Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I O R P R E N D E N T E y bella tupoíicíAn la de Yolanda de Aug hureu (premio de Ja UNESCO 1975) cu la que Mcníremczclan y se compkmcnian- m á s desde un punto de vi iii c o n c e p i u a l que d c í d c el puramcnie p l i s t i c o- óleo y csculmras. En aquéllos, la a r t i l l a i n m e n a en lo que ella denomina íarle cósmico- busca y encucnIra el estallido del color, a quiebra de la armonías formales, la sensaciún de lejanía y de inmensidad en una pmtura que jozo la abfiíracción, convímintióse i- n un puro espectáculo cromálico alejado de lodo díjllogo íntimo o emocional con el e pcclador. En las escutliiras, por el conlrario, aun en auudlas piezas no figiurarivas, se aatvina Ea intención simbólica de Yolanda de Ausburgci. capa de lecrcaT la realidad o de invernaría, con una visión e lélica e tnclameiite personal, en la que con iv n sin enfrenTamieuios una ríguios i Tomiación cLásic i. plena de ecoí orienlalei. y una inquietud que la Ueva a la búsqueda de nuevos caminos de expresión, y S a uE se plasma en algunas piezai e gran tamaño y exí -pCionai bel l e z a c o m o laTi d e n o m i n a d a s Raices y lazos Desde que tras lenninar sus estudios en la L niveraidad de Madrid, en 1974, acudió a los curios de perfeccionamiento de técnica cscullónca en! a Escuela de Bellas ATÍCS de París, hasta hoy que espone su obra en la Galería Grifé Escoda, la artista h a realizado 21 muestras individuales en distinus salas de París, Londres, Rio de Janeiro. Sao Paulo. Lisboa, Roma, Caracas, Barcelona, Nueva Y o r k y Washingion. hab i e n d o o b t e n i d o c o n su o b r a -Mujer de o l o ñ o- el premio de la UNfcSCO en 1975. ef de El Gran P ¿lais de París en 1976, el premio especial del Deporte en las Bellas A l t e s en la Bienal de Madrid del mismo ano, y el de la O N U en 1979, En 1980 realiza una gran exposición retrospectiva en la Fundación Calousíe Gulbenkian de Lisboa, que adquiere para su mu efi una g i a n escultura. En 1983 inaugura en los jardines de la O N U su monumento -Raícei y lazos para la paz recibiendo muy poco tiempo después la medalU de la ciudad de Miami como premio a la mejor e posÍción artística de la lemporada, datos que demuestran su apasionadla entrega al arte y el sólido pTestigio que ha lograoo alcanzar en breve período ríe tiempo. En esta muestra, qu ahpra no ofrece, y como contrapunto a las randís piezas escultóricas, se chiben una iene de obras de tamaño medio, patmadai con una perfección poco frecuente que dan la medida d e l t a l e n t o creador de Yolanda de AugsbuTRo y de su En esta muestra se exhibe una sefie de obras de tamaño medio como los q u e aquí mostramosArrlba, a la izquierda. Bailarína andaluza y arriba, a la derecha. San Juan de la Cru; Junio a estas líneas, Mujer mariposa E exquisita sensibilidad. L a estilización de las formas, el alado juego de los volúmenes, 1O! Í ritmos y las cadencias se dan cita en estas obras cuya excepcional calidad las hace elevarse sobre su pequeño lormato. La escultura religiosa, también présenle en esta exposjn ó n es una nueva lección de modernidad, de emoción contenida y de buen gusto. Todo lo que de decorativo, en el más noble sentido de la palabra, puedan tener las e s c u l t u r a s de Y o l a n d a de Augsburgú. se trasciende de espiritualidad y, elevándose sobre sus mnegabks valores íormalcf. alcanza la d i l i c i l c a i e g o r b d e l a obra de aríc. Mario APfTOLlN