Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 6- 11- 87- SUCESOS -ABC, pog. 55 La región valenciana revive los trágicos momentos de larotura de lapresa de Tous Las calles de Alcira y con ellas numerosas viviendas han desaparecido bajo las aguas Alcira se encuentra situada en el interior de la provincia de Valencia. No tiene mar, eso todo el mundo lo sabe. Sin embargo, desde ahora, es probable, aunque sea sólo en tono jocoso, que se hable de las playas de la localidad, pues sobre el pavimento de la industriosa ciudad se ha formado un auténtico lago. Como por arte de magia, las calles han desaparecido bajo las aguas, proporcionanEn 1982, está en el recuerdo de todos, ocurrió lo que aquí llaman la pantanada es decir la rotura de la presa de Tous, que dejó libres las aguas que arrasaron todo cuanto hallaron a su paso. Sin embargo, ahora no ha habido rotura de ninguna dase, tan sólo lluvia, trombas de agua que han provocado que ríos tales como el Júcar, en unas zonas, o el Serpi, en otras, se desbordaran. ¿Tan simple y llanamente como eso? Parece que no, pues ahora, que también es tiempo de poner la carne sobre el asador o de recoger lo que algunos en otros momentos silencian, se dice que al desbordarse los cauces de los ríos, las aguas han tenido dificultad para expandirse y buscar salidas naturales y que, en el caso concreto de Alcira, debieron tropezar con los muros de la autopista, haciendo que el líquido volviera hacia el pueblo desde algunos puntos. No entramos ni salimos en si estas personas tienen o no razón en lo que exponen, tan sólo recogemos una opinión más que extendida entre los alcireños. De cualquier forma, el problema se presenta siempre como. el mismo y tanto Alcira como Carcagente parecen ser ciudades abocadas a desgraciadas inundaciones. Entre otras razones, por los puntos geográficos en los que están situadas: zonas bajas y encajonadas entre montañas. Los equipos de socorro carecen de los medios necesarios y de una adecuada coordinación Alcira. Ricardo Domínguez, enviado especial. do una nueva geografía urbana. Lo que antes eran casas altas, ahora son colonias de islotes, y las antiguas edificaciones bajas ahora pertenecen al mundo submarino. En sólo cinco años, Alcira ha vuelto a inundarse, a vivir horas de pánico y angustia y a comprobar, sobre todo aquellos que habitan en pisos bajos, cómo desaparece la práctica totalidad de sus pertenencias... jos de rescate o búsqueda de posibles víctimas, se habían sumado paisanos que, de forma voluntaria, y desde luego con un arrojo TOLEDO CUENCA digno de encomio, buscaron en sus viviendas esa humilde canoa adquirida en cualquier suf Íy r X VALENCIA permercado de zona veraniega y se habían I echado sin más equipo y bajo la protección CIUDAD REAL ALBACE TE de la Providencia a una recién llegada Venecia sin canales a la búsqueda de víctimas o simplemente a ponerse a las órdenes de alguien para colaborar. Así, era frecuente observar desde las playas asfálticas paisajes marítimos en los que las boyas eran los te GRANADA J -ALMERÍA chos de las cabinas telefónicas, las luces de los semáforos o los letreros de techo de las gasolineras. Paralelamente, y entre las terrazas y balcones de los edificios más elevados, numerosas personas contemplaban el panorama y otras relataba: Esta mañana hemos encontrado lo hacían desde las zonas elevadas de la ciuun cadáver. Se trataba de un hombre que es- dad donde, al toque de alarma general, el taba en el interior de un automóvil en la zona miércoles por la tarde, habían corrido con aude Mercadona, un comercio. Otros compañe- tomóviles cargados de familia y víveres en ros me han dicho que, en otro sector de la busca de refugio seguro. ciudad, ha sido rescatada otra víctima aunNo hay pan, no hay agua potable, no hay que no puedo