Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 36 ON F e r n a n d o Lázaro Carreter, catedrático y académico a quien admiro y cuyos artículos leo siempre con interés y provecho, publicó en ABC este verano una tercera página en la que expresaba su disgusto por el uso de la palabra directiva (acusada de ser una traducción a mocosuena del inglés) para- referirse, en el ámbito de las Comunidades Europeas, a uno de los tipos de actos normativos que pueden ser adoptados por sus instituciones. Preferiría el señor Lázaro Carreter que se utilizara la palabra directriz, aunque reconocía, no sin sorpresa, que el Diccionario de la Academia respalda el uso de directiva con este significado, al conceder a esta voz una tercera acepción equivalente a directriz. Desde mi lugar de vacaciones me permití enviar una breve carta al director- que ABC publicó unos días después- guiado por ef propósito no de polemizar con el ilustre académico- pues creía que ambos coincidíamos en que la traducción era correcta, aunque él la aceptara con resignado disgusto- sino de enunciar alguna de las razones que, en su día, nos llevaron a los que tuvimos la responsabilidad última de fijar el texto oficial españor del Tratado de Roma, a preferir directiva a directriz para designar un tipo de acto normativo comunitario ¡Y nada más que para esto! En el ABC del pasado 17 de octubre el señor Lázaro Carreter me hace el honor de dedicar la mitad de uno de sus admirables dardos a rebatir los argumentos que brevemente había expuesto yo en sendas cartas al director de ABC y de El país Pone así de manifiesto, con una cordialidad que le agradezco, que ni siquiera con resignado disgusto da por correcta la traducción. Me costaría mucho di- TRIBUNA ABIERTA VIERNES 6- 11- 87 ficado implicaba un cierto neologismo y nos servía para designar una realidad que, aunque en su origen, y gePor Santiago MARTÍNEZ LAGE néricamente, podría ser llamada directriz, en su estado actual, y espesentir públicamente de tan autorizada opinión cíficamente, estaba reclamando una designasi no creyera que el ilustre maestro ha formación diferenciada. Por su estricta obligatoriedo su juicio sin haber dispuesto de todos los elementos de hecho necesarios, que no le dad, su precisa prolijidad y su invocabilidad fueron suministrados por quienes deberíamos directa, esta realidad no encajaba cómodahaberlo hecho. A este fin quisiera dedicar las mente bajo la voz directriz. Y ¿qué mejor nolíneas que siguen, con la esperanza de que men iuris para una nueva especie que una no tanto la argumentación cuanto los datos voz que ya figuraba en el Diccionario como que aporto, puedan llevarlo a reconsiderar su sinónimo de la que designa el género, pero veredicto. que no era utilizada, de hecho, con tal valor? Se trata, en suma, como habrán observado Comencemos por subrayar que la palabra los pacientes lectores, de un problema que directiva en modo alguno pretende- sustituir oarrinconar a la palabra directriz ni en el lengira en torno a la traducción de un tecnicisguaje jurídico- comuniiario, ni, mucho menos, mo. Pero ello no implica que la cuestión pueen el lenguaje corriente. La propia versión ofida resolverse al margen de las reglas que, de cial española del Tratado de Roma utiliza dos modo general, gobiernan el uso de nuestra veces el sustantivo directriz como equivalente lengua. a instrucciones o normas generales para la ejecución de alguna cosa Así, dice su arPor eso, mucho celebraría que mi admiratículo 111: La Comisión llevará a cabo di- do Lázaro Carreter pudiera revisar- verdachas negociaciones... en el marco de las di- dera revisión, en términos forenses- su serectrices que el Consejo pueda dirigirle En vero veredicto, teniendo presentes los datos similares términos se expresa el artículo 113. nuevos que aquí aporto. Con ello llevaría ei A los traductores nunca se les hubiera ocurri- sosiego al espíritu atribulado de algún escrudo en este contexto utilizar la palabra directipuloso colega que se debate entre la obligava. Encontramos también en la versión oficial toriedad de los textos oficiales- -cuya modifiespañola del Tratado la palabra directriz utili- cación exigiría nada menos- queun Tratado zada como adjetivo, cuando el artículo 43 ha- internacional con doce signatarios... -y el bla de las líneas directrices de una política respeto a las enseñanzas del maestro. agrícola común ¿Qué designa, entonces, la versión espaPropongo, a cambio, que los especialistas ñola del Tratado con la controvertida palabra nos esforcemos por evitar la trivializaclón del directiva? Algo muy preciso. Se trata, en rea- término, manteniéndolo confinado en su eslidad, de un tecnicismo. Llamamos directiva a tricto ámbito específico, para que no ocurra un tipo de acto normativo qué define el propio lo que, según parece, ha ocurrido con la voz Tratado en su artículo 189 diciendo que obli- parámetro. A nosotros también nos horroriza 1 gará al Estado miembro destinatario en cuan- ría oír o leer que se han impartido directivas. to al resultado que deba conseguirse, dejando, sin embargo, a las autoridades nacionales la elección de la forma y de los medios Añadamos dos datos complementarios que en el curso de los años han venido a configurar las directivas tal y como las conocemos hoy. En primer lugar, señalemos que las directivas adoptadas por la Comunidad en sus seis lustros de existencia (cerca de un millar) han resultado ser, en la mayoría de los casos, normas extremadamente precisas y prolijas. Regulan hasta los más pequeños detalles de las materias sobre las que versan, sin MADAME- MONSIEUR apenas dejar a los Estados miembros margen A usted, que sólo degusta lo mejor, le ofrecealguno para su ejecución. En segundo lugar, mos una excursión culinaria durante nuestra recordemos que el Tribunal comunitario, en reiterada jurisprudencia, ha reconocido que SEMANA GASTRONÓMICA FRANCESA las directivas pueden ser invocadas directa Cuisine Gourmande et Saveurs mente por los particulares ante los Tribunales de l Aude nacionales, rasgo éste que desdibuja su perfil 2 al 9 de noviembre de 1987 originario de normas indirectas. Bajo la dirección del prestigioso chef M. Claude Giraud, del restauPues bien, a la hora de designar en casterante Le Reverbere, de Narbonne llano este tipo de acto (que en francés y en inglés se llama directive, en italiano direttiva, Platos exquisitos de la tradicional cocien portugués directiva... nos encontramos, fina francesa. nalmente, Diccionario de la Academia en Una bodega a la altura del más exigenmano, con la legítima alternativa directriz dite. rectiva, dado que aquél concede a una acep Dentro de un marco espléndido. ción de la segunda voz sinonimia con la RESERVE SU MESA acepción de la primera aquí relevante. Elegimos directiva plenamente conscientes de que Claudio Coello. 24. 28001 Madrid Tels. 404 04 58- 431 20 81 su sinonimia con directriz era más letra de diccionario que uso de la calle. Precisamente Con la colaboración de SOPEXA- España por eso. Porque usar directiva con este signi- PISOS GRAN CALIDAD- -EN RENTA LIBRE- Viviendas de 3- 4 dormitorios con garaje y trastero. Piscina, paddles tenis. Grandes zonas ajardinadas. FINANCIACIÓN: 1 3 AÑOS Promueve: r. o Principe de Veigara, 69 Informa: HermosHIa, 81. 1 -Tels. 2 7 5 7 2 0 4- 0 3 (lunes a viernes) Y todos los días incluso sábados y (estivos- en la Promoción. Construye: A D R A