Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 6- 11- 87- NAC IONAL ABC. póg. 19 González, atrapado de nuevo por otra avería del viejo DC- 8 Es muy seguro dice el presidente del Gobierno Guayaquil. José A. Sentís, enviado especial El avión que transporta al presidente del Gobierno en viaje oficial por iberoamérica sufrió ayer una avería en su sistema hidráulico y obligó a la comitiva española a pernoctar en Guayaquil (Ecuador) La avería, que imposibilitaba el aterrizaje y el despegue del DC- 8 fue descubierta durante la revisión efectuada en la escala técnica realizada durante el vuelo de Montevideo a México. El avión del presidente del Gobierno, en el que viajaban también los ministros de Economía, Carlos Solchaga, y de Cultura, Javier Solana, además de su comitiva y del grupo de periodistas españoles que siguen la gira por iberoamérica, había partido a las tres y media de la tarde, hora de Montevideo, llegó a Guayaquil seis horas más tarde. De acuerdo con las diferencias horarias eran las siete y media de la tarde en Ecuador y la una y media de la madrugada siguiente en España. El viaje había transcurrido sin novedad, e incluso contó con la recuperada presencia de Felipe González entre los periodistas, que no se producía en las últimas giras conjuntas. Felipe González se había mostrado distendido y habló con optimismo del fin de la violencia de ETA, que se vislumbra, así como sobre la previsible salida negociada para el conflicto entre España y Estados Unidos sobre las bases. Paradójicamente, Felipe González bromeó también sobre las averias de los aviones utilizados en España para el traslado de altas personalidades, que se habían convertido en reciente costumbre. Pocas horas más tarde, la costumbre se iba a hacer regla con el DC- 8 varado en la pista del aeropuerto de Guayaquil. La noticia de la avería, sin embargo, no llegó a los periodistas hasta pasadas dos horas del comienzo de la escala técnica que Felipe González había aprovechado para celebarr una entrevista en términos cordiales con el presidente de Ecuador, León Febres Cordero, que fue a recibirle a las instalaciones del aeropuerto. Cuando esté encuentro se daba por terminado circularon las noticias del percance en el aparato, con una primera versión según la cual la avería era leve- una tuerca en la conducción del sistema hidráulico- y cuya reparación durararía media hora. La pieza sería cambiada con urgencia utilizando como repuesto una similar de otro DC- 8 viejo, aparacado en el aeropueto ecuatoriano. Pero la reparación obligó posteriormente al drenaje de conducciones en los motores, de acuerdo con las explicaciones fragmentarias ofrecidas a la Prensa en esos mismos momentos. Después de cuatro horas de parada forzada, el comandante de la aeronave realizó una prueba en pista, pero desestimó el vuelo, por lo que las reparaciones continuaron durante el resto de la noche. Había sido afectada la segundad en la frenada, por lo que no se podía ni aterrizar ni despegar con la nave. González y Febres Cordero habían dispuesto de muchas más horas de las inicialamente previstas. Pudieron repasar los asuntos de su agenda- i n cluyendo una petición de inversiones de España en Ecuadory todavía sobró tiempo para que desarrollaran un encuentro totalamente informal, ya en mangas de camisa, mientras se mantenía la tensa espera. El Gobierno ecuatoriano había ofrecido un refrigerio a la comitiva española que se prolongó igualmente durante el tiempo de espera. Mientras, el grupo de españaoles que formaba parte del viaje mantuvo un cierto humor y resistió el sueño de la madrugada, al tiempo TRECE HORAS RETENIDO EN GUAYAQUIL El DC- 8 de las Fuerzas Aéreas Españolas, utilizado para viajes oficiales, sufrió una averia en el sistema hidráulico, lo que provocó que Felipe González permaneciera retenido en Guayaquil durante trece horas, antes de partir hacia México que los encargados de la organización del viaje por parte de la Presidencia del Gobierno español intentaban resolver los problemas en la media de sus posibilidades. El presidente del Gobierno, algo embarazado por la situeción, se lamentaba de la vigilia obligada de su anfitrión y procuraba mantener el buen humor ante una adversidad que llevaba una cierta nota de ridículo a la embajada oficial española a los paises iberoamericanos. La cuestión de fondo, es decir, la conveniencia de mantener en vuelo los DC- 8 para el transporte de Su Majestad el Rey y del presidente del Gobierno, que tantos conflictos han cauasado en las últimas épocas, fue explicada por el propio Felipe González Es un avión muy seguro, y lleva relativamente pocas horas de vuelo, al ser utilizado sólo para viajes oficiales dijo. La figura del día VALENTÍN MEDEL Numerosos madrileños no salen de su asombro ante el hecho de que el concejal responsable de Circulación y Transportes, -Valentín Medeí, no haya presentado ya su dimisión. Los atascos sufridos en los últimos días demuestran que una de las asignaturas pendientes de los socialistas es el tráfico de la ciudad, que no sólo no han sido capaces de solucionar, sino que se ha agravado notablemente. Después de casi nueve años en el poder, los socialistas van a dejar en Madrid, en; cuanto al tráfico, una her e n c i a d i f í c i l de r e s o l v e r Abordando la polémica sobre el cambio de esos aparatos por los Boeing 707 con también gran antigüedad, González sostuvo que en este momento y hasta 1994 no saldrán a la venta los nuevos modelos de tamaño reducido, pero utilizables para vuelos trasatlánticos. Los aviones que sirven ahora para este tipo de vuelos, el DC- 10 y el Boeing 747 supondrían, según Felipe González, una adquisición desproporcionada para las necesidades españolas. Por esta razón el presidente del Gobierno cree que España no tenía otra o p c i ó n que la c o m p r a del Boeing 707 una vez que se realizaran los convenientes arreglos para su utilización segura. En todo caso, Felipe González tuvo que reconocer que én los últimos meses han surgido incidentes de importancia alrededor de los DC- 8 Durante el viaje al Brasil, que él mismo realizó, un fallo de mantenimiento provocó un aterrizaje forzoso. También con el presidente del Gobierno a bordo se registró un fallo en los sitemas eléctricos en un vuelo entre Wasintgton y Nueva York. Posteriormente, el avión, que conducía al Rey, tuvo que quedarse en- la base de Saint Andrews, en Jos Estados Unidos, por un fallo en un motor. El avión, una vez reparado, tenía previsto salir con destino a México a las diez de la mañana, hora local, las cuatro de la tarde en España, pero el viaje volvió a ser nuevamente aplazado. Finalmente, el aparato partió a las once y seis minutos hora local, con más de trece horas de retrasó. Por esta razón, se recortaba todavía más una visita a los Estados Unidos mexicanos.