Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 4- 11- 87 OPINIÓN -ABC, pág. 15 WEIN 6 ER 6 ER A próxima dimisión del secretario de Defensa norteamericano, Caspar Weinberger, ha obtenido del interesado un circunspecto no comment Estamos, sin embargo, ante un hecho de largo alcance sobre el que es necesario especular prudentemente. Se trata de saber si el gran patrón del Pentágono sale de escena por razones personales, como se ha dicho, o si ha surgido a lo largo de los últimos trece meses, desde las vísperas de Reykjavik a esta parte alguna discrepancia de fondo entre el presidente Reagan y el secretario de Defensa. Weinb e r g e r fue, con George Shultz y acaso por delante de este último, la gran cabeza de la política exterior americana, desde 1980 hasta hoy. Defendió la recuperación de posiciones frente al enorme rearme soviético de la era Breznev; y apadrinó la construcción y despliegue de las nuevas series de misiles ICBM norteamericanos, las grandes armas nucleares intercontinentales a cuyo lado los euromisiles que hoy se discuten no son sino un juego de n i ñ o s Weinberger, sin embargo, pasará a la historia, junto al general Abrahamson, su hombre de confianza en este frente, como el patrocinador de la Iniciativa de Defensa Estratégica, popularmente llamada guerra de las estrellas El secretario de Defensa movilizó no sólo la voluntad presidencial, sino al Capitolio y a media nación- desde los grandes laboratorios científicos hasta los grandes periódicos- -en defensa de su revolucionario proyecto: un sistema basado más allá de la biosfera capaz de detectar, interceptar y d e s t r u i r con una coraza electrónica los disparos de misiles contra el territorio norteamericano. Las nuevas tecnologías movilizaron al mismo tiempo a la fuerza nuclear, los nuevos sistema de haces de partículas y de láser, y los sistemas ópticos capaces de disparar a la velocidad de la luz. Las voces más solventes no parecen tomar en serio las especulaciones sobre una ruptura de Weinberger con Reagan: ni la cohesión de la Alianza Atlántica ni la política de defensa de las fuentes de energía, ni el programa de defensa espacial cor MANAGUA NO NEGOCIA L Gobierno de Nicaragua acaba de declarar que jamás habrá diálogo directo ni indirecto con la guerrilla antisandinista. Con estas palabras el Gobierno de Daniel Ortega destruye el primer principio del plan de paz regional de Osear Arias. Porque Esquipulas no es un proceso de simple alto el fuego por capitulación de las g u e r r i l l a s frente a los Gobiernos instalados en el poder, sino la sustitución de la lucha armada por un diálogo pacífico, capaz de desembocar en elecciones libres. La interpretación que el Gobierno sandinista, por boca de uno de sus comandantes- Bayardo A r c e- acaba de hacer sobre Esquipulas, identificando la iniciativa de paz con un sistema para regular la rendición de los rebeldes, aclara que la concepción de Mana- L sus 16.000 millones de dólares de presupuesto pueden estar en el origen de esta retirada. Tampoco puede haber un desacuerdo de fondo ante el encuentro ReaganGorbachov del 7 de diciembre porque Weinberger ha sido uno de los forjadores de la gran negociación. La crisis financiera y el histórico aviso de las Bolsas mundiales podrían tener una relación directa con la decisión de este gran jurista, refinado y pragmático, que era el secretario de Defensa. El recorte presupuestario no es compatible con la política del Pentágono que Weinberger dirigió con excepcional sagacidad histórica. No olvidemos aquí que el presupuesto de Defensa puede tener repercusión profunda en la política exterior española, forzada a virar de bordo que los grandes cambios en curso. E LA HUELGA OEL PRADO E L Museo del Prado es uno de los centros culturales de España. Como el Partenón o el Louvre, representan a sus naciones sin dejar de ser por ello puntos de convergencia universal. Gentes de todos los países acuden a visitar el Prado en la seguridad de que viven con ello una de las mayores experiencias culturales de su vida. Eso significa que el Prado no es un monopolio de España, que pueda estar sujeto a pequeños episodios o desacuerdos. No es un monopolio, pero sí es nuestra imagen. Y hoy en París, en