Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ABC OPINIÓN Panorama DOMINGO 8- 11- 87 EN LEVANTE VOLVERÁ A LLOVER U NA vez más, inundaciones en el Levante español. ¿Dónde está la sorpresa? Los políticos ya han salido con sus pretextos, pero es innegable que no han sabido vencer esta periódica condena de las aguas que se han llevado casi veinte vidas humanas y han golpeado con dureza lá incipiente sonrisa de los naranjos, y las calles y los campos y los almacenes y las casas. Tantas veces hemos oído hablar de las inundaciones de Levante, que la catástrofe está a punto de parecemos, en la memoria, algo perfectamente natural. Y, sin embargo, las gentes de buena fe que no tienen por qué actuar como quien defiende un cargo oficial están diciendo que todas esas pérdidas se habrían podido evitar. Sólo queda ahora atender a las informaciones meteorológicas. Por lo demás, sucederá lo de siempre: las autoridades autonómicas y locales plantearán al Gobierno la declaración de zona catastrófica, y diversos técnicos, con botas de goma hasta la rodilla, recorrerán las zonas afectadas y harán en los Ayuntamientos valoraciones de las pérdidas. El tiempo aliviará la pena por las personas muertas, y otros labriegos se inclinarán cada amanecer sobre el arrozal o bajo los naranjos El hombre reforzará los cimientos de su casa, mordidos por las aguas, y el camino inundado será de nuevo transitable. J -E n esto de las inundaciones no cesamos de progresar. Tendría que haber visto la pobre barca de remos desde la que sacaban del agua a mi abuelo. i Cosas que pasan P ¿Es lícita esta resignación ante lo evitable? Sólo queda pensar lo que en estas páginas, hace veintiséis años, Carlos Luis Alvarez advirtió, refiriéndose a unas graves inundaciones provocadas por el río Tamarguillo en Sevilla: El Tamarguillo vuelve a su cauce. Cierto. Pero hay algo que sabemos también con certeza: en Sevilla volverá a llover. Como en Levante. Faustino F. ALVAREZ UES eso. Que el partido de Carlos Garaicoechea no ha firmado el pacto anti- ETA. ¿Cómo va a hacerlo, si en el fondo, y quizá ya en la forma, está de acuerdo con los fines y procedimientos de la banda terrorista? ¿Cómo va a firmarlo síello va e n contra de Herri Batasuna, su fiel aliada en numerosos Gobiernos municipales vascos? ¿Cómo va a tomar posición en contra de ETA, precisamente ahora, cuando las relaciones entre la banda criminal y el partido burgés del navarro emigrado transcurren por los más dulces requiebros de una ardiente luna de miel? AL SUR Y AL NORTE CITY SERVICE ARREGLA Dr. Esquerdo, 47 Calle Delicias, 16 SOCLA José Abascal, 21 Colombia, 28 PRENDAS DE VESTIR DE SEÑORAS Y CABALLEROS TELA- PIEL- ANTE Y NAPA Teléf. 273 4417 Teléf. 467 30 29 Teléf. 442 51 86 Teléf. 250 56 60 15 AÑOS DE EXPERIENCIA NOS AVALAN Carlos Garaicoechea tiene dos idiomas. No el castellano y el vascuence, que este último lo habla peor que un apache tartamudo. Los dos idiomas de Garaicoechea son el de más al norte de Pancorbo y el de más al sur de esa joroba rocosa que abre desde, la alta Castilla, la ventana húmeda y verde de las brumas- celestes y mentales- de la tierra vasca. Garaicoechea siempre ha dominado el doble lenguaje. Durante un tiempo, quizá excesivamente prolongado, ha engañado a muchos. Hora es de rogarle que no se esfuerce más. La palabra sincera y auténtica de Garaicoechea, la que responde a sus ideales, sueños y objetivos, es la que pronuncia en el País Vasco. El otro verbo, el de Pancorbo hacia el sur, es una mentira constante que enmascara y disfraza la realidad. En el País Vasco, Garaicoechea es un separatista proclive a vergonzosas complicidades. En el resto de España, Garaicoechea es un mentiroso. Hasta ahora, Garaicoechea ha salido más o menos airoso del trance. Este pacto anti- ETA ha desjarretado sus coartadas. De firmarlo, hubiera traicionado a quienes, mediante la violencia y el delito común, le hacen el juego. No firmando, que es el caso, cumple con sus objetivos radica. les- y desnuda sus planteamientos, ya definitivamente, ante la sociedad. Garaicoechea está con ETA y Herri Batasuna, que son la misma cosa. A partir de este pacto, que han firmado incluso el PNV y Euskadiko Eskerra, se vislumbran mejor las disposiciones de unos y otros. Unos están, con abrumadora mayoría, a favor de la paz y la convivencia. Otros, en número ínfimo, pero con los instrumentos del terror, la coacción y el chantaje, se afianzan en su radicalismo. La incógnita Garaicoechea se ha despejado. Se alinea con los otros y pierde, a Dios gracias, su idioma preferido. El de la mentira de Pancorbo hacia el sur. Ebro arriba o Ebro abajo, uno escribe, habla y dice lo que la libertad Je exige y lo que su verdad- n o digo la verdad por no caer en presunción vana- le demanda. Y con acento de Pancorbo al norte le confieso a Garaicoechea que me parece un profesional de la miseria. Y con acento de Pancorbo al sur le observo que se me antoja un mequetrefe bribón arrebatado por su rústico racismo. Tanto en el sur como en el norte de Pancorbo, un irritante bobo que a más bobos convence. Y además, aunque esto no venga demasiado a cuento, me parece un cursi. Un cursi sin vuelta de hoja. Un cursi al sur y al norte de Pancorbo. Alfonso USSIA