Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
RUTA N. 6 8 c V vi. La fachada Dfiental de la Península Ibérica ha SKJO, desde fechas muy tempranas, asentamiento, paso y encnjcija- ja de drfer tes culturas, Er ¿la se han encontfarJo los pnmeros vestigks de la presencia de! hombre sobre nuestras tierras. Sobre elta ha quedado la herencia de conquistadores y corxiuisbdos, de un sinfín de pueWos con nombres evocadores: Argaros, Basleranos, Manos, Edetanos, Iferco ones, Fenicios. Pijnta: 5, Griegos. Cadagineses, Romanos, Árabes, AÍmeria es una tierra que esconde bajo su agreste faz una impresKXiante capacidad de generar vida. En ella germinaran en el Neolítico las primeras sociedades humanas de que tenemos referencia. Como la de los Mulares, uno de los núcleos megaliticos mejor conservados de nuestro país, con una importante necrúpdrsque habla de rituales y OBencias, de palabras mágica que resonaron en la noche de los tiempos. Otra cultura también nacida aquí, la de los enigmáticos a r o s aportarEa un sentido de la existencia mas vitalista. Fue el pueblo, a dear de algunos especialistas, del bronce y de la hoz, que hizo la tierra fecunda y, s e n la tradición, desapareció con las mil lluvias: los Argaros poblaron esta tierra y la htoeron leoinda. GSos ignoraban su procedencia, pero cumplían con la tradición de su culto -ElIndalodeArgarAlmeríacapital, antaño refugio de piratas, F rtus M u s para los romanos y espejo del maf para los árabes, luce con sus casto en E LA EDAD m colores, limpia bajo el soí cortstanTe. Va los fenicios levantaron en ella un primer reducto fortificado, que los árabes corvirtiaon más tarde en espléndida alcazaba, V en Almería cómo no haWarde Adra. antigua colonia cartaginesa, O de Mo 0 car, pueblo blanco hecho de constR cckHies en fomia de cubos superpuestos que ascienden rodeando un bdto cems de la Bética. Es el entorrxi más apropiado para el Parador de Turisrm) R w s Católicos, puerta de eícuTskines a Sorbas, la antigua estación romana de labemte, Cuwas de AiTianzora y Vélez Blanco. Murcia, tierra lértil que siempre ha buscado su idenbdad, sembrada de naranpsy limoneros, huerta de Espaí a, ha sido paso obleado de distintas civilizaciones. Desde la misma cuitu Argar, pasando por los griegos, romanosy mi lmanes, ha sabido comprender y asimilar estos ordenes con fuerte ra mbre en su vida y en sus gentes. Hoy aparece bella y limpia, sembrada de iglesias y con importantes museos, -Arqueolt Wuseo de la Catedral, Museo Salzilto- ¡unto a edificaciones de gran solera y paiaciiB barrocos y renacentistas O Parador de Turismo de Puerto Lumbreras está süuado en el llmrtesur de la prcwncia y of ce al viajero la posibilidad de oxíocer la codoa huertana y permite la visita a lugares cercanos. Desde lejos, Caravaca, población cargada de leyendas y misíeno, aparece dominada y protegida por su castillo. Por esta villa pasaron griegos, romanos, visigodos y musulmanes, convirtiéndose en un centro cultural n uy importante enraizado en la cultura islámica. puerto a quien los de Cartago dieron nombre, cerrado 3 todos vientos y erK: ubierto; acu oüaro Singular renombre se postran cuantos puertos el mar bai a, descubre el sol y ha navegado el hombre! ÍMjguel de Cenantes- Viaje al Parnaso) Cartagena, Cartago Nuva, de tradición helénica y dom (n 3 da por los car neses. permanentes vigas de los mcMmíentos romanos; conquetada por Roma en su paso hada Andalucía; codicáda por sus minas;