Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 8- 11- 87 NACIONAL -España en la defensa de Occidente- A B C 35 viosa de comunicaciones de cualquier país. Pueden contemplarse conjuntamente, puesto que constituyen él bloque de participaciones de más complicada articulación dentro del modelo. El sistema elegido es el de acuerdos específicos, aéreos y navales, entre los militares españoles y los mandos aliados de las respectivas zonas, estableciéndose tres clases de arreglos según la importancia de las misiones. La primera categoría encuadrará las misiones principales como la protección de transportes marítimos y seguridad del tráfico y en las líneas de navegación. La segunda clase de este tipo regulará las misiones complementarias como pueden ser las operaciones de limpieza de minas y la vigilancia costera. La tercera y última clase, misiones de apoyo ordenará aquellas acciones aisladas y episódicas que reclamen las necesidades de la Alianza. Todos los acuerdos serán negociados por los mandos militares españoles con los mandos aliados, siguiendo, como repite sin cesar el lenguaje diplomático especializado en estas cuestiones, un sistema analógico al hasta aquí empleado por los propios aliados en sus relaciones interiores. El modelo más cercano al que recoge el proyecto será, naturalmente, el francés, pero con grandes diferencias, sin embargo, en su articulación. Los acuerdos de los generales franceses con los generales con mando en la OTAN, que son innumerables, se redactan con un lenguaje muy esquemático y reservado, sin precisión ni sobre misiones concretas ni sobre fuerzas comprometidas dispuestas potencialmente a participar en dichas misiones. Los militares españoles que deban suscribir acuerdos con los mandos militares aliados, que será posiblemente el jefe del Estado Mayor de la Defensa- JEMAD- parece ser que recibirán una redacción mucho más detallada, donde se especifiquen las fuerzas que España está dispuesta a prestar para cada misión, definiéndose con exactitud sus cometidos, aunque no haga falta repetir que siendo España soberana, podría reconsiderar en cada instante el alcance de sus ofertas militares. Naturalmente los planes expuestos en estas líneas no están todavía aprobados y pueden sufrir modificaciones, tanto por parte de los aliados, que, en general, nubiesen preferido fórmulas de integración mas simples y comunes, como por parte nuestra. Pero creemos saber que España está dispuesta a ofre- MIRISIERRI MARSELLA GARDENW C LA MASO. ESQUINA A MARBELLA 2 ÚLTIMOS PISOS DE LUJO 350 m 2 GARAJE 2 PLAZAS, PISCINA, JARDÍN, TENIS, SQUASH SOGIM 458 28 33 250 73 04 P. de la Habana, 204 Naturalmente GIBMED es tan sólo un mando subordinado de AFSOUTH, al mando superior mediterráneo instalado en Ñapóles, que será nuestro punto de contacto para ordenar la coordinación de Fuerzas meridionales. Pero en el caso concreto de Gibraltar es natural que España pretenda cumplir el mayor número de misiones posibles para garantizar la seguridad del tránsito y la integridad de sus propias costas. Es el punto más cer como fuerzas disponibles para estos oscuro de nuestra futura articulación con la acuerdos de coordinación a la totalidad de los Alianza y no hace falta añadir, porque eso reefectivos militares operacionales que composulta de sobra conocido, que los mandos brinen nuestros Ejércitos, si es que en realidad tánicos no darán ninguna facilidad para ordefuese necesaria su participación en los pla- nar con mejor provecho los esfuerzos generanes preparados de mutuo acuerdo entre ellos les. El tiempo podrá resolver la armonización y nosotros. Este punto tiene una enorme imde los esfuerzos. portancia. En la acción aérea, según nuestras inforConclusiones maciones, las propuestas españolas coinciden con las realidades aliadas. Reservándose Aunque como se ha dicho anteriormente, siempre la decisión final de aceptar el cumpliresulte imposible hacer la previsión exacta de miento de una determinada misión, cláusula las fechas en que España inicie sus primeras de reserva que se inscribe en todo el proyecaportaciones militares a la Alianza a la que to. Está claro que nuestros aviones serían ri- pertenece desde 1982, puede admitirse que gurosamente inútiles si no estuviesen conecestá dibujado el marco donde se realizarán tados con la red de información y alerta utiliesta aportación de manera progresiva y el cozada por la OTAN. mienzo efectivo de los primeros ajustes a coLos aparatos españoles deberían quedar mienzos del próximo año. equipados con los mismos sistemas de coEl sistema elegido por nosotros y aceptado municación e identificación del enemigo que por la OTAN es un modelo original que no emplean hoy las restantes fuerzas aéreas de la estructura integrada y como es natural las encierra ninguna tramposa disimulación para deslizar bajo su texto una equívoca integratécnicas de empleo del arma aérea vigentes ción militar. Sobre esto conviene ser muy claen la Alianza, sin cuya homologación nuestra ro. El Gobierno cumple las reglas fijadas por fuerza aérea resultaría inútil para la propia el referéndum, aunque el modelo no sea técdefensa nacional y, desde luego, incapaz de nicamente el más conveniente para la seguriarticular sus esfuerzos con los aliados. dad de España. Sobre este punto será necesario llegar a una especie de integración instrumental, Salvador LÓPEZ DE LA TORRE uniéndonos a los sistemas de la OTAN. NIS (Nato Identification System) JTIDS (Joint Tactical Information Distribution) ACCS (Air Command and Control System) tendrán que til implantarse en nuestros aviones, mientras se cumple, también, una armonización perfectamente organizada del empleo táctico de nuestras Fuerzas, suscribiendo los sistemas conocidos por las siglas TASMO (Tactial Air Support of Maritime Operations) indispensaJARDINES DE bles para combinar la eficacia de las moderSAN FRANCISCO EL GRANDE nas aeronaves con la variedad de misiones que pueden convenir en cada instante. Los APARTAMENTOS DE 1 Y 2 proyectados acuerdos entre militares españoDORMITORIOS les y aliados está previsto que incluyan nuAPARCAM 1 ENT 0- JARDIN- LAVANDERIA- ANTENA merosos pactos TASMO. PARABÓLICA Gibraltar es uno de los puntos más conflic 58 28 33 tivos y poco esclarecidos en estos momentos 250 73 04 del marco dé coordinación. Algunas autoridaP. de la Habana, 204 des españolas vienen empleando una fórmula El espacio e s t r a t é g i c o Baleares- Estrecho- Canarias, escenario exclusivo de nuestra actividad militar El modelo previsto respeta el principio de no integración en la estructura militar de la OTAN ininteligible al afirmar que España no reconoce al submando de la OTAN en Gibraltar (GIBMED) cuando dicho mando no necesita para continuar su existencia ya antigua el reconocimiento de un político español puesto que está allí La solución lógica donde hubiese desembocado la integración de España en la estructura militar habría sido la desaparición de GIBMED, simplemente por inútil. Pero como el Gobierno socialista se ve imposibilitado de la integración por mandato del referéndum, está claro que GIBMED, bajo mando inglés, tendrá que continuar cumpliendo las misiones tradicionales sin que le afecte el malhumor español. Ronda de Segovia, 29