Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 2- 11- 87- SOGIEDAD -ABC, póg. 79 Benigno Blanco: En España se está saltando a la torera la ley del aborto Llamamiento desde la próxima sede de la Exposición Universal Sevilla. Amalia Fernández Lérida Benigno Blanco, abogado y vicepresidente de Adevida en Asturias, aseguró, dentro del V Congreso Nacional de Jóvenes Pro Vida, que en España se está saltando la ley a (a torera en lo que a la práctica del aborto se refiere Asimismo, el tocoginecólogo José Carlos Granados se mostró horrorizado por los derroteros que sigue la ciencia en técnicas de reproducción, la falta de ética y las aberraciones biológicas que se cometen A juicio de Benigno Blanco, la defensa de la vida en la sociedad pluralista ha de realizarse a través de una serie de actuaciones tales como la atención a los medios de comunicación, el rigor intelectual en el planteamiento de los asuntos, la importancia de actuar a todos los niveles, incluso desde los pequeños grupos; de atender a los cauces jurídicos y la potenciación de los centros de acogida de mujeres Señaló dentro de su ponencia que en España hay una clara discordancia entre lo que dicen las leyes y la realidad. La ley del aborto no se está aplicando en los términos estrictos en que está regulada en el Código Penal, sino que se aplica con unos criterios de liberalidad absoluta ante el triste silencio del ministerio fiscal, de Justicia y de muchos jueces que no actúan como seria su obligación. Se puede decir que en España se aborta casi libremente, porque se está justificando sin más, con un certificado médico o considerando como causa de la interrupción del embarazo el normal trastorno psicológico que a toda mujer le provoca esta situación Y auguró que este portillo que ha abierto la mal llamada ley del aborto se va a ir ampliando En la clausura del V Congreso Nacional de Jóvenes Pro Vida, que se ha celebrado en la capital hispalense, se presentaron una serie de conclusiones: Llamamiento a todos los jóvenes desde la sede de la próxima Exposición Universal para que asuman como objetivo, desde hoy hasta el 92, con la fuerza de su imaginación, contagiar a toda la sociedad de una cultura de la vida basada en la defensa intrínseca del hombre afirmamos que el pensar que el supuesto socioeconómico pueda ser una solución al problema del aborto es un error contumaz, ya que junto a los tres primeros supuestos no justifica la eliminación del ser humano proclamamos la sinrazón de una ciencia sin conciencia y nos mostramos contrarios a todo desarrollo científico o tecnológico que no esté al servicio del hombre y de su dignidad alentamos a los científicos a que apliquen sus fuerzas en la investigación del diagnóstico prenatal y a las técnicas de cirugía intrauterina con el fin único de tratar al ser concebido si tiene alguna minusvalía, nunca con el propósito de condicionar el derecho a la vida de aquél afirmamos que la aparición de la RU- 486 como nuevo método abortivo anula los supuestos límites entre una mentalidad anticonceptiva y otra abortiva, que en el fondo son manifestaciones de una actitud anti- vida rechazamos igualmente la práctica de la eutanasia por considerarla opuesta al respeto por la vida humana y generadora de actitudes contrarias al derecho a la vida de todo ser humano, independiente de sus condiciones físicas o mentales y somos conscientes de la formación en todos los asuntos referentes a la defensa del niño no nacido, ya que la ignorancia es atrevida y en el caso del aborto se paga con vidas humanas: si no nos esforzamos por aprender sobre el respeto a la vida estaremos siendo unos irresponsables La discordia entre los príncipes de Gales comienza a preocupar Londres. Alfonso Barra Por primera vez la aparente falta de armonía en el matrimonio de los principes de Gales merece el tratamiento de primera plana en la Prensa responsable de Londres. Ella no asistió, como lo hizo su esposo, a la boda de la nieta de lord Montbatten, lady Amanda Knatohbull. En las proximidades de la iglesia de Santa María, en el pueblo de Ashfford (Kent) se hallaba desplegado el más aguerrido