Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
FILATElí Javier LINARES Román TORAN J. L. MARTIN DESCALZO Esquinas fechadas La Federación Española de Sociedades Filatélicas ha solicitado de Correos que el Servicio Filatélico sirva a todos los abonados interesados los bloques correspondientes a las esquinas fechadas de los pliegos que presentan esta peculiaridad. Lo cual significa, en otras palabras, que la afición a las esquinas fechadas se extiende rápidamente entre nuestros coleccionistas desde que, en junio de 1985, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre iniciara la práctica, ya común en otros países europeos, de marcar en determinadas series la fecha de fabricación en el ángulo inferior derecho de cada pliego. Esta innovación afecta hasta ahora a los sellos de la nueva serie básica del Rey y, últimamente también, a los de la serie Expo 92 que tienen el mismo carácter básico e irán acomodándose en el futuro a los sucesivos cambios de tarifas sin variar su diseño. La afición a estos bloques de esquina, inspirada en las denominadas coin dates de los sellos franceses, ofrece la posibilidad de reunir todas las fechas sucesivas de estampación de un mismo valor y serie, con el fin de estudiar una emisión durante un largo período de tiempo, y analizar las variaciones experimentadas en su papel, tintas, recubrimientos fosforescentes, dentados, etcétera, en las distintas tiradas. Otro aspecto no tan grato es el del encarecimiento de estos bloques de esquina, ya que su número es sensiblemente reducido con respecto a los restantes sellos de cada pliego. Y en filatelia, como en todo, escasez o rareza son sinónimos de encarecimiento inmediato. Suponiendo que se acepte la sugerencia de FESOFI, ¿servirá Correos estos pliegos de esquina a su valor facial o les aplicará un recargo? En cualquier caso, serán, sin duda, muchos los coleccionistas interesados en adquirirlos por este conducto oficial, ya que hasta ahora sólo es posible conseguirlos contando con la complacencia o complicidad del expendedor, a menos que se compren los pliegos enteros. Inconvenientes que desaparecerían si la FNMT se decidiera a incluir el año de emisión de estos sellos al pie del motivo, como ocurre con los demás efectos postales españoles desde hace pocos años. Todos los coleccionistas tendrían así idénticas oportunidades de completar las sucesivas tiradas sin efectuar ningún desembolso adicional. Aunque entonces habría desaparecido un estímulo importante: la obsesión del coleccionista es, a fin de cuentas, tener algo único, si no escaso. Y eso se lo proporcionan los bloques de esquina fechados, que parecen suscitar hoy el mismo furor que antaño los sellos de tira, procedentes de máquina expendedora, provistos de números al reverso. Del torneo de Tilburg Inteligencia hospitalaria El tradicional torneo de Interpolis, que anualmente se celebra en fa localidad holandesa de Tilburg, ha al. canzado en su edición de 19 la categoría 15. Sin embargo hay que tener en cuenta que participan tan sólo ocho jugadores, quienes disputarán el certamen a doble vuelta. He aquí una interesante partida de la tercera jornada, en la que el gran maestro Hubner oate a su colega Korchnoi de forma fulminante. Blancas: Hubner- Negras: Korchnoi Me parece que hay dos formas fundamentales de organizar la propia inteligencia: como un baluarte o como un hotel. La gente que tiene inteligencia- baluarte vive a la defensiva. Son personas que están absolutamente seguras de sí mismas y de sus ideas. Ya lo saben todo. ¿Qué podría venir de fuera que no fuese un enemigo? Por eso se encierran en su castillo interior. Desde las almenas, desde los portillos y aspilleras vigilan, flechas en mano, por si alguien se acerca, dispuetos a disparar antes de que lleguen al portón. Desconfían de toda idea nueva. Se limitan a rumiar y rumiar las que ya tienen. Y van progresivamente endureciéndolas dentro de su cerebro y de lo que tienen en lugar del corazón. Los que, en