Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 11- 11- 87 INTERNACIONAL ABC 31 Reagan se conforma con un moderado para cubrir la vacante del Supremo El juez Kennedy, casi seguro candidato de la Casa Blanca Nueva York. José María Carrascal Parece que va a ser el juez Kennedy. Rompiendo su hermetismo habitual en estas ocasiones, la Casa Blanca ha dado a entender que el nuevo elegido para cubrir la vacante en el Tribunal Supremo será Anthony Kennedy, magistrado de Sacramento. Si después de dos fracasos sonados, Reagan quiere ir sobre seguro, Kennedy es su hombre, ya que en experiencia y aceptabilidad, pocos le ganan. Aunque no es lo que buscaba. Educado en las Universidades de Stanford, alegando que el término comparable es deLondres y Harvard, antes de enseñar él mis- masido vago y se presta a todo tipo de intermo en la de McGeorge y de practicar priva- pretaciones. Eso sólo le garantiza la mala damente la abogacía en San Francisco, Ant- disposición de los grupos feministas. hony Kennedy, a los cincuenta y un años, Pero puede que donde encuentre más opopresenta un curriculum vitae tan notable sición sea entre los citados ultraconservadocomo variado. Con Reagan trabajó siendo res, uno de los cuales, el senador Heims, de éste gobernador de California y Gerald Ford Carolina del Norte, llegó a amenazar con filile nombró para el Tribunal de Apelaciones de busterismo caso de que se le eligiese en la aquel Estado. Los que han estudiado sus ronda anterior, razón de que se escogiese a sentencias durante todos estos años dicen Ginsburg, con el resultado desastroso que que no es en modo alguno un liberal sino conocemos. Debido a ello, está un poco más más bien encaja en la categoría de conserva- apaciguado, pero contento, de ninguna manedor. Pero no en la de ultraconservador, que ra. era precisamente lo que venía buscando ¿De dónde viene la oposición de la extreReagan y el ala derecha republicana para ma derecha a Kennedy? Pues del esfumarse volcar hacia esa banda el Tribunal Supremo de sus ilusiones. El sueño de esta ala radical e intentaban hacer con los dos candidatos era inclinar el equilibrio futuro de la Corte Suanteriores, Bork y Ginsburg. Las dos veces, prema no sólo para dictar desde allí una jurissin éxito: a Bork por la decidida oposición de prudencia conservadora, sino también para un Senado controlado por los demócratas. A reescribir la dictada por la liberal Corte WaGinsburg, por la sorprendente. revelación de rren en las pasadas décadas. En particular, que había fumado marihuana. quieren anular la legalización del aborto. Y a Reagan no se puede permitir el lujo de otro tanto no llega et juez Kennedy. Pueden espefallo, porque entonces corre el riesgo de que rar de él sentencias de corte conservador, la vacante la cubra su sucesor, así que parepero no que dé marcha atrás a otras anterioce conformarse con un conservador modera- res. Se comprende, entonces, la frustación de do, que es menos de lo que buscaba en sus estos grupos, que creyendo tener ya a mano decisiones; Kennedy se ha mostrado retracti- la posibilidad de alcanzar lo que hace tiempo vo ante el activismo judicial para promover vienen buscando, ven que se les escapa. causas sociales e incluso algunas de sus Es como, del mismo modo que los liberales sentencias cayeron en dirección contraria. tendrán que contentarse con un nuevo magisPor ejemplo, aquella en la que rechazaba la trado del Supremo conservador, la derecha ¡dea de que la ley de antidiscriminación de pura tendrá que contentarse con sólo un sexos obliga a los empresarios a pagar lo conservador Siempre que Reagan no decimismo a mujeres y a hombres por trabajos da jugársela por tercera vez, como le piden comparables aunque no sean los mismos, los del todo o nada El Irangate galo enfrenta a varios ex ministros socialistas París. Juan Pedro Quiñonero Varios ex ministros socialistas, toda la Prensa nacional, varios líderes de la mayoría liberal- conservadora, presionan insistentemente a Franoois Mitterrand exigiendo, veladamente, una explicación franca sobre su propio conocimiento, afirmado y no desmentido, hasta hoy, del tráfico crapuloso de armas y municiones con Irán, del que se beneficiaron varias