Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 28 TRIBUNA ABIERTA MIÉRCOLES TT- T 1- 87 EMOS heredado de tiempos pasados una autocomplacencia generalizada para todas nuestras cosas. Nos encanta, gracias a una propaganda a través de los medios de comunicación, sea por la letra, sea por la imagen, repetir constantemente nuestras virtudes y nuestras excelencias. Esto, posiblemente, además de representar, como decimos, una costumbre muy anclada en el régimen pasado, ahora objeto de censura diaria, es posible que obedezca a constantes españolas, mucho más viejas y basadas en un patriotismo jaranero y folclórico, que tanto daño nos ha hecho a través del tiempo ocultándonos muchas veces la más evidente realidad. Esto ha sucedido y está sucediendo recientemente en grado superlativo con relación a Madrid. Todos los días oímos cantar a los gobernantes las excelencias de Madrid, y hasta llegamos a pensar que se trata de una de las primeras capitales de Europa en todos los aspectos: la más moderna, la más alegre, la más vita! la de más alicientes para el turismo, la más movida y estimulante, etcétera. Ahora hemos llegado a la conclusión de que ninguna capital europea ostentaría con más brillo y esplendor el título de Capital Europea de la Cultura. Mientras todo nos lo guisamos y nos lo comemos, como Juan Palomo, no pasa nada, y nos sentimos tan contentos regalándonos constantemente los oídos con cantinelas que llegan a producirnos una cierta borrachera, de autosatisfacción. Pero, ¿qué pasa? que si bs propósitos salen al exterior y jueces neutrales analizan las pretensiones madrileñas, las cosas cambian y se produce el desengaño que trae consigo la realidad. No se trata de que digamos nosotros que somos los mejores, sino que lo digan los demás. Y esto ha pasado en estos días con Madrid, con objeto de analizar los méritos que adornan a nuestra capital para ostentar el honroso título de Capital Europea de la Cultura. Parece ser que en el mes de julio visitaron Madrid varias personalidaes europeas con el fin de estudiar las condiciones que ofrece nuestra ciudad para ser capital cultural de Europa en 1992 (véase ABC del 27 de octubre de 1987) Dichas personalidades se asombraron y escandalizaron al descubrir en el centro de la capital la situación de abandono en que se encuentra desde hace muchos años el palacio de los marqueses de Linares, obra realizada por el arquitecto belga Ombroecht en el siglo pasado. Esto es precisamente a lo que yo me refiero, al choque de la ilusión y propaganda embriagadora con la realidad seca y cruda. ¿Qué ciudad de Europa, y no digamos de las de primer rango, tiene una mancha semejante, tan visible y descarada? ¿Se podría concebir que en el centro monumental de París, Viena, Roma, Amsterdam, Londres, donde quiera que sea, un magnífico palacio vaya, día a día, cayendo visiblemente en ruinas, lo mismo que un árbol seco va perdiendo no sólo sus hojas y sus ramas, sino la corteza de su tronco que se desprende carcomida? Pues esto es la triste situación que desde hace más de veinte años arrastra el palacio de Linares, situado en la plaza más emblemática de Madrid, dónde se levantan el mag- H MADRID, CAPITAL DE LA CULTURA ciones aparecidas en la Prensa, no solamente realizarían esto, sino que pondrían el palacio Por Fernando CHUECA GOITIA restaurado a disposición del Gobierno esnffico edificio del Banco de España, obra de pañol y del Ayuntamiento para que en su Adaro y Sainz de la Lastra; el Ministerio de la marco pudieran tener lugar todo tipo de maniGuerra y sus jardines, antiguo palacio de los festaciones culturales con un carácter abierto duques de Alba, y el espectacular edificio de y generoso donde lo primero que se lograría Correos y Comunicaciones, obra del genial es que el palacio quedara abierto al público Antonio Palacios. Esta plaza tan visible y ca- como un extraordinario museo de lo que fue la arquitectura, la decoración, el racterística está presidida ademobiliario y el arte de una épomás por una de las fuentes moca, finales del siglo XIX, que numentales más bellas y casticada día recibe más atención zas, la de Cibeles, que proyectapor parte de los críticos, los hisra don Ventura Rodríguez y toriadores del arte y los aficionaejecutaran los escultores Frandos y gentes de buen gusto. cisco Gutiérrez y Roberto Michel. Pero