cambio, entienden la inteligencia como un hotel se pasan la vida con las puertas abiertas. Desean que alguien llegue con nuevas ideas, porque piensan que, con ellas, se enriquecerán. Practican aquello que escribía Ortega y Gasset: Sea hospitalaria nuestra inteligencia y enseñémosla a gozarse, cuando a nuestra puerta llame un extraño, una idea o una emoción con la que no contábamos. Ni que decir tiene que yo apuesto por este segundo tipo de alma. No porque crea que uno ha de pasarse la vida cambiando de ideas. Tampoco piense que todo lo que viene de fuera es, sin más, positivo. Sino porque pienso que, efectivamente, como también decía Ortega, no hay cosa en el Orbe por la que no pase algún nervio divino No, nunca creeré que la inercia sea buena para el alma. Siempre pensaré que no debo encastillarme en lo que creo bueno, porque tal vez creo que es bueno aquello que me resulta cómodo, habitual. Sé que hay mucha más realidad de la que yo he descubierto hasta ahora. Y entiendo que hay otras personas que me pueden ayudar a descubrir esa zona de realidad a la que aún no me he asomado. Como es lógico, recibo las ideas de fuera pasándolas por el tamiz de la crítica. No soy, no quiero ser un tragalotodo. Pero la crítica no es sólo rechazo. La crítica es una mezcla de aceptación y de rechazo; esto sí, esto no, desde aquí no, hasta aquí sí. ¡Pero qué gozo cuando una idea nueva me enriquece! Muy orgulloso tendría que ser uno para crerse que ya lo sabe todo. Muy tonto para preferir la monótona coincidencia de que todos pensasen como yo a la estupenda pluralidad en la que todos podamos enriquecernos los unos a los otros. Flaubert lo dijo muy bien: El ideal sólo es fecundo normalmente cuando se hace entrar todo en él. Es un trabajo de amor y no de exclusión. Por eso me encanta leer y escuchar. Me gusta más que hablar y escribir. Y no sabría hablar y escribir si antes no hubiera escuchado y leído mucho. Quiero que mi inteligencia sea una casa abierta. Y no un castillo belicoso. 59 +1 w s. 1. P 4 R, P 4 R; 2. C 3 AR, C 3 AD; 3. A 5 C, P 3 TD; 4. A 4 T, C 3 A: 5. 0- 0, CxP (esta es la variante abierta de la defensa Morphy, línea favorita de Korchnoi contra la apertura española, en lugar de la cerrada 5... A 2 R) 6. P 4 D, P 4 CD; 7. A 3 C, P 4 D; 8. PxP, A 3 R; 9. CD 2 D, (todo esto es muy conocido. Aquí las alternativas principales son 9. P 3 A y 9. D 2 R. Hubner se decide por la continuación que se puso de moda a raíz del match Karpov- Korchnoi para el título mundial de 1981) 9... C 4 A; Í 0. P 3 A, A 2 R (después de 10... P 5 D- 11. A x A C x A 12 P x P C 3 AXPD; 13. C 4 R! como se jugó en el citado match las blancas obtienen ventajosas perspectivas) 11. A 2 A, A 5 Clcede 3 R al C 4 A v amenaza CXPR) 12. T 1 R, D 2 D; 13. CÍA, jotra posibilidad es 13. C 3 C, C 3 R; 14. P 3 TR, A 4 T; 15. A 5 A, CD 1 D; 16. A 3 R, como ocurrió en una partida del match Karpov- Korchnoi, de 1978) 13... T 1 D; 14. C 3 R, (vemos que esta idea tiende a presionar sobre el centrov flanco de rev) 14... A 4 T (si 14... A x C 15. D x A CXP; 16. D 3 C, C 3 C; 17. C 5 A, con fortísímo ataque, ya que si 17... 0- 0? 18. TxA CxT? -19 DxP mate, y si Í 7... C 3 R; 18. Í 4 TR! P 4 TR; 19. TxC! decide, pues si 19... DxT; 20. CxP y si 19... PxT- 20. DxC 15. C 5 A, 0- 0: 16. CxA CxC: 17. P 4 CD, C 5 T? (un intento de llevar la lucha a un agudo terreno, pero que es un grave error. Mejor era 17... CíR v aún 17... t 5 R! pues si 18. AxC, PxA: 19. DxD, f x D 20 TxP? T 8 D -21. T 1 R, AxC! o bien 21. CÍR, A 3 C, 22. T 3 R, C 4 D; 23. T 2 R, A 6 D, gana material) Ver diagrama 18. A x P R x A (si 18... R 1 T; 19. A 2 A, CxP; 20. D 4 D! AXC: 21. PxA, C 5 T; 22. D 4 T +o bien 20... C 5 T: 21. P 6 R! Pxp; 22. D 4 T, P 3 C; 23. C 5 R, DÍR; 24. ASC, ganando) 19. P 6 R! y las negras abandonaron tras esta sutil y contundente jugada. Si 19... AxC; 20. D 3 D A 5 R- 21. T 3 T gana la dama, y si 19... PxP; 20. C 5 C R 3 C; 21. P 4 C! o aún 20... RÍT; 21. C 7 Á doble, R 3 C; 22. C 5 R