personalidades próximas a! partido socialista (PSF) Andre Giraud, actual ministro de la Defensa, afirma que sería interesante conocer la opinión de Mitterrand sobre un escándalo que continúa ramificándose, agregando: Está confirmado que el fraude fue denunciado a las autoridades responsables. Una exportación de armas de ese tipo no sólo afecta al ministro de la Defensa. Es necesaria, siempre, la opinión del ministerio de Asuntos Exteriores y el ministro de Finanzas, y sólo una autoridad que está por encima de esosministerios puede tomar la decisión final... Con una delicadeza verbal nada común, Andre Giraud clava un rejón de fuego, subrayando veladamente el alcance real de este problema de Estado. En tono discretamente irónico, Charles Pasqua, ministro del Interior, ha subrayado, por su parte, que los ex primeros ministros socialistas Pierre Mauroy y Laurent Fabius debían conocer ese tráfico fraudulento Comentando, a continuación, que si no lo conocían parecen dar una muestra muy ligera de su control del aparato del Estado... Utilizando la clave irónica, Charles Pasqua insiste en el alcance real del escándalo, precisando el primer escalón de las responsabilidades últimas y dejando en suspenso la verdadera responsabilidad final. Por su parte, los líderes socialistas han comenzando a admitir públicamente el alcance real de un problema canceroso. Michel Rocard, ex ministro de Agricultura, el rival convicto y confeso de Francois Mitterrand en la nueva carrera a la conquista o reconquista del Elyseo, comentaba de modo elíptico: Es mucho más sano curar una enfermedad que envenenarla con el silencio Rocard alude expresamente a la necesidad de aclarar públicamente unas acusaciones directas contra el gabinete del ex ministro de la Defensa, Charles Hernu, varios de cuyos miembros pudieran ser inculpados oficialmente por el juez de instrucción. Por su parte, Laurent Fabius ha lanzado una puñal envenenado contra la espalda de Charles Hernu, afirmando: Es cierto que si al escándalo de la venta ilegal de armas se añade el escándalo del Rainbow Warrior se trata de muchos problemas para un solo Ministerio... La alusión de Fabius no puede ser mas cruda y brutal: el ex primer ministro socialista lanza graves sospechas sobre su propio ex ministro de la Defensa, forzado a dimitir, precipitadamente, tras demostrarse, públicamente, que había mentido, reiteradamente en un problema de Estado. Ante esa nube de comentarios y declaraciones envenenadas, Francois Mitterrand guarda silencio, como una esfinge, guardando una calma aparente que no podrá prolongarse indefinidamente, siendo tan graves las sospechas y presunciones. Los contactos entre la contra y los sandinistas podrían realizarse esta semana Washington. Afp, Ap, Dpa, Efe, Reuter, Upi Las conversaciones indirectas entre los contras y el Gobierno de Nicaragua podrían comenzar muy pronto posiblemente la próxima semana, dijeron fuentes de los rebeldes y del Congreso estadounidense. El diario The New York Times Informaba ayer sobre este asunto indicando que las entrevistas se celebrarán esta semana en Washington. El diario norteamericano decía que los miembros del directorio de los antisandinistas podrían mantener una reunión con el intermediario elegido por Managua, cardenal Miguel Obando y Bravo. En Miami, Marta Sacara, portavoz de los rebeldes, declaró a la agencia Efe que no hay nada concreto sobre eso, no hay lugar para las conversaciones ni días, pero no se puede descartar tampoco Los líderes rebeldes tienen previsto viajar a Washington para mantener contactos con cancilleres y presidentes iberoamericanos reunidos con motivo de la Asamblea anual de la Organización de Estados Americanos (OEA) El periódico recoge las declaraciones de Alfredo César, uno de los miembros del directorio rebelde, que especifica las condiciones que los contras presentarán al cardenal Obando y Bravo para que las transmita al Gobierno de Nicaragua. Estas serían: primero, el reconocimiento de que los contrarrevolucionarios controlan hasta el 50 por 100 del territorio nacional; segundo, el derecho de mantener los envíos de comida y medicinas a las tropas; y tercero, continuar las comunicaciones radicales con los comandantes.