Londres o en Nueva York somos triste noticia por el cierre del Museo. No ponemos en cuestión el derecho constitucional de sus trabajadores a la huelga. Pero dudamos que un grupo de celadores y administrativos, decididos a reivindicar un 33 por 100 de aumento salarial, puedan cerrar, por sí y ante sí, uno de los grandes museos del mundo. Una institución universal como el Prado debe estar a salvo de estas contingencias. Esta huelga, la más grave de su historia, se produce apenas dos años después de haber sido declarado organismo autónomo Triste autonomía. Presidente- Editor GUILLERMO LUCA DE TENA Director LUIS MARÍA ANSON Director de ABC de Sevilla Francisco Giménez- Alemán Subdirector: Antonio Burgos ABC gua consiste en obligar a El Salvador y Guatemala a negociar la reinserción en la vida política de sus guerrilleros, mientras Nicaragua recibe un tratamiento especial donde la negociación no existiría y los guerrilleros antisandinistas podrían beneficiarse, en el mejor de los casos, con una benévola amnistía. Nicaragua se convertiría así en la excepción de Esquipulas, adelantando la pretensión de que el. Esquipulas de los demás es algo diferente al Esquipulas propio, lo cual equivale a arruinar la fundamental razón del plan Arias: su globalidad centroamericana. La originalidad del plan propuesto por el presidente de Costa Rica se apoyaba en el planteamiento contrario: todos los Gobiernos debían negociar con todas las guerrillas y llevar a cabo convocatorias electorales donde el triunfador no fuese quien más fusiles tuviese disponibles, sino el vencedor en las urnas. La iniciativa de Arias era cambiar los fusiles por los votos, pero nunca que los propietarios rebeldes de las armas las entregasen sin contrapartida de seguridades electorales a quienes ocupaban el poder gracias a la fuerza. Podrá discutirse si las negociaciones entre los Gobiernos de Guatemala y El Salvador con sus rebeldes han tenido éxito o no; pero el hecho cierto es que ambos han intentado un diálogo y que Nicaragua, mientras tanto, ha sido la única nación incluida en el plan decidida a no hacerlo. En los dos primeros casos, Esquipulas ha tenido un comienzo todavía balbuceante e imperfecto de aplicación. En Nicaragua acabamos de oír que no lo tendrá nunca. Esquipulas era una débil esperanza de paz en el foco centroamericano que la Nicaragua sandinista no podrá jamás aceptar, según Bayardo Arce. Y si la frágil ilusión que representó en su día el plan Arias fracasa, se tratará simplemente de reconocer que es el Gobierno de Managua quien sabotea todo compromiso regional de paz. Lo que, en fin de cuentas, no constituirá ninguna sorpresa. Lo que los sandinistas llaman la conquista histórica no es ni más ni menos que la dictadura eterna. Subdirectores Darío Valcáipel, Joaquín Vila, José Javabyes, Manuel Adrío, Joaquín Amado Jetes de Redacción: J. A. GuntHn (Continuidad) J. C. Azcue (E. Especiales) B. Berasátegui (ABC Literario) A. Fernández (Economía) J. I. G. a Garzón (Cultura) A. A. González (ContinuidádT, B. Gutiérrez (Continuidad) L Lz. Nicolás (Reportajes) C. Mañbona (Continuidad) J. L. Martin Descalzo (Sociedad) J. Olmo (Edición) L I. Parada (Suplementos Económicos) L. Prados de la Plaza (Continuidad) C. Prat (Dominical) Santiago Casteto (Colaboraciones) J. M Zuloaga (Investigación) Secciones: J. Rubio (Arte) J. M. Fdez. -Rúa (Ciencia) A. Garrido y J. Espejo (Confección) J. C. Diez (Deportes) A. Yáftez (Edición Aérea) J. Badía (Educación) E. R. Marchante (Espectáculos) J. Pato (Gráfica) M. A. Flores (Huecograbado) F. Rubio (Ilustración) M. Salvatierra (Internacional) C. Navascués (Madrid) J. A. Sentís (Nacional) M. A. Martin (Sanidad) D. Martinez- Luján (Sociedad) R. Domínguez (Sucesos) V. Zabala (Toros) E. Yebra (Vida Social) Director General de Prensa Española, S. A. JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA Producción: S. Barreno. Personal: C. Conde. Financiero: I. Laguna. P. Datos: V. Peña. R. Externas: J. Saiz. Comercial y Distribución: Enrique Gil- Casares. Publicidad: L. Escolar. Teléfonos: Centralita (todos los servicios) 435 84 45, 435 60 25 y 435 31 00 Télex: 27682 ABCMDE. Publicidad: 435 18 90. Suscripciones: 435 02 25. Apartado 43 Prensa Española, S. A.