Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 6- 11- 87- OPINION -ABC, pág. 15 INCOMPETENCIA MUNICIPAL ADRID se ha convertido en una capital intransitable. Los atascos y embotellamientos se suceden día tras día y no corresponden siquiera a las causas, en cierto modo más explicables, de las horas de entrada y salida del trabajo o de apertura y cierre de los establecimientos comerciales. Madrid es un caos circulatorio que se mantiene con evidente ausencia de guardias municipales que impongan algún orden. Lo único visible, en ciertas zonas céntricas, son los encargados de anotar quienes cumplen o incumplen en el aparcamiento las normas de la ORA. El resto es anarquía en los estacionamientos- en doble o triple fila- en cualquier calle, la elemental señalización de los semáforos, el atasco por motivos diversos, y un constante ulular de sirenas de coches de Policía y ambulancias. Y todo esto ocurre hace años, aunque progresivamente se agrava, al mismo tiempo en que dispone el Ayuntamiento de Madrid de más cuantiosos presupuestos que nunca, dato que le permitiría aplicar más eficaces medios que en cualquier otra época pasada a la solución de los problemas del tráfico. Mientras tanto, el Ayuntamiento, con participación personal del alcalde, organiza- esto sí que con orden, sin fallo- -circuitos urbanos para solaz de ciclistas. O asiste impávido a manifestaciones contra la base de Torrejón. La política municipal en cuanto concierne a la circulación em Madrid es una política irresponsable. La capital, en este aspecto, no pertenece a su ámbito europeo; Es el resultado, por lo visto, de la aplicación de especialísimos criterios, mucho más eficaces en la creación dé zonas peatonales que en la regulación de la circulación en sus arterias principales y aun secundarias. Para colmo, el propio cent r o u r b a n o es escenario abierto a todas las manifestaciones y a todas las demostraciones de protesta en las calles. Sin excluir los excesos inciviles de la exteriorización de alegría, como ha sido el caso de la explosión de gamberrismo futbolístico, en la Cibeles, por el triunfo en Oporto del Real Madrid. Pero pocas horas después, al día siguiente, ayer, una conr PADRASTROS OE LA PATRIA OS vicepresidentes del Congreso, el aliancista Antonio Carro y el representante del CDS. José Ramón Caso, han p r o p u e s t o un plan de represtigio del Parlamento para contrarrestar las informaciones publicadas en diversos medios de comunicación sobre las pensiones de los parlamentarios, que constituyen una descalificación del sistema parlamentario en su conjunto Declaraciones como esta equivalen a una versión actualizada del viejo sistema de matar al mensajero. El plan de pensiones es una vergüenza porque representa una afrenta a los miles de pensionistas que van a pasar sus últimos años con dineros menguados. Y es una vergüenza porque revela la tendencia de los señores diputados a enclaustrarse en sus despachos y olvidarse de la España real. Resulta inadmisible que se atropelle e insulte a los medios de comunicación, que han dado la noticia, pues que sepamos no era ningún secreto- ¿o acaso lo era? y la han valorado negativamente en consonancia con lo que demanda el simple sentido común y el clamor de la calle. Pero ya lo sabemos: como en la oratoria de hace treinta años, quienes disienten del poder forman parte de la anti- España. La guinda la ha puesto el presidente de las Cortes tratando de minimizar los hechos, ya que, según él, sólo han aparecido en escasos medios de comunicación Por este camino no habrá más verdad que la del Boletín Oficial del Estado o sus órganos sustitutorios, que haberlos haylos. El señor Carro, por su parte, ha hecho una afirmación que ofende la inteligencia del ciudadano medio: estamos contra la medida, pero no votaremos en contra. Es decir, que los demás hagan la faena sucia, que nosotros nos hallamos dispuestos a aprovecharla. No está mal que la operación de represtigio comience con el uso de un pintoresco neologismo que en vano buscará el lector en el Dic- cionario de la Real Academia Española. Pero el señor Carro además ha hecho estas afirmaciones como culminación de una última etapa política en la que parece haberse adherido a una extraña suerte de