Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 17- 11- 87- CULTURA póg. 45 Naturalezas Españolas, de la Mayor Zaragoza: reforma sin rupturas en la Unesco mirada a la revisión histórica Setenta y cuatro artistas en el Centro Reina Sofía Madrid. J. M. Costa Ayer se inauguró en el Centro Reina Sofía una gran exposición en torno a la Naturaleza y el Arte, que comienza aquí un largo periplo por España. La muestra, compuesta por más de ciento setenta obras de setenta y cuatro artistas, abarca el período comprendido entre finales de la guerra civil y el tiempo presente. Patrocinada por el Banco de Crédito Agrícola, en cierta forma ésta puede considerarse una exposición modélica. Tal palabra, tomada en su sentido más estrecho, significa que Naturalezas Españolas (1940- 1987) representa una de las maneras posibles y sin duda necesarias de atacar la imprescindible revisión histórica que precisa el arte de nuestro país, sometido a las más sesgadas y deformadoras visiones desde hace al menos cuarenta años. Entre arte franquista y arte rojo el devenir de nuestro arte moderno ha estado sometido a todo tipo de exclusiones y actitudes atrabiliarias. Ya va siendo hora de que la democracia configure una lectura medianamente estable de tal acontecer. El propio director general del ramo, Juan Miguel Hernández León, afirmaba que esa línea de revisión histórica es el tipo de cosas que justifica la existencia de una administración He aquí una muestra. Pero la exposición no sólo es modélica por su carácter teórico, sino también porque supone el patronazgo efectivo de una institución, el Banco de Crédito Agrícola, cuya relación con el arte es cuando menos vaga, a pesar de lo cual ha e l e g i d o para su XXV aniversario esta manifestación cultural. Es necesario que ese tipo de organismos, públicos y privados, entren a fondo en estas iniciativas. Pueden deducirse de impuestos, sirven de promoción propia y son un servicio al país. Una necesidad. Pero na acaba ahí la cuestión. El mero hecho de que tan importante esfuerzo vaya a ser itinerante mediante la red de Cajas Rurales, viene a cubrir una de las peores lagunas detectables en la actividad expositora del Ministerio: su carácter eminentemente centralista, por no llamarlo cortesano. En cuanto a lo puramente estético y a pesar de que siempre falten nombres, puede decirse que esta exposición, cuyos comisarios son Ana Vázquez de Parga y Francisco Calvo Serraller, ha corregido los mayúsculos errores de la presente en París (que al parecer piensa presentarse en España, sin duda con la sana intención de traer la polémica a casa) No se excluyen movimientos significativos, aunque, eso sí, los artistas gallegos siguen brillando por su ausencia (salvo Maruja Mallo) La pluralidad de visiones desarrolladas a lo largo de estos casi cincuenta años se resumen en cinco apartados delimitados por otras tantas preposiciones: Ante, Con, Contra, Sobre y Tras la Naturaleza. Así compuesta, esta exposición resulta de una riqueza insospechada en medio del habitual sectarismo que ha presidido otras de infausto recuerdo. Pero esto es sólo el comienzo de una normalización necesaria, no el resultado final. Tal vez a ese final lleguemos cuando no haga falta preguntar, como se hizo en la rueda de Prensa, si el campesino español entenderá esto. Porque el campesino no es tonto, pero, como todos, precisa de algún criterio. Esta muestra es de las que ayudan a formarlo. Ayer tomó posesión como nuevo director general París. Juan Pedro Quiñonero Mayor Zaragoza tomó ayer posesión de su cargo de director general de la Unesco con un vibrante elogio de la universalidad y las reformas razonables que eviten la tentación de la ruptura para abordar los inevitables y prudentes cambios que logren sacar a la organización del precipicio diplomático en que se encuentra. Administrativamente, el nuevo director general está condenado a iniciar su trabajo y propio proyecto político, componiendo con una situación difícil, compleja, con muy escasos márgenes de maniobra. En verdad, el presupuesto, las grandes líneas de trabajo, los proyectos más inmediatos, apenas podrán codificarse sustancialmente, hasta la próxima Conferencia General Mientras tanto, Mayor Zaragoza está obligado a trabajar con un equipo que ya existía antes de su llegada al cargo, está forzado a aceptar un techo presupuestario con déficit considerables, y debe afrontar, desde ayer, la resistencia pasiva de muy diversos grupúsculos de presión política, diplomática, ideológica, técnica y puramente burocrática que harán muy difícil su trabajo cotidiano. Consciente, sin duda, de tales problemas graves y difíciles, Mayor Zaragoza abrió ayer un prudente abanico de alternativas, marcadas todas por la voluntad de diálogo y concertación, evi- Federico Mayor Zaragoza tando y eludiendo cualquier enfrentamiento potencial, a través de tres grandes líneas de trabajo: -Iniciar un proceso de reformas que eviten cualquier ruptura. Es decir: abrir el diálogo imprescindible para acometer unas reformas de estructuras que provocaran enfrentamientos de diversa índole. -Subrayar a la clase diplomática internacional presente en la Unesco y su periferia administrativa la gravedad y las vastas proporciones de los desafios pendientes, para intentar que las muy diversas facciones enfrentadas tomen conciencia de la dimensión potencialmente suicida de una guerra de guerrillas internas que intentase evitar las inevitables reformas. -Subrayar la urgencia con que es necesario devolver la universalidad perdida a la organización, a través de la incorporación de los pequeños Estados que todavía no son miembros de la organización, coincidiendo con el deseable retorno a la organización de los EE ULJ e Inglaterra. Sin embargo, Mayor Zaragoza es consciente de que ese doble proceso plantea problemas burocráticos, políticos y económicos que exceden, con mucho, a los límites estrictos de los poderes que la Unesco concede a su director general. De ahí, finalmente, la dimensión puramente emotiva de un proyecto político y dip l o m á t i c o de e n v e r g a d u r a común. Siete candidatos optan al Premio Nacional de lasLetras Españolas Hoy se conocerá el ganador del Premio Nacional de las Letras Españolas, con el que se reconoce el conjunto de la obra literaria de un autor español, esc r i t a en c u a l q u i e r a de las lenguas españolas. Los candidatos propuestos por las Comisiones de Especialistas en poesía, narrativa y ensayo de los Premios Nacionales son Manuel Andújar, José Luis López Aranguren, Rosa Chacel, Joan Fuster, Jaime Gil de Biedma, Mariá Manent i Cisa y Claudio Rodríguez. Madrid La candidatura de Koldo Michelena, recientemente fallecido, no podrá ser tenida en cuenta pese a que contaba entre los seleccionados, porque las bases establecen el requisito de que se trate de un autor vivo. El poeta catalán Josep Vigenc Foix fue el primer ganador del Premio Nacional de las Letras, en 1984. El antropólogo Julio Caro Baroja fue galardonado en la siguiente edición y en 1986 fue premiado el poeta vasco Gabriel Celaya. HAZLA UN HIJO DE MADERA Abusa de la razón, le va la marcha. Julio CERÓN