Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 6- 1! -87 INTERNACIONAL ABC 33 Exigen a Mitterrand que aclare el escándalo dé la venta de armas a Irán La izquierda francesa acusa el golpe de la denuncia París. Juan Pedro Quiñonero El escándalo de la venta ilegal de armas a Irán se ha transformado en una auténtica bomba de relojería instalada en el subsuelo del Palacio del Elíseo, interpelando directamente el presidente de la República, Francois Mitterrand, de quien se reclama la improbable clarificación de un tráfico comercialmente crapuloso, políticamente incendiario, recreando una sorda guerra civil política, en el mismo sistema nervioso del Estado. Jean Lecanuet, presidente de la Unión por la Democracia Francesa (UDF, liberalcentrista, el segundo partido de la mayoría parlamentaria) presidente de la influyente Comisión de Asuntos Exteriores del Senado, subrayó ayer el alcance de este escándalo declarando: Para nosotros, el asunto de la venta ilegal de armas a Irán es una cuestión de Estado. Deseamos que a opinión pública conozca la verdad, la Justicia hará su trabajo. En el plano político, creemos que la luz debe venir del presidente de la República, ya que la Constitución lo hace responsable de asegurar la continuidad del Estado, de ser el jefe de los Ejércitos, y de orientar la diplomacia nacional En términos apenas elípticos, Lecanuet inició en esos términos un bombardeo político que puede ser devastador, tras el descubrimiento de que el máximo responsable del contraespionaje militar francés, el almirante Pierre Lacoste, informó personalmente al presidente Mitterrand, el 21 de mayo de 1984, de la existencia de un tráfico crapuloso con ramificaciones políticas ligadas al cobro de comisiones pagadas por la empresa exportadora a dos personalidades próximas al PS, según un informe confídencial- defensa del Interventor General de los Ejércitos, Jean Fran: cois Barba. Le Monde comentaba ayer tarde el inicio del bombardeo político contra el Elíseo con un artículo en primera página, a cuatro columnas, titulado: El sitio del Elíseo El diario afirma: Acaba de lanzarse el asalto contra la casamata del Elíseo. Los socialistas saben que les será difícil restablecerse de los golpes que se les están asestando Tras comentar extensamente la dimensión manipulable (políticamente) de un tráfico crapuloso, Le Monde agrega: Queda la realidad escandalosa del tráfico hacia Irán. Y esa realidad alcanza a la izquierda, en el corazón; sobre todo, tras sus protestas indignadas sobre la venta de armas Serge July, director del matutino Liberation comparte la opinión generalizada del alcance institucional de la batalla en curso, comentando: Mitterrand, que se desea guardián de las instituciones y la moral democrática, está hoy doblemente interpelado. Como juez y como parte. Su silencio le será reprochado en directa proporción a la torpeza con la que algunos socialistas han jugado con fuego July agrega: Que Mitterrand se calle, y la mentira de Estado corre el riesgo de pesar en su eventual campaña electoral, cuando la comparación con el Irangate estadounidense se impone espontáneamente Por su parte, Radio Tele Luxemburgo (RTL, la primera emisora francesa) estima que no existe hoy ningún fusible que permita evitar que el escándalo alcance directamente al presidente Mitterrand RTL recuerda que durante el escándalo del hundimiento de un navio de la organización ecologista Greenpeace, el ministro de Defensa de la época, Charles Hernu, funcionó como fusible desactivando con su dimisión, la metralla política desencadenada por una operación militar de Estado ocultada y desmentida a la opinión pública, hasta la catástrofe final. Hoy, Charles Hernu vuelve a verse envuelto en un oscuro tráfico de influencias políticas y financieras ligadas al comercio ilegal de armas. Incluso Lionel Jospin, secretario general del PS, ha iniciado un prudente repliegue Francois Mitterrand estratégico subrayando la honestidad global y colectiva de la dirección del PS, pero sin atreverse a negar la complicidad de varias personalidades ligadas a la financiación regional del PS en un tráfico crapuloso que el informe Barba denuncia de modo particularmente abrumador. RTL consideraba ineluctable ayer tarde, que el PS se desolidarice prudentemente de las actividades de varias personalidades citadas. extensamente en el informe del interventor General de los Ejércitos, intentando levantar cortafuegos contra un incendio político cuyas llamas han comenzado a sitiar el palacio del Elíseo y están arrasasando, a su paso, la carrera política y administrativa de las personalidades históricas más influyentes en la concepción de las doctrinas estratégicas y militares del PS francés. Desclasificado oficialmente el informe Barba, el escándalo desemboca hoy en un dobie campo de minas: el proceso judicial estrictamente dicho, y la escena política más agitada y turbulenta. El proceso judicial parece condenado a desembocar en la inculpación de diversas personalidades, todas ligadas a! Ministerio de Defensa entre 1982 y 1986, cuatro años cruciales para la diplomacia francesa en Oriente Medio y el Golfo. El proceso político está íntimamente ligado al timing y la guerra de maniobras de la inmediata campaña electoral, escenario privilegiado para la manipulación política de armas de muy diverso calibre, todas eficazmente asesinas.