? tos relacionados con esto y es, pre- Teóricamente sí. Pero hay una cisamente, los centros experimenta- serie de condiciones deficientes que les, en los que no se ha buscado están erosionando esas garantías una asignatura que se pueda homo- de una manera real y que habrá logar con la de Religión y que al no que resolver. No basta con declaraser un estudio asistido en las Ense- ciones formales. ñanzas Medias, hace que efectiva- E n cuestiones concretas, como mente haya una discriminación en la aplicación de los conciertos, que relación con la asignatura de Reli- en algunos casos ha derivado en la gión, porque significa un esfuerzo desaparición de algunos colegios, mayor, una responsabilidad mayor ¿la Iglesia tiene algo que decir? por parte de los alumnos en asistir- E n relación con los conciertos, a las clases y, al mismo tiempo, en precisamente he oído recientemente tener que dar cuenta de una disci- a algunos responsables de la titulaplina, de unos estudios, etcétera. ridad de los centros, e incluso a sus- ¿Ustedes pueden hacer algo, asesores jurídicos y lo que parece además de protestar por esa discri- que hay es una tendencia a que minación? cuando haya esas subvenciones- -Pues eso es lo que está en diá- que la ley concede se hace bajo la logo actualmente, para que en la condición de que cada vez más esmedida de lo posible se acomode tos centros concertados se homolomás a lo que debe ser el cumpli- guen o se parezcan a los centros miento de los acuerdos Iglesia- estatales. Y en este caso, esto seEstado. ría ir contra la propia identidad del- Existe también el problema del centro concertado que tienen dereprofesorado de Religión en los cen- cho a tener su propio ideario, como tros públicos de EGB. ha sido reconocido por el propio Tri- -El problema consiste en que bunal Constitucional. En este caso, cuando entre los profesores de lo que importa es que el concierto plantilla no hay ninguno que se ocu- que se pueda hacer con estos cenpe de este área, y como es un de- tros tenga unas exigencias en el orrecho que asiste a los padres que den educativo, en el orden técnico, han reclamado para sus hijos la en- pero que no sea como para recortar señanza religioso moral, pues ha- su propia identidad. bría que designar otros profesores que no fuesen del claustro del cenSin clasismos tro y que la autoridad eclesiástica puede designar y al mismo tiempo- Desde el Gobierno se ha insistitener en cuenta sus programas y do en que la enseñanza privada contenidos. Este profesorado do- está planteada como un negocio. cente no tiene todavía reconocido- L a escuela católica está muy su estatuto jurídico y sus derechos alejada de ser una empresa de lu- La Iglesia ve con gran preocupación el proyecto gubernamental de reforma educativa Hay una discrir la asignatu La aplicación de servir p la identidad La escuela privad; público como pue ero. Quiere ser una escuela abierta a todos, y por consiguiente nada que se parezca a clasismo o a ciases privilegiadas. Por eso, la oposición que a veces se suele hacer es una especie de manipulación del lenguaje entre escuela pública y escuela privada, escuela popular y escuela elitista o privilegiada. No, no, la escuela privada, bajo este aspecto realiza un servicio tan público como puede hacerlo la escuela estatal. Porque es un servicio en favor de la educación de los ciudadanos. Y por consiguiente, para crear ámbitos educativos que la sociedad debe tener según el derecho que asiste a las propias familias. A veces también se suele decir, bueno ya hemos cubierto la etapa de la gratuidad, ahora demos el salto a la calidad de la enseñanza. Pero no es cierto que se haya cubierto este primer intento de la gratuidad, puesto que hay bastantes tramos de la escuela llamada privada, que no está asistida por las ayudas económicas que tiene la pública. Incluso en el proyecto para la reforma de la enseñanza, también se prevé este