Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 8- 11- 87- LA FIESTA NACIONAL -ABC, pág. 97 Ortega Cano: Todavía me encuentro muy débil Acepto la factura que hay que pagar para ser figura Madrid. Luis García La temporada 87 ha tenido en Ortega Cano a uno de sus principales protagonistas. Con unos comienzos por debajo de lo esperado, el de Cartagena se reencontró a sí mismo durante la feria de San Isidro, en la que constató de nuevo su categoría de primera figura, con plaza entre los triunfadores del ciclo. Mantuvo su destacada posición hasta la última corrida, en la feria del Pilar, donde pagó con su sangre un nuevo tributo al éxito. Desde hace unos días, Ortega Cano se repone en su casa de San Sebastián de los Reyes de una de las cornadas más serias de estas últimas temporadas, que hizo temer lo peor en los primeros momentos, pero que la Virgen del Pilar a través de las sabias y certeras manos del doctor Val Carreres dejó en un tremendo susto. ¿J o s é cómo se encuentra? -Bien dentro de lo que cabe. Esto va muy despacito. He perdido más de seis kilos y estoy todavía muy débil. Ortega Cano Lo acuso en cuanto hago cualquier esfuerzo, por pequeño que éste sea. ¿Eso es normal? -Sí, según me han dicho los médicos que atienden mi recuperación. Yo quisiera estar ya repuesto, pero me dicen que tenga paciencia y que no me precipite. Que hay que darle tiempo al tiempo. ¿Le duele la cornada? -Está prácticamente cicatrizada, aunque todavía los orificios de los tubos de drenaje están sin cerrar del todo. Pese a ello, lo más molesto son las fracturas de las tres costillas, y de los ligamentos costales, que me impiden descansar debidamente. Pero esto no es nada comparado con los dolores de los primeros días, y los inconvenientes de soportar tantos tubos dentro del cuerpo. Llegué a tener seis, entre drenajes y sondas. ¿Los de la UVI fueron los peores momentos? -Los más duros. Nadie sabe lo interminable que se hace el tiempo allí metido. Inmóvil, en la soledad de un recinto, donde la comunicación sólo se producía brevísimámente con la enfermera que pasaba a cumplir con su trabajo de vigilancia. ¿Sabía usted en esos momentos la gravedad de su estado? -Intuitivamente me daba cuenta de que esta cornada había sido más fuerte que otras. Hasta que no me trasladaron a una habitación normal no me enteré de su magnitud y de lo que podía haber ocurrido. -H a pagado usted un alto precio a sus triunfos en la temporada. -Esta vez la factura ha sido bastante elevada. Pero a ello debemos de estar acostumbrados los toreros. Es parte de nuestro tributo a la profesión, que, por otra parte, tiene tantas cosas bonitas, que hacen olvidar pronto estos malos ratos. -José, ¿por qué cogen los toros? -Es su obligación. Cuando no se está a gusto en la cara del toro, no es frecuente que se produzca la cogida. En cambio, cuando se torea asentado, sin ventajas, entregado a la embestida, está dentro de lo posible que surja la cornada. Los toreros que intentamos hacer las cosas con pureza pocas veces nos levantan los toros los pies del suelo sin meternos el pitón. -Hablemos si le parece de la temporada, que no empezó para usted con viento favorable. -Después de una larga temporada americana me costó un poco cogerle de nuevo el aire al toro español. Fueron tres o cuatro corridas en las que no me centraba como es debido con las embestidas. En Jaén empezó a encarrilarse la cosa, y a los pocos días en Sevilla cuajé una faena que caló en aquella afición, aunque no lograra ninguna oreja. -A l parecer fue suficiente para dejarse la puerta abierta... -Me consta que dejó huella y para mí eso fue suficiente. Voy a estar en muchas Ferias de Abril, y acabaré, como ocurrió en las Ventas, por conseguir el espaldarazo definitivo de aquella cátedra. -En San Isidro, Madrid le renovó el salvoconducto de figura. A partir de ahí se afianzó- Los triunfos en las Ventas me dan mucha moral. Incluso en los años en que toreaba poco, contaba con un público que me alentaba y animaba, y que me ha ayudado mucho en mi carrera. Ahora me miden con otro rasero, y me exigen más, pero continúan siéndome fiel. -Después del toro de Felipe Bartolomé, el día de la puerta grande, vinieron otros también importantes... -Este año he tenido la suerte de redondear media docena de faenas que me han satisfecho plenamente. Recuerdo un toro en Alicante, otro en Barcelona, otro en Almería, en Granada, en Santander y en Salamanca. También en Francia he tenido tardes muy completas. ¿La entrega ha sido quizá su principal característica a lo largo de la temporada de mil novecientos ochenta y siete? Para no perder posiciones, el único camino que conozco es el de no regatear esfuerzos. Me ha costado mucho llegar arriba. -Noto su ánimo como si nada hubiera pasado... -Anímicamente me encuentro bien; y decidido a mantener al menos el mismo ritmo que antes de la cornada. Para ello retrasaré cuanto sea necesario el momento de la reaparición, aunque tenga que renunciar á buena parte de las muchas corridas que tengo contratadas este invierno en América. OPERACIÓN DE MIOPÍA Y ASTIGMATISMO INFORMACIÓN La técnica de la QUERATOTOMIA RADIAL es para quitar la dependencia de las gafasvy lentes de contacto Se realiza en personas que tengan su miopía estabilizada y ojos sanos. Como máximo, reduce ocho dioptrías. En caso de más de ocho, se reduce el grosor de los cristales. Una operación de diez minutos, anestesia local y veinticuatro horas de oclusión ocular. No hospitalización. Experiencia de más de 2.000 casos operados, con resultados satisfactorios, método Fyodoróv y técnica desarrollada en Estados Unidos. Clínica con dedicación exclusiva en esta técnica. CENTRO OCULAR DE MIOPÍA RINCÓN y -i N Vi V Agustín de Foxá, 25,6. a planta Teléfono (91) 7339563 MADRID MUEBLES DE OFICINA VENTA DIRECTA (1.800 x 800) (IÍTMGBEL 2.335 C Costa Rica. 13. Teléf. 458 81 96 (Metro Colombia) C Máiquez, 3. Teléf. 274 00 07 (Junto a la Casa de la Moneda) Odontología: URGENCIAS. Servicio 24 horas en Clínica Barragán. Todos los días de la semana incluidos sábados, domingos y fiestas, el servicio de Odontología de Clínica Barragán estará abierto a partir de hoy, las 24 horas del día. Avda. Pío XII, 22 Tel. 457 17 43 HIPERAUTO A Y A L A 6 4- I JMft MOTOR, S. A. -276 M 276 59