Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 8- 11- 87- MADRID -ABC, póg. 51 La semana Atasco: La capital sufrió el jueves uno de los mayores atascos de tráfico de la historia. Un gran número de trailers de gran tonelaje cerraron, en señal de protesta, todos los accesos a la plaza de la Independencia. Las retenciones se fueron extendiendo como una onda expansiva, llegando a colapsarse toda la zona sur. Carreteras: Las carreteras de la Comunidad autónoma están en el mismo estado que hace casi treinta años. Desgraciadamente, son semejantes, en algunos casos, a las del Tercer Mundo declaró a ABC el alcalde de Pozuelo de Alarcón. Seguridad: La Comisión de Seguridad que investiga el siniestro de los Almacenes Arias se reunió por última vez, con las comparecencias de Luis Larroque y el jefe de bomberos, José Pascual. Las conclusiones se presentarán a finales de este mes o principios de diciembre. Bomberos: Continuaron las protestas de los bomberos para pedir la dimisión de su director, José Pascual. En esta ocasión lanzaron varios miles de metros cúbicos de espuma alrededor de la fuente de Cibeles, mientras retenían el tráfico. Estado de la Región: El presidente de la Comunidad, Joaquín Leguina, pronunció su discurso del Estado de la Región ante la Asamblea Autonómica. Pasó revista a la política regional y pidió que no se ataque, desde la Cámara regional, al Gobierno del PSOE. Sahagún: No me importa colaborar, aunque lo que se realice lo capitalice este alcalde, porque estoy dispuesto a gobernar Madrid desde la oposición dijo Agustín Rodríguez Sahagún, portavoz del CDS en la Corporación. Asimismo, se refirió a la actual situación en la Casa de la Villa y a la gravedad de lo ocurrido con el Palacio de Linares. Urbanismo: El alcalde, Juan Barranco, entregó los premios de Urbanismo y Arquitectura 1986. Todas las actuaciones- -dijo- -inciden en su espacio urbano y contribuyen a la mejora del medio. Droga: La creación de una Comisión Antidroga en el Ayuntamiento sorprendió a muchos observadores que recuerdan que fue un concejal socialista quien pidió la legalización del porro. Ahora se ha llegado a pedir que la Asociación de Consumidores del Cannabis (hachís) forme parte de la Comisión. Por la noche, las calles vacías de la ciudad, escenario mortal para muchos conductores La mayor parte de estos accidentes se producen durante el fin de semana Madrid. Agustín de Grado La conducción nocturna por las calles de la ciudad es cada día más peligrosa. De las 127 personas que perdieron la vida durante el pasado año en accidentes urbanos, el 50,3 por 100 lo hicieron circulando entre las diez de la noche y las cinco de la madrugada, la gran mayoría durante los tres días del fin de semana. pocos coches que circulan aumenta. Sin embargo, el oficial Valdivia piensa que el problema no reside tanto en la velocidad punta que los conductores nocturnos puedan alcanzar como en la facilidad de aceleración (reprise) que ofrecen los vehículos modernos, que en muchos casos alcanzan los 100 kilómetros a la hora en el corto espacio que hay entre semáforo y semáforo Las noches del fin de semana son las más trágicas. Madrid- d i c e Valdivia- es una ciudad muy aficionada a la vida nocturna. Si a los casi dos millones de vehículos añadimos las copas y la juerga del viernes y el sábado por la noche... los resultados son los siguientes: el 46 por 100 de las víctimas mortales se producen entre la noche del viernes y la del domingo. Sin lugar a dudas, -y con gran diferencia sobre las demás, la M 30 es la vía donde se producen mayores accidentes (cerca de 800 el año pasado) Las razones, a juicio del oficial Valdivia, s o n o b v i a s Es la v í a q u e mayor volumen de tráfico soporta diariamente y, dado que muchos conductores la consideran como una auténtica autopista, la velocidad de circulación por ella es bastante alta Con 12 muertos durante 1986 figura el paseo de Extremadura. Y tras él, son lugar de frecuentes accidentes mortales, casi siempre nocturnos, las calles de Alcalá, la avenida de América, la avenida del Mediterráneo y el paseo de la Castellana. Una cosa es evidente. La gran mayoría de estos accidentes nocturnos en la ciudad se producen por no respetar las normas de circulación. ¿Cómo luchar contra esto? -s e pregunta José María Valdivia- No se trata de incrementar la vigilancia, que ya existe a través de patrullas, sino de una mayor concienciación por parte de los automovilistas. Sea como fuere, lo cierto es que, casi con toda probabilidad, cuando concluya 1987 se habrán registrado cerca de 13.000 accidentes en nuestras calles, paseos y avenidas, con un saldo de muertos próximo al centenar y medio y aproximadamente 9.000 heridos. Y más de la mitad de las víctimas habrán perdido su vida cuando circulaban por alguna calle de la capital durante la noche. DISTRIBUCIÓN DE ACCIDENTES Y VICTIMAS POR DÍAS DE LA SEMANA MIERCO. J VIERNES J DOMINGO) ¿Se ha convertido Madrid en una ciudad peligrosa para los que conducen con prudencia durante la noche? No lo creo contesta José María Valdivia, oficial de. la Policía Municipal. Lo que sucede- a g r e g a- es que nuestra capital es una ciudad muy g r a n d e Además de sus cuatro millones de habitantes recibe a diario visitantes de otros lugares de alrededor, y si a eso le sumamos un parque móvil de casi dos millones de vehículos... La cifras deben valorarse dentro de este contexto. Lo cierto es que diariamente se producen más de treinta accidentes dentro del perímetro urbano, a consecuencia de los cuales una persona pierde la vida cada setenta horas. En concreto, el año pasado se registraron un total de 11.424 accidentes (casi un 9 por 100 más que durante 1985) con un balance de 127 muertos. El 70 por 100 de las víctimas lo fueron tras una colisión y casi el 23 por 100 al ser atropellados. Estos índices son considerados como lógicos según el oficial Valdivia. Pero si de estas cifras globa- les extraemos las correspondientes al período de tiempo que va desde las diez de la noche hasta las cinco de la madrugada, la valoración se convierte necesariamente en más preocupante. Él 30 por 100 de los los accidentes anuales se producen durante estas siete horas; porcentaje que se eleva hasta el 50,3 por 100 cuando nos referimos únicamente a los accidentes mortales. Hay una razón que no se le escapa a nadie- d i c e José María V a l d i v i a- Por la noche la gente bebe más, sobre todo si es fin de semana. Y un conductor con una copa de más, a pesar de que él piense lo contrario, tiene disminuida su capacidad de reflejos y mantiene un menor respeto ante el peligro. Sin embargo, según la estadística correspondiente a 1986, no supera el 5 por 100 los conductores que en el momento del accidente pilotaban bajo los efectos del alcohol. Sí es verdad, por el contrario, que la noche ofrece mayor facilidad para los accidentes graves, ya que, al no haber casi circulación, la velocidad media de los