Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16. ABC OPINIÓN Comentarios liberales El recuadro N esta España que una revista califica esta semana como la de los que se están forrando, lo que suena a verso de Jorge Manrique taraceado por Gabriel Celaya: tos que viven de sus manos y tos que viven de poner la mano... En está España de los cogecosas, de los traficantes de influencias, de tos corbatíllas, de los trepas, de los encametados, de tos encorbatados, de los paniaguados, de los contratados, de los contratantes y de tos contratistas de la parte contratante de la primera parte tiene por objeto enriquecer a la parte contratante de la segunda parte... En esta España en que tos célebres cien años de honradez estarían en el Museo del Prado, si no hubiera huelga, resulta que el único problema mórai que se plantea es que Pedro Pacheco, el alcalde andalucista de Jerez, se ha comprado un Mercedes a dedo. No, el problema no es ése. Hay que plantear, señores del PSÓÉ dé Jerez que habéis cogido papel de fumar para ver la paja del ojo ajeno... hay que plantear el problema en toda su intensidad y en toda su es- VIERNES 6- í 1- 87 CAUTIVA ¡I hay un ser vivo que pueda presumir de haber sufrido en sus carnes la cruda realidad política y social de las Españas, éste no es Ruiz- Maíeos, ni Lola Flores, ni Pablo Castellano, sino Pinta una vaca gallega que lleva encarcelada cuatro años en espera de juicio. El bóvido no sabe cuál será su futuro, quién la ordeñará, quien le echará hierba al pesebre, quién usará sus excrementos como abono, quién dispondrá de sus terneriltos o. simplemente, en qué rincón de qué establo podrá algún día tumbarse a descansar. Pinta que ya no es una niña, digo: una ternera, ha sido expropiada, réprivatizada y sometida a la más radical indefensión jurídica, pero ningún Herrero de Miñón ha orado sobre los despojos de sus derechos: también ha sido apartada de los suyos, sufrido malos tratos, entregada a seres extraños para ser explotada, y nadie ha averiguado su opinión sobre tanto vaivén. De los doce años que lleva en el mundo, ¡a vaca Pinta ha pasado un tercio en la más inicua de las prisiones, en la más triste de las soledades. ¿Y cuál fue su delito, o mejor dicho, su presunto delito, ya que ningún juez ha dictado aún sentencia? Pues nada más y nada menos que comer hierba. En efecto, aílá por el mes de octubre del 82, a punto de comenzar en España la Era Felipista. pacía alegremente nuestra vaca por ios alrededores del Parador Nacional Conde de Gondomar, en Bayona ¡a Real, provincia de Pontevedra. Y de pronto vio en el muro del vedado parque un agujero a través del cuál se percibía, y olía que alimentaba, el césped del parador harto más verde y fragante que la hierba rala de su pradiñc. Pensando en ¡a leche que debía a su buen amo don José y en el futuro vigor del ternero en camino, Pinta no lo pensó dos veces, y cruzó el agujero para pastar opíparamente al otro lado del Paraíso. Nunca lo hiciera. Allí la trincó el alcalde, llamado Benigno Rodríguez Quintas, mediante dos esforzados guardias municipales, que la detuvieron y se ia llevaron atada a una especie de establo del Municipio, exigiendo al dueño por su rescate la suma de treinta mil pesetas de las de entonces, veinticinco por daños y cinco de multa. Negóse a pagar don José Costas la astronómica sanción, y acudió a! a Justicia. Pobrecillo. Pasan ya de cuatro años los que lleva de pleito y aún no ha habido un juez que diga algo en firme. Mientras, el alcaide entregó la vaca a una señora de la cercana aldea de Belesar llamada Virginia Alonso, que ha venido disfrutando de la leche y tos terneros de nuestra Pinta hasta la fecha. Y refunfuñando, porque dice que el animal está viejo y produce poco. ¿Y cómo va a producir mucho la pobre Pinta privada del cuidado de los suyos, apartada de su cuna estabular y de los parajes en donde vino al mundo, o sea, a Galicia? ¿Y no es nada una docena de litros de teche al día, casi un metro cúbico de abono al mes y un ternero al año? ¿Qué más quieren de Pinta ¿Que apruebe el Gobierno de Barreiro? ¿Que emita sus tristes mugidos en inglés? ¿Que presente La Tarde ¿Hasta dónele se puede abusar de una vaca cautiva? ¿Hasta cuándo dejará la Justicia