Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 8- 11- 87- DEPORTES ABC, pág. 71 04: Lanoche que el Atletico hizo naufragar al Madrid Menotti le ganó la partida a Beenhakker en todos los terrenos de la estrategia Cuando se juega un partido tan serio y cuajado de enseñanzas técnicas, como lo ha hecho el Atletico de Madrid, en la noche negra del Real Madrid, no puede sorprender ningún resultado. Visto en el terreno rebosante de agua nadie debe pensar que ha sido una exageración. Desde la lógica que proporciona la estadística y Cuando un equipo, tiene un descalabro del calibre 133, como la chica boom y ese equipo venía rodando bien- e n línea sobresaliente y en gracia de goles- se necesita ofrecer una explicación que no resulta fácil. Sin dramatizar en estos vaivenes que produce el fútbol, lo primero que parece justo es atribuir a las virtudes del Atético este golpe de efecto que pone la Liga en línea del mayor interés. Ha valorado muy bien la importancia del choque el conjunto de Menotti, y lo ha preparado admirablemente, en el plano sicológico y técnico. Aunque ya se sabe que los entrenadores hacen planes durante toda la semana y, luego, son los jugadores los que han de cumplir las explicaciones de las clases teóricas, el esquema ha salido ajustado. Un centro de campo fuerte, una defensa firme en el centro y veloz en las aperturas laterales, más la baza de un único delantero- Salinas, que sabe nadar con el balón en los pies- sorprendió en excelente colocación y escalonamiento. Futre se sumaba hasta las mismas barbas de Buyo, en cuanto se descuidaban los blancos, y todos se anticipaban a un Madrid encogido, supongo que mentalmente, también, después de la tanda de buenos partidos resueltos con fútbol de alta escuela y eficacia de goles. ¿Por qué ha perdido, entonces, el Real Madrid? ¿Y por qué ha perdido con tanto bulto? En primer lugar, ya queda dicho, porque su rival ha preparado mejor el compromiso. Y en segundo lugar, porque los líderes de la Liga se han dormido en la confianza y han creído que siempre se puede remontar un gol después del descanso. Menotti le ha ganado la baza estretégica a Beenhakker, practicando el fuera de juego con elegancia y frenando en seco la posible iniciativa del Madrid. Es posible que el arbitro tuviera algún error, pero de escasa importancia. Se le escapaba la fuerza al campeón, en protestas nada prácticas, mientras el reloj y la evidencia ponían en el ambiente el reflejo de un equipo visitante mejor, dispuesto a llevarse los puntos. Antes del primer gol, Landáburu y Salinas habían enviado la carta de presentación, y antes de cumplirse los primeros cinco minutos Futre se había atrevido a disparar sobre Buyo a menos de tres metros de distancia. El cambio de mareaje- San- Entre Futre y Julio Salinas rompieron el esquema defensivo de los campeones desde la sorpresa que cualquier aficionado haya podido sentir, una vez enterado de los movimientos del marcador, sí se comprende la rareza de una cosecha de goles tan abultada. El Atletico de Madrid la ha merecido, desde la siembra de un conjunto que ya está dando una medida grande. Todo el Madrid naufragó. Mejor para la emoción de la Liga, que no era cosa de uno, romo se ve... Para terminar de explicar el escaso rendimiento del Madrid, con el severo correctivo que representa cuatro goles en casa, sin respuesta alguna, es obligado referirse de nuevo a la reflexión conservadora de Beenhakker. ¡Claro que es él quien tiene que hacer el equipo, y no los aficionados! Pero algunas veces conviene escuchar la voz de la afición. Y, en todo caso, hacer lo que crea conveniente, ¡faltaría más! No sacar a Llórente, de en. trada, después del segundo tiempo asombroso del miércoles pasado, es provocar el desánimo del muchacho. Sobre todo, porque el equipo no estaba fresco, sino todo lo contrario. Además del agotamiento de Míchel y, posiblemente, también