Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 2- 11- 87 ABC m mi A B C 55 De ellos, urt t o por 100 paga menos de trescientas pesetas al mes y tan sólo un 15 por 100 más de siete mil puede pasar que el carnicero, o el tendero, sea más rico que tú y no por eso deja de actualizar el precio de sus productos mensualmente al casero 1.007 pesetas; en Valladolid, un Banco dispone, por 6.500 pesetas de renta, nada menos que de una superficie de 600 metros cuadrados, 15 ventanas y dos puertas de entrada; uno de los más prestigiosos y caros restaurantes de Madrid paga por el local situado en la céntrica calle de Alfonso XII tan sólo 2.000 pesetas; en Valencia, una finca situada en la calle de Junta Murs y Valls, destinada a horno de pan, compuesta de planta baja, piso vivienda, comedor, tres habitaciones y baño, además de granero y almacén, renta mensualmente 1.441,45 pesetas al mes. Así podríamos seguir por toda la geografía española, puesto que un 66 por ciento de los locales de negocio abonan menos de 3.000 pesetas de renta. El negocio de los locales Pero si la congelación de las rentas en las viviendas tiene una justificación como es la ayuda que ello representa para cientos de miles de familias con ingresos mínimos, no se puede decir lo mismo de los locales de negocio. Según Antonio Rosillo, presidente de la Cámara de la Propiedad Urbana de Madrid, ya entonces resultó contradictorio que dentro de un aceptable principio filosófico general- evitar que el propietario se beneficiara de la escasez- una medida que parecía admisible temporalmente para las viviendas se extendiera a los locales de negocio Porque, al amparo de una ley desfasada, son numerosos los casos de tiendas, bares e, incluso, Bancos, que están pagando unas rentas ridiculas. Una encuesta realizada por las Cámaras de la Propiedad Urbana revela que tan sólo un 14,5 por 100 de los locales de negocio pagan más de 7.000 pesetas al mes, y que la renta de un 10 por 100 de este tipo de locales no llega a las 300 pesetas. En estos casos, evidentemente, no se puede decir lúe se está beneficiando a las clases modestas, sobre todo si se tiene en cuenta que muchos de los arrendatarios beneficiados por los alquileres congelados destinan estos locales comerciales a trasteros, almacenes o garajes. Duración de los contratos El punto de vista de la Cámara de Inquilinos de Madrid no puede ser nunca favorable a la actualización de las rentas, aunque no entramos en las de los locales de negocio afirma su vicepresidente Francisco Barragán. Al igual que él opina la mayoría de las personas que disfrutan de las ventajas de las rentas antiguas: Sabemos que estamos pagando poquísimo por nuestras viviendas, pero la ley nos protege En e) centro de Madrid hay multitud de locales con alquileres bajísimos. En la imagen, Ja calle Preciados, una de las más comerciales tividad económica. Máxime cuando, además, estos locales de negocio, al igual que las viviendas, gozan de dos subrogaciones que permiten a los familiares directos del arrendatario seguir con el local con la renta congelada cuando la inflación no deja de subir. Hay casos concretos de contratos de arrendamiento de comercios que pasaron de padres a hijos e incluso a nietos. El Decreto- Ley 2 85 de 9 de mayo de 1985, conocido como la Ley Boyer consistió en una reforma en el sentido de permitir arrendamientos temporales; terminado el período contractual, sólo se prorrogan por períodos iguales a los de fijación de renta. Para el presidente de la Cámara de Propietarios, fue una ley de relanzamiento económico que tuvo sus efectos positivos, porque las personas que deseaban invertir en viviendas o locales de alquiler no tenían ya ningún freno desde el momento que se puede arrendar por tiempo cierto y con una renta progresiva. Pero esto no afecta a todos los propietarios, sino sólo a aquellos que arrendaron sus locales o viviendas con posterioridad a esta fecha No opina lo mismo Francisco Barragán, quien afirma que la Cámara de Inquilinos no puede ver con buenos ojos la Ley Boyer, porque no va a conseguir que haya más contratos de arrendamiento ¿Dónde está la solución al problema? No consiste en abordar una Ley de Arrendamientos Urbanos con un nuevo enfoque global, sino en considerar únicamente el lado exclusivo de los locales de negocio, con una liberalización paulatina de sus rentas. Pero como dice Francisco Barragán, hemos participado ya en tres proyectos y se han ¡do a pique, porque ningún Gobierno se atreve. Y es que llegar a hacer una Ley de Arrendamientos justa es poco menos que imposible si se quiere quedar a bien con todos María COR 1 SCO Ciertamente, la injusticia de la congelación de rentas, que todos reconocen, se manifiesta abiertamente en los locales de negocio por cuanto sus arrendatarios obtienen beneficios con esos locales a través Como ejemplo, sirven los siguien- de sus actividades comerciales, betes: un bar situado en la madrileña neficios que se van ajustando año calle de Marqués de Urquijo paga tras año al encarecimiento de la ac- No es justo que por unas leyes desfasadas los caseros soportemos rentas estancadas desde hace decenas de años La solución al problema podría estar en una liberalización paulatina de los locales de negocio