cuerpo de operaciones de la Prensa. A la ceremonia acudieron ia Reina, el príncipe Felipe, el príncipe Eduardo y los duques de York. El arzobispo de Canterbury casó a los contrayentes. Sin estar presente, la princesa Diana era el personaje más esperado y más buscado por los periodistas. Faltó a la cita. El hermano de la novia, lord Romsey, dijo que la prinesa Diana había sido invitada, pero quedaba a su discreción asistir o no a la ceremonia. Y criticó con aspereza la línea fatua e idiota seguida por algunos órganos periodísticos. El fundamento de los rumores acerca de la discordia en el matrimonio de los príncipes de Gales es que los dos llevaban treinta y ocho días de separación antes del 21 del mes pasado, cuando acudieron juntos a las zonas del País de Gales más castigadas por las inundaciones. Después volvieron a separarse: él regresó a Escocia, y ella, a su residencia de Londres. El dominical News of the World dice que la Reina Isabel intentó mediar en favor de la concordia matrimonial. Según esa información, la princesa de Gales se retiró de la habitación y aconsejó a la Soberana que se ocupara de sus asuntos Con la intensa música de fondo de los comentarios, a veces ásperos para el heredero de la Corona, los príncipes han empezado en Berlín la visita a la República Federal de Alemania. No se prevé, sin embargo, que ese viaje, previsto desde tiempo atrás, logre neutralizar las cabalas y censuras. Para la nación es una dolorosa sorpresa. Desde hace seis años y medio, desde el casamiento, recibía a diario una densa ración informativa que presentaba a la real pareja como el símbolo mejorado de las novelas del género rosa, enriquecidas con observaciones acerca de la línea de moda que promovía la princesa. ¿Repercusiones de una supuesta desavenencia aireada por una Prensa con megáfono? Según Harold Brooks- Baker, editor de la guía de la nobleza Burke un divorcio de los príncipes no plantearía un problema constitucional grave. El podría estar divorciado y ser rey. Lo difícil vendría después, si se casa en segundas nupcias. ¿Qué derechos tendrían los hijos del primer matrimonio sobre los que- con términos de esa guía- sería la prole del segundo lecho? Hasta el divorcio de la princesa Margarita y lord Snowdon, el divorcio era impensable. Dice Brooks- Baker que en el supuesto de anular el vínculo, ella recibiría el tratamiento de Diana princesa de Gales. No sería, como ahora, la princesa de Gales. Los británicos esperan que pase pronto la supuesta tormenta. La soledad provoca una nueva moda en Nueva York: la muy antigua de contraer matrimonio Nueva York. José María Carrascal ¿La última moda de Nueva York? Una bien vieja: casarse. ¿No lo creen? Vean las últimas estadísticas: en 1986 contrajeron matrimonio en Nueva York 164.393 parejas, comparado con las 121.506 que se casaron en 1930. Esta es una tendencia que viene notándose desde comienzos de esta década, contraria a la pasada, cuando no casarse parecía que era lo más in La cifra más baja se alcanzó en 1977, cuando sólo se solicitaron 108.298 licencias matrimoniales. En los años setenta- dice un sociólogo- to que privaba era vivir juntos. Ahora la gente vuelve a desear unos lazos más estables. Sencillamente, se quiere tener alguien al lado. Los objetivos dominantes son hoy la carrera y la familia. Estar solo es muy duro. ¿Qué ha traído el cambio? Hay distintas teorías. La más simple es la vuelta de los valores tradicionales, que caracterizó a la era Reagan. Pero esa vuelta es más una consecuencia de algo que una causa. Y al fondo de todo puede haber cierto cansancio, o desengaño incluso, de toda una generación crecida en un ambiente permisivo, que llega a la madurez y se encuentra, como dice uno de ellos, que las noches solo son muy largas También las mujeres que habían cifrado tantas ilusiones en seguir una profesión encuentran que no todo en la vida profesional es rosado y echan de menos una familia. Resulta significativo que muchos de esos matrimonios son de personas que se acercan a los cuarenta años. Por último, el SIDA, que ha quitado mucho atractivo a la aventura casual y al sexo indiscriminado.