Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 2- 11- 87 OPINIÓN ZIGZAG ABC 17 A propósito Sánchez Montero la ya larga lista de los asuntos sin aclarar se sumó la semana pasada el relativo a la Policía autónoma vasca. Está anunciada la comparecencia del titular de Interior del Gobierno vasco ante una Comisión de aquel Parlamento, pero no vale la pena hacerse muchas ilusiones. La vida parlamentaria española se caracteriza por el patente embotamiento de la función de control, que, junto con la legislativa, es la esencia misma de un Parlamento. Las comparecencias de responsables políticos ante Comisiones o ante los Plenos suelen ser burdas comedias que nunca llegan al fondo de los asuntos y dejan a los ciudadanos en el mismo limbo de ignorancia en que estaban. La transparencia, tan verbalmente de moda, sigue siendo virtud inalcanzada por nuestra vida pública. La denunciada selección partidista de los ertzainas es una cuestión de extrema gravedad que, de confirmarse, implicaría responsabilidades políticas y, seguramente, penales. Dada esta gravedad de la acusación, sorprende que, hasta ahora, nadie la haya desmentido. El PNV y el portavoz peneuvista del Gobierno vasco han cumplido el obligado rito de rasgarse las vestiduras y, en la línea clásica de todos los gobernantes autoritarios, han calificado a la denuncia de desestabilizadora quejándose de la crítica sin límites y de la dinámica de autodestrucción Pero, de momento, no han dicho si la acusación es falsa o no, que es lo que los ciudadanos quieren saber. Estos señores ignoran que lo que desestabiliza a una democracia no es la verdad, sino la opacidad. El silencio cómplice o la intoxicación descarada no son nunca un buen servicio a la democracia. Por otra parte, que el PNV se haya fabricado una Policía autónoma a su medida es algo que apenas si puede sorprender. Es bien sabido que el PNV ha favorecido la promoción de los adictos y simpatizantes en todas las instituciones públicas y privadas en que ha podido hacerlo, que son muchas, dada su ubicua penetración en el tejido social vasco. Su hipotética penetración en la Policía autónoma sería algo grave, pero no insólito. Este tipo de t á c t i c a son usuales en todos los partidos que, como el PNV, se consideran depositarios exclusivos de los destinos de la colectividad. El control de la Policía es, además, una obligada fase previa para dominar en plenitud el aparato político. Este control fue un factor clave, por ejemplo, para la toma del Poder por los comunistas en Checoslovaquia en 1948. En el largo camino de los nacionalistas vascos hacia la independencia o el pacto confederal que viene a ser lo mismo, el control de la Policía es una exigencia de manual La retirada de las Fuerzas de Seguridad del Estado, al parecer ya conseguida, no es sino otro paso obligado en la misma dirección. Tampoco ha sido desmentida la información aparecida en una revista, según la cual mil ertzainas habrían declarado: Nosotros no pensamos combatir contra ETA. Esta actitud tampoco sorprende después de los casos conocidos de infiltración de la Ertzaintza por la organización terrorista, a la que, en lógica consecuencia, y según la misma información, los ertzainas no ven como un enemigo ni como un peligro. Se alude igualmente a planes tácitos para no detener a etarras, y ahí va esa perla de Iñaki Esnaola: Si ETA no actúa contra la Ertzaintza es porque ésta no lo hace contra aquélla. No sería de extrañar que la calenturienta mente de algún nacionalista ande soñando ya con un futuro ejército de Euskadi, formado, a partes iguales, por ertzainas y etarras amnistiados, reinsertados y reconvertidos. ¿Llegaremos a saber la verdad de este asunto? Mucho nos tememos que, como siempre, y en este caso con la razón adicional de la sacrosanta estabilidad del Gobierno vasco, un piadoso manto cubrirá lo poco o mucho que haya de cierto en la denuncia periodística. Alejandro MUÑOZ ALONSO Celestino- Mutis En estos tiempos de apresuraSe han publicado en un diario miento mecánico en que vive el madrileño cuatro artículos sobre hombre moderno, resulta consola perestroika firmados por el dilador comprobar cómo un grupo rigente del PCE. Más allá de de intelectuales españoles, ciertas críticas coyunturales, la serie ha constituido un canto de amantes de la Naturaleza, invesalabanza al comunismo y a la tigan o ayudan a la investigación URSS. Valga este botón de sobre la extraordinaria aventura muestra: Los bloques militares científica que significó la expedisurgieron por iniciativa (más jusción de Celestino Mutis, nuestro to sería decir por imposición) de ilustre botánico del siglo XVIII, a Estados Unidos, que deseaba Nueva Granada. Allí estudió soconvertirse, aprovechando la sibre el terreno la flora de la actual tuación favorable que se le preColombia en una serie de lámisentó al terminar la segunda nas y escritos que siguen constiguerra mundial, en el imperio tuyendo uno de los mejores temundial. La inexactitud histórica soros de nuestro Jardín Botánide esta afirmación no necesita ni co. Los libros, las becas, las páginas reimpresas que van siquiera ser rebatida. Desconocimiento o intención sesgada, es apareciendo gracias a la iniciaticlaro que en poco contribuye a va de los Amigos de Celestino difundir la idea de un partido coMutis componen uno de esos munista nacional y no satelizado. fenómenos culturales que un grupo de personas- animados por doña Yvonne de Ojeda- vieMinusválidos nen ofreciendo al panorama cultural madrileño. La atención a los minusválidos no debe demostrarse únicamenProteger la fauna te en altos, costosos y en ocasiones no muy prácticos prograEs cada vez mayor la concienmas de ayuda ni en festivales cia de protección de la fauna en con asistencias relevantes. Es peligro de desaparición en España, aunque aún insuficiente. En tarea también de los Gobiernos facilitar el desarrollo de la vida Asturias se están celebrando cotidiana de los impedidos. Esta ahora las Primeras Jornadas soparece ser la filosofía que inspira bre el Oso Pardo, cuyo objetivo la política del Ejecutivo francés: es la eficaz protección de la po- la mayor parte de las ciudades blación osera en la Cordillera francesas cuentan con una doble Cantábrica. Según los expertos, información urbana, la que se reactualmente quedan unos cien fiere a los ciudadanos sin taras ejemplares de esta especie, cifra físicas y la dedicada a los minusque no ha crecido en los últimos válidos. Allí donde es dificultosa años por culpa de la caza furtiva. la posibilidad de entrada en un Pero jornadas de este tipo no recinto para los impedidos, una tienen ningún valor si no cuentan oportuna señal indica un acceso con el respaldo de las autorida- paralelo para ellos. Los establedes tanto nacionales como auto- cimientos públicos facilitan su nómicas, responsables últimos desenvolvimiento y evitan que de acordar y hacer cumplir las unas escaleras o un obstáculo medidas necesarias para evitar imprevisto dificulte su acceso. que la actuación de desaprensi- Necesaria y eficaz política, digna vos no hagan desaparecer de de ser imitada. nuestro país estas bellas espeOVIDIO cies protegidas.