Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ABC Impuestos ABC LUNES 2- 11- 87 El Gobierno debe tipificar el alcance de losanomalías contables y regístrales Debería ser una parte de la reforma de la ley General Tributaria Debe quedar claramente establecida la tipificación del incumplimiento de las obligaciones de índole contable o registral ante la posibilidad de que dicho incumplimiento dé lugar a la aplicación del régimen de estimación indirecta e incluso llegue a constituir delito fiscal. El autor de este artículo señala que esa tipificación podría constituir una parte de la reforma de la ley General Tributaria, reiteradamente anunciada por altos cargos de la Administración. El artículo 83 de la ley General Tributaria, en su número 3, establece la sanción aplicable a las infracciones simples que especifica en sus apartados a) a f) todas ellas de indote contable o registral, como la del incumplimiento de la obligación de llevanza de la contabilidad. El artículo 50 de la misma ley al señ a l a r en su p á r r a f o p r i m e r o las circusntancias que dan lugar a la aplicación del régimen de estimación indirecta, para la determinación de bases o rendimientos, cita, entre ellas, la del incumplimiento sustancial de las obligaciones contables. Y el artículo 350 bis del Código Penal, con la redacción que le ha dado la ley orgánica 2 1985, de 29 de abril, que entró en vigor el 20 de mayo, establece la pena aplicable al que, estando obligado por la ley Tributaria a llevar contabilidad mercantil o libros registros fiscales, incumpliera absolutamente dicha obligación en régimen de estimación directa de bases tributarias, o llevase a cabo actuaciones regístrales equivalentes a las que el artículo 83 de la ley General Tributaria califica de infracciones simples. litan que la Administración pueda conocer y determinar las bases o rendimientos que hayan de computarse. Al manifestarnos así, tenemos presente que el Tribunal Supremo, en sentencia de 3 de febrero de 1986, ha mantenido el criterio expuesto, al considerar lo que debe entenderse por incumplimiento sustancial de las obligaciones contables. Delito fiscal En consecuencia, podemos decir que lo más frecuente será que las anomalías de índole contable o registral sean consideradas como infracciones simples, que, a su vez, normalmente incidirán en la calificación de una infracción grave, y que sólo excepcionalmente podrán dar lugar a la aplicación del régimen de estimación indirecta, para la determinación de bases o rendimiento. Por otra parte, consideramos que la circunstancia esencial que permitirá contemplar la posibilidad de que las anomalías de índole contable o registral constituyan delito fiscal será la de que dichas anomalías sean consecuencia de la conducta dolosa del contribuyente. Es decir, de una conducta que implique empleo de artificio o. engaño en perjuicio de la Hacienda Pública. De darse la circunstancia indicada, de acuerdo con lo dispuesto en el número 6 del artículo 77 de la ley General Tributaria, la Administración pasará el tanto de culpa a la jurisdicción competente y se abstendrá de seguir el procedimiento sancionador mientras la autoridad judicial no dicte sentencia firme que, de ser sancionadora, excluirá la imposición de sanción administrativa. De no estimarse, por autoridad judicial, la existencia de delito, ía Administración continuará el expediente sancionador en base de los hechos que los Tribunales hayan considerado probados. Estimación indirecta La normativa expuesta puede determinar, a partir del 20 de mayo de 1985, que las anomalías de índole contable o registral sean consideradas como infracciones simples que, a su vez, normalmente incidirán en la calificación de la infracción grave, constituida por haber dejado de ingresar, dentro de los planes reglamentariamente establecidos, la totalidad o parte de lo que deba ingresarse en el Tesoro. Dichas anomalías puedan dar lugar a la aplicación del régimen de estimación indirecta, para la determinación de bases o rendimientos, o que constituyan delito fiscal. Esta triple alternativa, con la trascendencia que supone para el contribuyente lo que, en cada caso, pueda corresponder, plantea el problema de cual sea el alcance de las anomalías contables del que se siga una u otra alternativa. Conservas Garavüla, S. A. DIVIDENDO A CUENTA Conservas Garavilla, S. A. ha acordado el pago de un dividendo activo a cuenta de los beneficios del ejercicio 1987, que se hará efectivo a partir del día 2 de noviembre de 1987. A este dividendo también tendrán derecho los señores accionistas incorporados en mayo de 1987. Dividendo bruto Retención a cuenta de impuestos Dividendo neto por acción 30 ptas. 6 ptas. 24 ptas. Cinco millones de cuota El procedimiento expuesto adara la duda de que podría plantear el artículo 349 del Código Penal, redactado por la ley orgánica 2 1985, de 29 de abril, que configura como delito el que la cuantía de la cuota defraudada exceda de 5.000.000 de pesetas, al poderse interpretar que existe delito fiscal cuando las sanciones administrativas excedan de dicha cuantía. En efecto, la Administración cuando aprecie que la infracción tributaria, que daría lugar a una sanción superior a los 5.000.000 de pesetas, es consecuencia de la conducta delictiva del contribuyente, iniciará el procedimiento a que se ha hecho referencia para que, por la Jurisdicción competente se estime si existe o no delito fiscal, pero de no apreciarse por la Administración que la infracció de que se trate sea consecuencia de la actuación delictiva del contribuyente, su sanción administrativa sea cual fuere la cuantía que alcance, no constituirá delito fiscal. Lo expuesto entendemos que acredita la conveniencia de que la tipificación del incumplimiento de las obligaciones de índole contable o registral quede claramente establecida, lo que podría constituir una parte de la reforma de la ley General Tributaria, reiteradamente anunciada por altos cargos del Ministerio de Economía y Hacienda, que deseamos solucione otras muchas cuestiones que ha venido a plantear su modificación parcial, llevada a cabo por la ley 10 1985, de 26 de abril. libros de contabilidad A título meramente indicativo, que no pretende ni mucho menos, dada la complejidad del tema, agotar la materia, consideramos que para que las anomalías de que se trata constituyan incumplimiento sustancial de las obligaciones contables y den lugar a la aplicación de régimen de estimación indirecta, para la determinación de bases o rendimientos, no bastará con que no existan ligros o registros oficiales de contabilidad, si los libros o registros de cualquier clase que posea e contribuyente, así como la documentación de una u otra naturaleza con que cuente, posibi- La cantidad retenida constituye un anticipo de la cuota a pagar anualmente por los perceptores en su declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y sobre Sociedades, y, como tal, es deducible de la misma. El pago se efectuará contra estampillado de los títulos en las oficinas principales y sucursales del Grupo Banco de Bilbao. Bermeo á 30 de octubre de 1987. El presidente del Consejo de Administración. -R, Manuel ROZAS ZORNOZA