que Pinta arrastre su desgracia de Juzgado en Juzgado, de legajo en legajo, de recurso en recurso? Los dueños legítimos de ía vaca, José Costas y su esposa, Teresa Minino, evocan el día del rapto de Pinta con más sentimiento que el del rapto de Europa, porque, además, estaba la vaca preñada, como el Viejo Continente de América. Y han jurado defender sus derechos, que sor los de la pobre Pinta hasta eí final. No les arriendo la ganancia. Esa vaca cautiva y mugiendo justicia es viva metáfora de tantos desafueros que no es probable que remedien su suerte. Sería sentar un mal precedente. Federico JIMÉNEZ LOSANTOS E EL MERCEDES pañofidad. El problema, en todo caso, es que Pedro Pacheco es un tío rarísimo, que en la España de tos que se están forrando ni se ha comprado un chalé, ni le ha adjudicado un canal parabólico a un amigúete, ni es amigo de Cisneros, ni conoce a Berlusconi, ni tiene el gusto de frecuentar a Sarasola, ni come con la Iglesia, ni le come en la mano la Banca... El problema, en todo caso, es que Pedro Pacheco no fuma puros, ni se ha abierto una bodeguilla en la ciudad de las bodegas, ni ha reprivatizado nada, ni ha colocado a trescientos mil adictos, ni se ha echado una querida, rci nada de nada. Solamente se ha comprado un Mercedes oficial para la Alcaldía. Pues ote tos coj, inetes de Pedro Pacheco, alcalde andaíucista de Jerez. Si para que la economía de una ciudad florezca; si para que se abran nuevos hoteles, nuevos parques acuáticos, nuevas empresas exportadoras, si para que las calles estén como los chorros del oro, si para que se ZIGZAG Vicepresididos Millones de españoies esperaban ayer las imágenes de Televisión Española sobre las inundaciones del Sureste. Pero el Telediarto de las tres comenzó con la habitual propaganda del PSOE af estilo NODO, y con otras cosas más, pertenecientes a la conciencia oblicua y a la elusión de la realidad como propia conveniencia. Miles de españoles, mientras tanto, refugiados de tes aguas en los tejados, ignoraban- vicepresididos- que se les pretería. Protección infantil La reciente resolución sobre asistencia sanitaria a los huérfanos era obligación moral del Gobierno por fin afrontada: la única condición para que reciban atención de la Seguridad Social consistirá en haber sido acogidos en régimen familiar por asociaciones legales. El cambio constante de custodia, tan habitual, no afectará al servicio, importante salvedad si, como en este caso, la voluntad de tos pequeños es del todo ajena a tos detalles de la adopción. MtLAH: Quiosco Pavan, Via Solferino, 32; Canesi, Foro Bonaparte; Zucchelli, Metro CairoH; Rovati, Largo Catroti- Camperio; Bemazzoli, Piazzafe Cadorna, 1; Quaglia, Via Pateocapa, 1; Greziotti, Piazza 6 Febbraiq, 2; Azzimonti, Largo Quinto Alpini; Sala, Via Monti, 21; Spagnoii, Via A. Da Giussano; Fiorati, Piazzale Baracoa; Bisesti, Piazzale Baracca, 1; Geímini, Metro Buonarroti; Perego, Vta Pagiano, 1 A; Gobetto, Piazza Amendola; Gkjssani, Metro Arriendóla; Contgtio, Arcivescovado; ZuccheM, Metro Duomo H; Polloni, Piazza Duomo Portici; Leonarai, Piazza Duomo, 21; Gianzjni. Metro Duomo I; Cavadini, Piazza Duomo; Paiomba, Via Filodrammatici, 1; Afore Piazza delta Seala, 11 1; Berra, Via Caterta; Settembrino, Gaitería del Coreo; S. B. U. S. p. A Galleria de Cristoforis; Colombi, Piazza S. Babila; quiosco Franch mi, Metro S. Babila; ScaramagS, Corso Matteotti, 11; Gigante, Via Matteotti, 3; Magni, Largo Augusto- Sedis S. r. C. so Europa G. Passere; Carbóne, Via Larga Fontana; quisco Picctrillo, Piazza Duomo; Magri, Piazza Missori Gonzaga; ValH, Via Larga, 31; Germano, Piazza della Repubbfica; Pansera, Via Moscova, 39; Madelia, Metro Moscova; Cagnoni, Piazza Mirabello; Monteverde, Corso Venezia, 51; Cavagnoii, Vía Senató; Fornasari, Via dei Giardini; Uccelü, Vta VercJi; Fettrinelli, Via Manzom, 12; Di Niiio, Via Manzoni, 21; Crema, Piazza Cavóur; Pugólottii Via Moscova; Patrone, Via Teodosio Pacini; Pisano, Via Argentina; Minuzzo, PiazzaleVduéa d Aosta; ANPA S. A. S. Metro Gioia; quiosco FumagaHi, Vta M. Gioia Galvani; Olivieri, fiazzate Lagosta; Martini Q. Cor ni, Via Don aturro: Alte 5 v Nicolini, Vta Cordusio, 1; Farvo, Via Orefict; Guazzoni, Piazza S. María PUNTOS DE VENTA DE