bakuninismo libertario: la lucha radical contra la droga le parece mal, la intensificación de las medidas antiterroristas suscita su disgusto y, ahora, es la Prensa el blanco de sus ataques. Es reacción típica en quienes sirvieron con especial disciplina en regímenes de poder personal. Ningún Parlamento europeo caería en la ridiculez de un plan de represtigio, cosa que nos haría reír si no nos llenara de tristeza. El Parlamento es la expresión de la voluntad popular, pero representa también la dignidad de la palabra frente al verbalismo pedestre, frente a la vulgaridad de quienes parecen dispuestos a pasar a las notas a pie de página de los manuales como padrastros de la patria. centración de camioneros ha paralizado el tráfico en el centro de Madrid- -con las inevitables repercusiones en el conjunto de la ciudadpara protestar, por sus problemas de exportación, ante dependencias de la Embajada francesa. Cada manifestación tendrá, cosa que aquí no discutimos, su razonable fundamento. Pero es necesario un riguroso plan para autorizarlas y marcarles itinerarios- incluso horarios- -de acuerdo con los cuales no resulte caótica la circulación en una capital europea como lo es Madrid. El pueblo de Madrid está harto de una incompetente política municipal que sólo es notable en los constantes gestos dedicados a la galería. ÍODRIAN hacerse juegos de ingenio sobre la escala forzosa del presidente del Gobierno en Guayaquil. Una avería menor del avión oficial retuvo ayer durante trece horas a don Felipe González en una situación no lejana al bochorno. Había que encontrar una pieza de repuesto, un tubo sin importancia, para que el avión pudiera reemprender el vuelo. La edad del aparato hizo difícil la obtención del recambio. Volvemos así a la escenografía de Berlanga después de otro incidente similar en Estados Unidos. No nos parece un suceso humorístico, sino un reflejo más del. estado de imprevisión y de desorden en que se encuentran no pocos asuntos públicos. La escala forzosa de Guayaquil dará motivo a un gran despliegue internacional de ironía. Pero debe ser en España motivo de severa reconsideración. Una nación europea no puede dar patinazos de esta clase. Las primeras autoridades del Estado no deben verse envueltas en estas anécdotas, donde el pintoresquismo corre unido a la incompetencia. En numerosas ocasiones hemos visto primeros ministros europeos en vuelos de líneas regulares: también jefes de Estado, Reyes y Reinas. No abogamos contra el uso de aviones oficiales que son hoy un vehículo habitual de los gobiernos. Pero no puede admitirse su valetudinario funcionamiento. Presidente- Editor GUILLERMO LUCA DE TENA Director LUIS MARÍA ANSON Director de ABC de Sevilla Francisco Gimértez- Alemán Subdirector: Amonio Burgos ABC Subdirectores Darío Vateárcel, Joaquín Vüa, José Javaloyes, Manuel Adrio, Joaquín Amado Jefes de Redacción: J. A. Gundih (Continuidad) J. C. Azcue (E. Especiales) B. Berasátegw (ABC Literario) A. Fernandez (Economía) J. 1. G. a Garzón (Cultura) A. A. González (Continuidad) R. Gutiérrez (Continuidad) L Lz. Nicolás (Reportaies) C. Maribona (Continuidad) J. L. Martín Descalzo (Sociedad) J Olmo (Edición) L. I. Parada (Suplementos. Económicos) L. Prados de la Plaza (Continuidad) C. Prat (Dominical) Santiago Castelo (Colaboraciones) J. M. Zuloaga (Investigación) Secciones: J Rubio (Arte) J. M. Fdez. -Rúa (Ciencia) A. Garrido y J. Espejo (Confección) J C Diez (Deportes) A Yáñez (Edición Aerea) J. Badía (Educación) E. R. Marchante (Espectáculos) J Pato (Gráfica) M. A. Flores (Huecograbado) F. Rubio (Ilustración) M. Salvatierra (Internacional) C. Navascués (Madrid) J. A. Sentís (Nacional) M. A. Martín (Sanidad) D- Martinez- Luján (Sociedad) R. Domínguez (Sucesos) V. Zabala (Toros) E. Yebra (Vida Social) Director General de Prensa Española, S. A. JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA Producción: S. Barreno. Personal: C. Conde. Financiero: I. Laguna. P. Datos: V. Peña. R. Externas: J. Saiz. Comercial y Distribución: Enrique Gil- Casares Publicidad: L Escolar. Teléfonos: Centralita (todos los servicios) 435 84 45. 435 60 25 y 435 31 00 Télex: 27682 ABCMOE. Publicidad: 435 18 90. Suscripciones: 435 02 25. Apartado 43 -I Prensa Española, S. A.