Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 6- 11- 87 DEPORTES Baloncesto A B C 79 132- 59: La selección española viajó a Palma para merendarse alos suizos Nuevo triunfo del conjunto de Díaz Miguel en el Eurobasket Palma de Mallorca. Julio Carlos Diez, enviado especial La selección española de baloncesto viajó a Palma de Mallorca para celebrar con una suculenta merienda el segundo partido de la fase previa del Eurobasket 89. El plato principal lo pusieron, como era de esperar, los suizos. Ni blandos ni duros. En el punto justo de buena voluntad e ignorancia técnica. El rotundo 132- 59 final era el fiel reflejo de lo ocurrido sobre el parket. Una diferencia de 73 puntos en cuarenta minutos de partido. La idea de la FIBA de hacer jugar a las mejores selecciones europeas con las menos buenas para promocionar el baloncesto, puede tener sentido visto desde la óptica de éstas últimas. Húngaros o suizos, por poner como ejemplo a los rivales de España, deben estar felices por la suerte que han tenido. Pero para hispanos e italianos celebrar entrenamientos con taquilla abierta al público llega a hacerse insoportable, porque la debilidad del rival afloja la atención a los pocos minutos de juego y no hay forma de encontrar el acicate necesario para defender con fuerza bajo el tablero propio o mantener la seriedad de los sistemas ofensivos. Cuando la diferencia en el marcador se hace abismal, hasta el más serio siente la necesidad de intentar la cansta de lujo, esa que obliga a ponerse de pie a los aficionados y a Díaz Miguel, que es el único que no se confía nunca, a gritar desaforadamente para que se cumplan (os planes trazados. Los suizos resultaron un rival cómodo para los españoles. Esta vez no hubo descuido inicial y desde el primer momento se marcaron las diferencias. Antonio Martín, Ferrán Martínez, Villacampa, Sibilio y Pepe Arcega- cinco inicial- arrollaron a sus teóricos enemigos con facilidad. A los cinco minutos, el marcador era de 18- 8, y a los ocho, de 31- 10. En este momento, Díaz Miguel aprovechó un tiempo muerto solicitado por los visitantes para cambiar a cuatro jugadores- todos menos Sibilio- y poco después sentó a éste para que saliera Margall. Era un síntoma de lo bien que iban las cosas. Creo que nunca el seleccionador nacional se había permitido un lujo de este tipo, al estilo de la NBA. 132- 59 final que, eso sí, sirve a la selección española para alcanzar su objetivo, que no era otro que contentar a los aficionados locales y sumar la victoria en la clasificación, lo que significa asegurarse la presencia en la fase final del torneo, salvo que se produzca una hecatombe en el encuentro a jugar en Hungría. En estos partidos no merece la pena hablar de destacados. Todos acertaron más o menos. Hasta Sibilio se animó y se convirtió, en algún momento, en un Hernán Cortés de vía estrecha. En ocasiones, daba la impresión de que estaba pegando a un niño. Al fin y al cabo, cada cual cumplió con su deber. Incluidos los arbitros, el holandés Van Renen y el portugués Araujo, que no tuvieron problemas. España: J. A. Arcega (13) Villacampa (17) Sibilio (20) A. Martín (17) y Ferrán Martínez (6) Margall (13) Romay (6) F. Arcega (17) Creus (12) y Epi (11) Suiza: M. Stockalper (19) D. Stockalper (9) Alt (6) Zanho (3) Runkel (2) Gothuey (4) Defoel (2) Girod (8) Grameri (2) y Ruckstuhl (4) La otra canasta SIN SUFRIMIENTO El segundo reto del equipo español en su camino hacia la fase final del próximo europeo, que se celebrará en Yugoslavia en el año 89, ha sido un partido contra Suiza que a priori no ofrecía ningún problema para los hombres que ha reunido Antonio Díaz Miguel y con los que ha trabajado durante doce días. El ensayo, que no tiene otra definición dada la enorme diferencia entre nuestro baloncesto y el helvético, se realizó en los términos que cómodamente planteó el técnico manchego universal, y así, durante los cuarenta minutos de juego vimos participar a todos, cambiar sistemas, realizar cambios por bloques al estilo americano e incluso en algunos momentos del partido, baloncesto para la galería. El equipo español defendió todo el partido en defensa individual, con gran agresividad, buscando asfixiar a los jugadores suizos con presión de dos sobre uno, recuperando balones, propiciando pases malos en el equipo suizo y provocándoles tiros con precipitación en los rebotes, que iban siempre a las manos de nuestros hombres de dos metros. Entre ellos, otra vez Antonio Martín jugó en poderoso, con fuerza en el rebote y acierto y determinación en el ataque, aunque hay que reseñar una vez más ta debilidad de los suizos. EMILIANO -i. 73- 101: Fácil triunfo de Italia a domicilio frente a Hungría Madrid. S. D. El cambió no modificó lo que sucedía en la pista. Los suizos, con un mareaje individual, eran inferiores en el rebote defensivo, en el ofensivo, en el tiro exterior y en técnica indivi 25.000 dual. Además, el contragolpe español, cuan, cazadora n a 36.000 P do el balón volaba de un lado a otro de la Cazadora 53.000 P pista en el primer o segundo pase, resultaba mortal. La voluntad, a prueba de adversidaté 440.000 F des, era lo único que permanecía inalterable lá 230.000 i en los visitantes. 11.000 En el descanso, España ganaba por 75- 28, guarismos que resumían lo ocurrido. Él rendimiento de todos, dentro de sus característiPrendas Romagnoli y Pelle Moda. importadas de Italia cas y funciones, era más que aceptable, aunque hubiera lagunas en el juego, especial N U f V A mente cuando era preciso mover el balón en ataque porque el contragolpe no había funcionado. El problema, como ocurre siempre en estos casos, es saber si España será capaz de hacer lo mismo frente a rivales más serios. La impresión es que no. La segunda parte resultó un calco de la pri- P. de las Acacias, 27 Tlf. 239 97 60 MADRID mera. Los suizos siguieron trabajando a tope Aparcamiento. propio Abierto Sábados y Domingos para nada. La diferencia creció hasta ese ESTA DE MODA LUCIR LA PIEL JéUM La selección de Italia no encontró ninguna dificultad en su partido contra Hungría, disputado en la localidad de Zalaegerszeg. Ante 3.500 espectadores, los jugadores italianos tomaron ventaja en los primeros veinte minutos (36- 50) para ampliar la diferencia en el segundo período, concluyendo el encuentro con veintiocho puntos de diferencia (73- 101) Además de esta victoria, cabe resaltar el triunfo de Grecia ante Holanda. Los griegos se impusieron con enorme facilidada ante un conjunto que había dado la sorpresa en la anterior jornada al vencer a domicilio a Checoslovaquia. Esta vez, y ante un rival muy superior a los checos, aunque también en cancha ajena, Holanda sucumbió por cuarenta puntos (102- 62) con Gallis y Yannakis como máximas estrellas locales. Grecia encabeza la clasificación del grupo A, en donde se produjo la sorprendente victoria de Gran Bretaña ante la otrora potente selección de Checoslovaquia, aunque el triunfo de los británicos se produjo en su país, y por sólo dos puntos, pero suficientes: 103- 101. En el grupo B, y en partido también disputado ayer, Bulgaria venció a Alemania Federal (93- 88) y Yugoslavia ya había ganado el pasado martes a Suecia, por 117- 89. En encuentro del grupo D, Francia se impuso a Polonia por 94- 83.