Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 36 AL como estaba previsto, el anteproyecto de iey de Costas está suscitando polémicas incluso antes de que la opinión pública haya tenido conocimiento de su contenido exacto. En fechas recientes, el propio autor del texto tuvo la amabilidad de dedicarme en estas mismas páginas una réplica a mis anteriores argumentos acerca de la inseguridad jurídica que dicha ley originaría. Confieso que es la primera vez que alguien se toma la molestia de dedicarme todo un articulo en la- Prensa, por lo que la primera ten íación fue, sin duda, la de contestar punto por punto a sus argumentos, olvidando que los íecíoi es difícilmente se hubieran enterado ni tendrían el menor interés en descubrir quién de! cs dos tiene razón. Por eüo me parece más conveniente voiver sobre los importantes equívocos que rodean a tan importante proyecto de ley, por buena que haya sido ía intención de su autor y dignas de protección- q u e lo son en grado máximo- nuestras costas. El primer equívoco importante de esta Isy es si de dar a entender que pretende ún; carnerite proteger lo poco que aún queda de cosía virgen en nuestro litoral, respetando íntegramente la situación existente en el resto. Si asi fuera, estaríamos realmente ante una ley de mínimos, que podría ser muy exigente en! os requisitos de conservación de las costas y en ía restricción de los derechos dominicales de los propietarios de tales zonas vírgenes. Pero io cierto es que no es así, ya que basta una lectura de las disposiciones transitorias y finales de la ley, que pretendidamente suponen una equilibrada transición a la nueva regulación legal, sin traumas para los actuales propietarios, para comprobar que en algunos casos tales propietarios van a quedar privados de sus bienes pura y simplemente, sin indemnización, lo cual, a mi modo de ver, es bastante afectación como para merecer alguna reflexión. Al decir el artículo 4.4 de la ley que tienen carácter de bienes de dominio público los terrenos que por cualquier causa han perdido sus características naturales de playa o zona TRIBUNA ABIERTA LUNES 2- 11- 87 que en buena medida el deterioro de las costas se debe a una falta de energía en la aplicaPor Alfredo SANCHEZ- BELLA CARSWELL ción de la legislación vigente por parte de las autoridades competentes. marítimo- terrestre y estaolecerse asimismo Finalmente, otro equívoco importante de la que la Administración deberá recuperar de inley es el de creer que puesto que el deterioro mediato la posesión de todos los bienes de en las costas se debe a la acción de unos dominio público sin que tengan valor obstativo alguno para ello las inscripciones en el pocos propietarios privilegiados cabe repararlo, operando en perjuicio de dichas pocas Registro de la Propiedad, parece desprenderpersonas y en beneficio de todos se que en muchas zonas de los ciudadanos. nuestras costas, antes playas Se olvida con ello que aun advírgenes y hoy suelo urbano mitiendo- que no cabe admitir (piénsese en la primera línea de que los únicos responsables del mar en Benidorm, por ejemplo) daño fuesen ios promotores de los propietarios podrán enconlas viviendas construidas en pritrarse de la noche a la mañana mera línea de mar, privar de sus con una acción reivindicadora de propiedades a los actuales titulala propiedad dirigida contra ellos res en nada o poco afectaría a por la Administración. Tal acción, aquellos promotores. En otras por su propia naturaleza, suponpalabras, los actuales propietadría simplemente la reclamación rios de pequeños apartamentos por parte de la Administración de en las enormes torres que afean algo que pertenece al Estado, el paisaje y deterioran el entorno cuya recuperación corresponde nada tienen que ver con quienes efectuar sin indemnización por Sánchez- Bella construyeron los edificios, y si no tratarse, en realidad, de una Carsweü. bien se trata de un porcentaje privación de derechos. Abogado del Estado reducido de la población nacioClaro es que queda el pequenal, en términos absolutos, se ño detalle de que las edificaciones existentes en el suelo calificado ahora trata de un colectivo enorme de personas, como de dominio público han sido pagadas tanto nacionales como extranjeros, ricas o menos ricas, pertenecientes a un amplio espor los particulares, por lo que la recuperación por la Administración daría lugar a una pectro social, cuyos intereses son tan dignos indemnización por razón del enriquecimiento de protección como ¡os de cualquier otro ciuinjusto, que de otra forma se produciría- res- dadano, y a las que no cabe castigar por unas culpas de las que no son en modo algupecto de lo cual nada se dice en el proyecto. no responsables. Pues bien, uno querría creer que esta preocupante conclusión- haya o no indemnización por las edificaciones- no ha sido más Para terminar, y por lo que respecta a la que el fruto de un olvido o que no se ha pre- sorpresa que parece suscitar el que un abovisto realmente y qué bastará llamar la aten- gado del Estado, siquiera en situación de exción sobre ella para que se enmiende el cedencia, pueda formular estas críticas contra error. un anteproyecto de ley y entrar así supuestaY, sin embargo, el propio autor de ¡ante- mente en contradicción con su obligación de proyecto se sorprende de que esta cuestión defender los intereses públicos, se trata de preocupe a alguien que proclama que aboga una cuestión, sin duda interesante, sobre la por el Estado y, por tanto, por los intereses que pienso volver con mayor atención, pero públicos Es decir, que no se trata ni de un que se resume en la idea de que el funcionaolvido ni de algo no deseado, sino de un pre- rio que suscribe es abogado del Estado, no cepto meditado y concebido como instrumen- del Gobierno. to para la recuperación inmediata de todos los terrenos que, conforme a una imprecisa definición, se consideran como de dominio público. LA LEY DE COSTAS (extensión Mundo World Disney) Ptas. 1 7 5 5 0 0- 1 1 días VIAJES LANZAN! Paso subterráneo de peatones Genova- Colón cementerio de San Sebastián (Guipúzcoa) Tel. (943) 4683 79. Horas de oficina El segundo equívoco importante de la íey es el de creer que el deterioro de nuestras costas y los abusos urbanísticos son únicamente imputables a unos pocos que históricamente se han beneficiado de estos espacios, cuando es así que en la mayoría de los casos la responsabilidad ha de atribuirse a las autoridades municipales, que han aprobado ordenanzas municipales y otorgado licencias de obras sin tener unas mínimas consideraciones de protección del medio ambiente o de las costas. La extensión de nuestro litoral y el volumen edificado en él es tan considerable que no cabe hablar con seriedad de unos pocos beneficiados, pues si hay materia en que las responsabilidades están extensamente repartidas, el urbanismo en las zonas costeras es uno de los más claros. El propio texto reconoce en su exposición de motivos SE VENDE EMPRESA Dedicada a fabricación de mostos naturales y concentrados Marcas de vino y zumos varios, última tecnología Yanguas y Miranda, 21- 5 31002. PAMPLONA Interesados dirigirse a: Sr. De la Parra Residencia Geriátrica Arco Iris iJvlATEO INURRIA, 8 (junto Plaza Castilla) ESPECIALMENTE DISEÑADO CON LOS MÁXIMOS ADELANTOS SERVICIO MEDICO PERMANENTE Pará mas información: Telefonó 457 66 09 Mateo Inurria, 8. Madrid 28036