Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 4- 11- 87 CULTURA -ABC. póg. 43 Pérez Sánchez: La situación a que han llegado los trabajadores es desmesurada Creo que los aumentos que les han concedido son suficientes Madrid. Julio Bravo Alfonso Pérez Sánchez era ayer, lógicamente, car las cosas y creer que con el cambio de peruno de los pocos que entraron en el Museo del sonas cambiarán las cosas En cualquier caso, Prado. Antes tuvo que ver, en la puerta, pancarpara el director de la pinacoteca el haber llegatas que exigían su dimisión. Algo que, no obsdo a esta situación- que es excesiva y desmetante, no parece preocuparle: Es fácil simplifisurada- es algo lamentable para todos Para Alfonso Pérez Sánchez, gudos del conflicto son las reclachazada por el Ministerio de Halos dos calificativos empleados cienda sificaciones del personal del Pra- excesiva y desmesurada- esDe otro de los problemas que do. Para Pérez Sánchez, serían se plantean en el conflicto- y tán perfectamente aplicados, un camino para la mejora, pero que es, a juicio del director del porque lo que la Administración tanto la dirección como el mismo Prado, el más grave- la redistriha ofrecido es mucho más que Ministerio no pueden hacer otra bución del dinero, piensa Pérez lo que se ha dado a otros coleccosa sino propuestas, ya que suSánchez que no es viable. El tivos en conflicto; un trece por ponen una reestructuración ecoincremento a los restauradores ciento de subida neta es mucho nómica que sobrepasa nuestras- u n quince por c i e n t o- fue más de lo que han recibido otros competencias. Los vigilantes de aprobado en las reuniones entre grupos Es consciente de que seguridad querían acceder al niAdministración y sindicatos. El el Prado es algo muy especial. vel cinco de la Administración que se pedía para los vigilantes, No cabe duda de que el museo- oficial de primera- lo que susin embargo, no. Si ahora se hies singular. Pero hay que medir pondría un aumento del cuarenta las singularidades, y considero por ciento de sus salarios. La re- ciera una nueva redistribución de los aumentos, se quebrantaría que el aumento que se les conclasificación puede conseguirse un acuerdo que está por encima cede es suficiente. Soy también paulatinamente. No puede hacerde nosotros. Quiero subrayar consciente de que las retribuciose de golpe, ya que exigiría un también, por otro lado, el hecho nes de los trabajadores del Prabaile de cargos tremendo, y esto de que los sindicatos no hayan do son pequeñas, principalmente no tiene encuadre dentro del dicho nada. si se compara con otras pinacomarco de la Administración actecas del extranjero, pero hay tual. Y diré más. Antes de que Asegura Pérez Sánchez que la que medir las cosas dentro de dirección del Prado tiene menos sucediera el actual conflicto, el papel que jugar en todo este nuestras coordenadas. E, insisto, Ministerio ya pidió la reclasificaconflicto del que parece. La necreo que las peticiones son desción de los vigilantes al nivel 6 A gociación, en su inicio, fue resproporcionadas. Los trabajadores- algo inferior a la que ahora piponsabilidad de la dirección. tienen una gran falta de solidariden, y que les hubiera supuesto Pero en este momento rebasa dad con otros colectivos. aproximadamente un catorce por mis posibilidades e, incluso, las Uno de los puntos más peliaciento de aumento- y fue re- A. Pérez Sánchez del Ministerio. Lo que sí puedo asegurar es que se ha hecho todo lo posible por los trabajadores. Yo deseo- y lo digo de corazón- lo mejor para el personal del museo, y me. resulta difícil de entender, y doloroso, este enfrentamiento que se plantea como si de una empresa se tratara. Es un error de principio. En cualquier caso, ni la dirección es ya responsable Alfonso Pérez Sánchez no ve en este momento más salida que el que los vigilantes depusieran, su actitud. Son quienes tienen actualmente las llaves del Prado. Y yo les rogaría que volvieran al trabajo. De todos modos, para el director del Prado la cuestión es complicada, porque creo que, económicamente, no hay más que dar La huelga, en su marco Madrid. C. I. B. Pese a que en un principio la dirección del Museo del Prado no la consideró ni tan siquiera probable, el 13 de octubre se produce la primera huelga en la historia del museo. Siete meses de negociación del convenio colectivo sólo han llevado a desacuerdos en determinados puntos: aumento salarial- 5 por 100 legal más el complemento especial de responsabilidad, 27 por 100- y reclasificación del catálogo de puestos de trabajo, que permita una equiparación con el Cuerpo de funcionarios. El 14 de octubre se reúne una nueva mesa de negociaciones, donde se hace una nueva oferta económica a los trabajadores: tres millones de pesetas para restauradores, seis para mantenimiento y ocho para el departamento de ventas y publicaciones. La oferta no se considera suficiente, y es aquí cuando el comité de empresa, a través de su presidente, Antonio Solano, señala que la gerencia y la Administración han llegado al límite en sus ofertas Se pide la intervención de alguien con capacidad y autoridad reales. En una reunión celebrada el 19 de octubre entre los trabajadores y el jefe del gabinete del subsecretario de Cultura, la oferta económica fijada por el museo queda en un 11 por 100. Por su parte, los trabajadores reducen su reivindicación a un incremento total de un 15 por 100 de la masa salarial. La diferencia del 4 por 100 será un obstáculo insalvable. Por otra parte, el museo se compromete a la tramitación de los expedientes de reclasificación de puestos, cuestión ésta que al día de hoy no se ha tramitado ni firmado. Los días 20 y 21 de octubre vuelve a repetirse la huelga. Una diferencia de doce millones de pesetas es lo que impide un acuerdo que ponga punto final al conflicto. Una reunión celebrada el 26 de octubre no puede evitar la huelga que se sucederá a continuación y durante tres días- 27, 28 y 2 9- En dicha reunión- calificada por el comité de empresa de decepcionante -no se ofrece ningún incremento ni novedad a los trabajadores. Es más, se ven sorprendidos al descubrir que, quitando el 5 por 100 que les corresponde por ley, el resto del capital ofrecido procede de los 2.500 millones destinados a compensar colectivos agraviados y de la propia masa salarial. El día 29, el personal del Prado se. manifiesta ante el Ministerio de Cultura, resaltando que la diferencia económica es de doce millones y que ¡a dirección, que en un principio aceptó elaborar una reclásificación de los puestos de trabajo, ahora se niega El 30 de octubre, una asamblea extraordinaria del colectivo de trabajadores- u n 70 por 100 del colectivo afectado- decide ratificar la huelga indefinida, que comenzará el día 3. De los 197 presentes, 192 votaron afirmativamente, uno lo hizo en contra y hubo cuatro abstenciones. Este mismo día, se ofrece un fondo adicional a los trabajadores de más de nueve millones de pesetas. La oferta final de la Administración queda así en un incremento del 13,5 por 100. Esta oferta es rechazada al considerarse que la mejora sólo era aplicable a un determinado grupo. ¡TOMA YA! La ventaja de la apariencia es que detrás de ella hay algo, mientras que detrás de la realidad no hay nada. Julio CERÓN