ahora surge otra reacción Pues, sí, señores, en este amtípicamente española. Después biente el palacio de Linares, tal y de haber mantenido esta situacomo hoy se encuentra, es una ción que nos abochorna, ahora afrenta no sólo a la ciudad, sino salta de golpe la honrilla nacio, a la cultura en general y miennal y un mezquino y mal entenditras, nosotros, adormecidos, no do espíritu patriótico. Parece que nos cansamos de cantar la cultunos deshonra el hecho de que ra madrileña dando pruebas eviuna fundación internacional, dentes de lo contrario. No es de F. Chueca Goitia compuesta por alemanes, franextrañar que una serie de persoArquitecto ceses e ingleses restaure este nalidades europeas, con los ojos palacio que nosotros hemos tenilimpios de telerañas, vean lo que do largos años abandonado. ¿Es es la cruda realidad. Yo podría hablar mucho, pero esto no es que todavía no nos damos cuenta de que esahora del caso, de la torpeza con la que se tamos integrados en Europa? Parece que no, ha llevado todo el asunto de la restauración, pues mientras nos vanagloriamos de ello, cuando se trata de considerarlo como un lonunca alcanzada, del palacio de Linares. Yo gro político de éste u otro Gobierno, nos matuve una intervención muy directa en todo nifestamos con un espíritu mezquino y provinello y me propuse en un tiempo lograr solu- ciano en problemas como este que nos ocuciones a través de la Dirección de Bellas Ar- pa. Si somos miembros de la CEE, debemos tes, pero fracasé. serlo con toda alegría y satisfacción y el que una fundación europea nos ayude en una Era entonces propietaria del palacio la Confederación Española de Cajas de Ahorro, empresa cultural como la que parece que se que dio soluciones interesantes muy correc- dibuja, no solamente debemos alegrarnos, tas y respetuosas para lograr que este baldón sino sentimos orgullosos como españolesurbano se subsanara, pero no hubo forma, europeos. Eso demostraría que, de verdad, todo se hundió en la maraña inextricable de somos parte integrante de Europa. Si, por e! la burocracia municipal, gerencial, autonómi- contrario, el hecho despierta una especie de amor propio de campanario, impropio del ca y via dicendo urbanística. Ayuntamiento de Madrid, que, al parecer, se Con estas dificultades administrativas, la siente herido porque el palacio de Linares reConfederación de Cajas de Ahorros llegó a presente la convergencia de un nuevo espíriun comprensible hastío, dicho lisa y llanatu europeísta. mente llegó a aburrirse y abandonó todo empeño de reconstrucción. En esta situación Si no cambiamos mucho de mentalidad vauna empresa privada, dirigida por un gran armos a sufrir tristes desengaños. Vamos a quitecto, adquirió el inmueble a la Confedera- comprobar que una cosa es un orgullo mal ción y se propuso, a su vez, lograr alguna soentendido y otra cosa es una realidad; que lución razonable. Esta empresa, TESEO, sipensar que podemos ser candidatos indiscutigue siendo la propietaria del palacio de bles para una capitalidad cultural, cuando Linares. desgraciadamente nuestra ciudad está llena de pintadas, de cartelones de pueblo lanzaAhora se presenta al parecer una oportuni- dos de árbol a árbol, o de farola a faroía, de dad magnífica. Una fundación europea, finan- chiringuitos y quioscos de refresco, de una ciada con capitales alemanes, franceses e in- vulgaridad tercermundista en los mejores amgleses, se propone comprar el palacio con bientes urbanos de la ciudad, cuando vemos sus aledaños a la empresa TESEO y llevar a las calles sucias llenas de papeles, con basucabo de una manera generosa y altruista una ras por el suelo que no se recogen o se recorestauración a fondo del famoso palacio para gen mal, cuando vemos arterias como la calle convertirlo en un ejemplo de ¡o que podría de Alcalá con una iluminación macilenta de ser un Madrid culto y a nivel europeo. Los báculos de carretera, cuando vemos algo tan promotores de este proyecto, según informainaudito cómo un Museo del Prado, que no nos pertenece a nosotros, sino al mundo, sujeto a huelgas incontroladas y a pique de teiridéfiriidos. Cuando contempla OFICINAS (700 m) CON ALMACEN- PAMING (4 1 m) ner cierresesto es un tanto incomprensible mos todo Zona PradiHo. Alquiler 1.000.000 mensual que nos tengamos por la primera capital cul Teléfono 402 01 02 tural de Europa.