de Martín Vázquez y Butragueño, la baja forma de Solana, el estado físico de Gordillo y la lentitud de Jankovic- que anda más deprisa en aprender palabrotas, que en mover a su equipo- requerían algún cambio que, desde luego, no hubieran ofrecido peor resultado que ese cero- cuatro sin apelación. Ahí es donde se debe reflexionar... Beenhakker ha querido sosteneHa y no enmendalla actitud que está en su derecho y en sus responsabilidades. Lo único que choca es que se enfade por la solicitud de los aficionados... No debe extrañar, pues, que ante este equipo lento y confiado, agobiado por los golpes del miércoles y por la presión sicológica de tantos partidos compremetidos y con la obligación de ganar haya brillado un Atletico bien mentalizado para la aventura de doblegar al Real Madrid. Alemao, Eusebio y Landáburu han bordado un fútbol rápido, con sentido de la anticipación. Futre y Salinas se han bastado para hacer mella en la defensa adversaria. Sin apelación alguna, el Atletico de Madrid ha arrollado al Real Madrid, y todavía podría haber barrenado más hondo en el marcador, hasta convertirlo en una cifra de escándalo. Luis PRADOS DE LA PLAZA Julio Salinas chis por Solana- destacaba todavía más la capacidad de Julio Salinas para desenvolverse en este campo encharcado. Solana atraviesa un mal momento de juego y, por contra, parecía que todo el Atletico estaba bien entrenado para el agua, desde el otro partido televisado sobre una laguna. El desplazamiento de balón y la jugada en corto o en largo, con más rapidez siempre, encajaban en la confianza de un equipo que está escalando juego y forma, aparte de los puntos. Así jugaron Real Madrid Buyo: Todavía salvó su puerta de mayor infortunio. Notable. Chendo: Intentó sin éxito su apoyo arriba. Aprobado. Tendillo: Falló más de lo acostumbrado. Aprobado. Sanchis: Las faltas con protestas se notan más. Aprobado. Solana: Debe olvidar este partido cuanto antes. Suspenso. Gordillo: No debió salir en malas condiciones. Aprobado. Míchel: Se le nota fatigado y con menos fuerzas. Aprobado. Jankovic: Lento y con mala educación deportiva. Suspenso. Martín Vázquez: Luchó a ratos nada más. Aprobado. Hugo Sánchez: Sus intentos resultaron inútiles. Aprobado. Butragueño: Escondido y sin continuidad. Aprobado. Llórente: Entró en plena desilusión de todos. Aprobado. Santillana: Sin calificar. Atletico de Madrid Abel: Muy atento a su área y con todos los reflejos. Notable. Tomás: Marcó bien y ganó en rapidez a todos. Notable. Arteche: Sobrio, sin contemplaciones. Aprobado. Goicoechea: Bien, recuperado de su lesión. Aprobado. Juan Carlos: Por las alas no entraban los blancos. Notable. Eusebio: Muy trabajador y con sentido de apoyo. Notable. Aiemao: Excelente en la distribución del juego. Notable. Landáburu: Pieza fundamental en el Atletico. Notable. López Ufarte: Sólo algunas cosas suyas. Aprobado. Julio Salinas: Rompió la defensa del Madrid. Sobresaliente. Futre: Individual, pero veloz y con mucha clase. Sobresaliente. Quique: Cumplió con la misión de refresco. Aprobado. Setién: Sin calificar. -Ficha técnica- Real Madrid: Buyo, Chendo, Sanchis ¿antillana, m. 77) Tendillo, Solana, Míchel, Jankovic, Martín Vázquez, Gordillo (Llorente, m. 56) Butragueño y Hugo Sánchez. Atletico de Madrid: Abel, Tomás, Goicoechea, Arteche, Juan Carlos, Eusebio (Quique, m. 58) Alemao, Landáburu, López Ufarte, Julio Salinas (Setién, m. 76) y Futre. Arbitro: Enriquez Negreira, correcto. Tarjetas amarillas a Míchel, Sanchis y Arteche. Expulsó a Jankovic por insultarle, en el m. 38. Goles: 0- 1, m. 10: Julio Salinas, después de dejar sentados a Solana y a TendiHo. 0- 2, m: 51: Futre, que había recibido de Eusebio y paró, amagó, quebró y colocó el balón con perfección. 0- 3, m. 74: López Ufarte en jugada personal con anterior colaboración de Futre. 0- 4, m. 84: Solana, en propia puerta, para rematar una noche de espanto.