Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 A B C INTERNACIONAL Horizonte: MIÉRCOLES 11- 11- 87 Dirigido a profesionales del sector financiero interesados en profundizar en las posibilidades del marketing dentro de su actividad. Síntesis del programa: Los sistemas de información interna y externa. Diseño y desarrollo de productos financieros. Alternativas para su venta (Distribución indirecta, Marketing directo, etc. La publicidad en el sector financiero. Análisis de casos prácticos de marketing financiero. Días 23, 24, 25, 26 y 30 de noviembre y 1 de diciembre Horario: De 18,00 a 22,00 horas PLAZAS LIMITADAS Organizado por: INSTITUTO DE COMJMON SENSK Consultorio j Servicios de Markeling INFORMACIÓN: DIRECCIÓN DE CURSOS DEL INSTITUTO DE EMPRESA María de Molina, 11,13 y 15 Tels. 262 81 00 08 09- 411 65 11 94 28006 MADRID En vísperas de comenzar en Ammán la conferencia de la Liga Árabe ahora en curso, un comentarista de Radio Teherán dijo algo muy cierto: que ninguna reunión de esa Liga había tenido resultados positivos. Sin embargo, es posible que estemos en vísperas de que en esta reunión en la capital jordana se alcancen dos grandes objetivos, largamente diferidos: uno, la reconciliación entre Irak y Siria (es decir, entre Saddam Hussein y Hafez Al Assad, respectivamente) y otro aún más importante: que Egipto sea readmitido en la Liga Árabe, de la que fue expulsado cuando Sadat tuvo aquella genial y valerosa ocurrencia de presentarse ante el Knesset israelí para proponerle la paz. Esto ocurrió el 20 de noviembre de 1977, van a cumplirse ahora diez años, y el 26 de marzo de 1979 Israel y Egipto firmaron un tratado de paz, que desde entonces ha hecho un difícil recorrido sobre un alambre, pero que aun ahora se mantiene. La reacción de los países árabes contra el Egipto de Sadat fue extremadamente airada, y sólo Marruecos y Túnez, más Sudán y Omán, aprobaron aquella paz separada, si bien más tarde Burguiba se sumó al frente de rechazo de Egipto. Parece seguro, sin embargo, que la paz entre Jerusalem y El Cairo puso definitivo final al ciclo de guerras árabe- israelíes que comenzaron en 1948, es decir, desde el instante mismo en que nació el Estado de Israel. El éxito del encuentro de Ammán, qué se lo tiene bien merecido el Rey Hussein, podría redondearlo, en efecto, una reconciliación entre dos hombres que hasta ahora se han odiado de una manera verdaderamente abencerraje, los citados Saddam Hussein y Hafez Al Assad, y cuya enemistad se ha traducido, entre otras desventuras, en la de que Siria con- tinúe siendo prácticamente el amigo que le queda a Irán en la región. El abrazo entre los dos líderes árabes dejaría a Irán solo ante el mundo entero, que es lo que las gentes de Jomeini parecen haberse propuesto después de todo. Las dos reconciliaciones de Ammán, de confirmarse, vendrían a poner claridad en las posiciones políticas del mundo árabe y a favorecer un difuso pero cierto proyecto de pacificación del Oriente Medio entre los países árabes e Israel, un tablero en el que ya queda sola, como una pieza suelta, la OLP su hombre, Yasser Arafat, que lleva algún tiempo fuera de las primeras páginas de los periódicos. Encontrar en el puzzle el alvéolo donde encajar la pieza palestina es una delicadísima operación que desde hace algún tiempo se viene elaborando en la oscuridad. Los Estados Unidos están vitalmente interesados en ese asunto, y también el Rey Hussein, que es el gran pacificador del área. Pero cada vez que la pieza palestina empieza a acomodarse en el tablero, algo ocurre que lo desbarata todo, como ya les conté en ocasión reciente. Parafraseando aquello de que la vida es el conjunto de fuerzas que se oponen a la muerte, la paz es también el conjunto dé factores que se oponen a la guerra. Muchos de estos factores han sido eliminados; quedaban unos pocos más, y entre ellos, ios que pueden eliminar las reconciliaciones de Ammán a que venimos refiriéndonos. En teoría, al menos, con ellas la paz podría estar mucho más cerca, y sacar del mapa, de una vez, el viejísimo conflicto, va para cuarenta años, árabeisraelí. Este problema, combinado con la guerra Irak- Irán y su tributaria, la que llamamos guerra del Golfo, hacen especialmente deseable que los árabes se propongan, al fin, una misma cosa. Manuel BLANCO TOBSO El elevado número de papeletas en blanco y nulas empañó el referéndum italiano Roma. M. Castellví Las cifras finales del referéndum sobre la energía nuclear y la responsabilidad de los jueces confirman la primera impresión: la mayoría no está de acuerdo con la forma en que se ha hecho y lo ha transformado en protesta. Veinticinco millones de italianos- e l 54,3 por 100 de los electores- se abstuvieron, votaron en contra o con papeleta bianca. FUNCIONANDO TOTALMENTE INSTALADO EN LA MEJOR ZONA M 2 Las abstenciones fueron dieciséis millones; otros cuatro millones votaron en blanco o con papeleta nula, y cinco dieron voto negativo. Los votos favorables, aunque suman veintiún millones, son menos de la mitad del electorado. Sólo el 45,7- una minoría amplia- ha dicho sí al referéndum. TeL 442 78 22 mo modo, las papeletas blancas o nulas suelen ser pocas. Hay quien quiere echar la culpa del aumento de los votos nulos a Adriano Celentano. El sábado por la noche, en un programa de televisión, el popular cantante hizo un mitin ecologista. El verdadero sentido de esta huelga de Estos datos son especialmente significativotos caídos es un mensaje a los políticos vos, si se tiene en cuenta la tradicional parti- para que, en vez de pasar la pelota a los cipación de los italianos en las votaciones. electores, sea el Parlamento quien sé encargue de tomar las decisiones y legislar. Los Un 80 por 100 o más vota en las- elecciones partidos italianos están abusando del referénpolíticas, e incluso en anteriores referendums el mínimo había sido un 78 por 100. Del mis- dum y han llegado a cansar a la gente.