precisarle si se trata de un luz eléctrica, no hay telélefono; las carreteras hombre de una mujer o de un niño. están cortadas, y cuando se llega a acceder Al filo de la una de la tarde de ayer se es- a Alcira, por alguna de ellas tras mil y un vetaba a la espera de que llegasen refuerzos ricuetos, hay que detener inexorablemente el de submarinistas de) Cuerpo de Bomberos de vehículo pues la tierra se acaba. Castellón. Entretanto, en la ciudad, equipos limpiar la dudad especiales de buceadores de la Guardia Civil, Playas de asfalto Bomberos y Cruz Roja trabajaban por las caPero ahora se teme aún más, cuando las lles con no más de una decena de embarcaAhora Alcira es un lago o un mar; desde aguas vayan descendiendo poco a poco, que luego no un río, pues la ciudad de Norte a ciones. En definitiva, tan sólo una pequeña el desólador y frío aspecto de Alcira se conSur o de Este a Oeste ha quedado en buena flotilla cuando en una situación de emergenvierta en caótico, en el momento en que las parte sumergida. Y es también una ciudad, cia de esta naturaleza es indudable que se mujeres, con la pañoleta a la cabeza y las necesitarían muchos más medios. como otras muchas de Valencia, donde ahora faldas remangadas, y los hombres con los se hablará de pérdidas; donde se tomarán pantalones subidos por encima de las rodi ¿Coordinación? El mismo bombero matizaapresuradas soluciones de urgencia, y donde llas, tengan que proveerse de escobas y coba: Aqui, muy poca, por no decir que nula, después se irá olvidando poco a poco el pro- al menos, de momento. Aquí, llegamos, botamiencen la no menos penosa tarea de limpiar blema. toda una ciudad. Cientos y cientos de casas, mos las Zodiac llegadas de otros parques y de sótanos, de comercios, de realizar invenAyer por la mañana, en esas playas de as- nos pusimos a trabajar; lo mismo sucede con tarios, y sumar pérdidas y más pérdidas; del falto en que se han quedado convertidos los el personal de otros Cuerpos, cada uno traoír el continuo y bronco runrunear de los mopuntos de unión de las calles entre zonas al- baja cuando puede y como buenamente puetores de gasoil de la maquinaria pesada, de tas y bajas, los bomberos con lanchas tipo de. Pero, de verdad, estimo que deberíamos localizar apartados, que quizá fueron fructífeZodiac navegaban entre lo que hasta hace estar coordinados en estos momentos bajo ras huertas hasta hace pocas horas, para pocas horas eran vías urbanas. Bajo la loneta un mando único. Una cosa es el recabar inconvertirlos en cementerios de chatarra de de sus embarcaciones, se encuentran las pla- formación y canalizarla correctamente por un coches, de neveras, lavadoras, de cartones y zas, los bancos, los semáforos, las cabinas solo punto par evitar bailes de cifras u otro desechos que hasta ayer significaban dinero. telefónicas, los automóviles y también, aun- tipo de cuestiones, pero lo mismo debería suque cifras por el momento no pueden decirse ceder a la hora de las actuaciones de los Fuera de Alcira, la situación mejora. En alcon exactitud, alguna que otra víctima, pues equipos de rescate. Entiendo que sería buegunos puntos del cielo los tímidos rayos del es. seguro que hay muertos. En este sentido, no que estuviésemos más coordinados. sol intentan abrirse paso entre masas de neun bombero de la ciudad, cuyo parque no Ayer, en Alcira, se encontraban bomberos gros nubarrones. Pero, en contrapunto a este dispone de embarcaciones neumáticas, para- que no había cesado de trabajar en treinta y rayo de esperanza, un panorama caótico, dójicamente en una zona en la que se da seis horas y lo mismo ocurría entre el persopues no sólo es esta ciudad, sino también este tipo de problemas con cierta frecuencia, nal de otros muchos Cuerpos. A estos trabaCarcagente, Piles, Bellaguar, Gandía...