Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 1- 11- 87 OPINIÓN ABC 33 Escenas políticas PARRETTi, SI naicas. Tiene España tantos puntos débiles- e l turismo, el terrorismo, el Estrecho, las exportaciones, la alta tecnología- que no hará falta ningún Maquiavelo para dañarnos. Rodríguez Sahagún, que fue nada menos que ministro de Defensa, ha declarado que las bases no son necesarias. Menos mal. Así evitaremos cualquier varetazo. Cuando González persuada a los yanquis y a la OTAN de que se están preocupando por pura ignorancia, y de que nuestro país garantiza la defensa en M e d i terráneo mucho mejor m yanquis que con ellos, un suspiro de alivio se oirá en las Cancillerías de Occidente: ¡Qué tontos hemos sido! ¡Nos estábamos p r e o c u p a n d o por nada! Y la doctrina agustiniana arrinconará las vetustas tesis de Clausewitz: ya no hace falta armarse para defenderse; el mundo podrá ser un poco más feliz gracias al genio español. Se extrañan otros en Bruselas de que echemos a los americanos mientras acogemos con alegría a esos estupendos inversores amigos del socialismo y la paella que se llaman Cisneros o Parretti; este último, comprador reciente de un buen trozo de Formentera. No sé a qué viene ese asombro. Sólo a un cavernícola se le ocurriría comparar los beneficios que a nuestro país reportan el magnate italiano y el déspota yanqui. Es verdad que Parretti fue a la cárcel por estafa en su Italia natal, pero es un hombre comprometido con las fuerzas progresistas, y hace negocios con Abel Matutes, que viene a ser lo mismo. En cambio, no hay más que ver la tele para ver la clase de pájaros que anidan en Torrejón y en Rota. Allá los decadentes europeos que prefieren la protección americana a la inversión progresista. Cuanto antes se vayan los yanquis, mejor: Torrejón, para Parretti, y en Rota, una piscifactoría. Federico JIMÉNEZ LOSANTOS EL BATACAZO ¿Se han dado ustedes cuenta de que ahora están bailones? Estos chicos, cumplidos los objetivos de la ética, la obra bien hecha y de que el país funcione, se nos han ido al baile. Don Felipe González se fue a Tropicana con Fidel y Castro, a retratarse con las mulatas del r conjunto, y desde entonces, parece que estén todos poseídos del ritmo tropical, y del son cubano. Se les va la cadera hacia la cadencia, y se les van los pies hacia el trenzado candongo. También ha empezado el otro baile, y están todos jugando a las cuatro esquinas, de modo que el Guerra no sabe ya qué hacer ni qué decir para que no se le salgan de la foto Les ha llamado buitres que acuden Como han descubierto ahoa la carroña, pero ellos ni por ra la discoteca, el chalé, los ésas. Son como Fulanito Nipocinco tenedores, la segunda resas, que diría Larra. casa, la segunda juventud, el Bueno, les iba contando que segundo coche y la segunda la pareja del eminente senador mujer, no les llega el sueldo al final de mes, y tienen que su- no era, precisamente, su santa esposa. Una de las tentaciobirse el jornal. Están subiéndones más fuertes que debe suse el sueldo en cascada. Se frir el político es la de decir a suben el sueldo los de Madrid, su santa esposa eso de tararí y, en seguida, la onda expanque te vi, y muchos de ellos siva de la subida de los suelhan entendido que el cambio dos se extiende hacia la peribien administrado empieza por feria. Ahora, los concejales de cambiar de pareja, de imagen, Matalascabrillas del Páramo, de sastre, de peluquero y de que diría Forges, ganan cuatro amigos de la infancia. Como veces más que un catedrático dice el brillante senador, no se de Universidad. puede perder el úitimo tranvía. Digo que el ilustre senador Los servicios al Estado y al socialista se ha pegado un ba- bien común deben tener una tacazo de padre y muy señor compensación en la alcoba, mío en la discoteca llamada después de tener en pago en Vanity, donde acude a retozar la nómina. No vamos a estar la crema de la intelectualidad toda la vida bajo la represión política y la pomada de la jetcavernícola, que diría don Carset sector renovado. El insiglos Solchaga. ¿No baila Boyer ne senador, que ya ha entrado con la Presyler? Pues ¡hala! a en una edad provecta, y que meterse en el baile con el nuemayormente se encuentra en vo amor... la situación de ocupar el sillón, Amor, amor, catástrofe. vestir el batín y calzarse las ¡Qué hundimiento del munzapatillas, una vez terminadas do! que decía Pedro Salinas. sus altas tareas legislativas y El mundo, se hundió bajo sus senatoriales, se sintió rejuvepies. El último tranvía viajaba necido, una fresca brisa primapor la pista a velocidad de vérvera! le acarició las venerables tigo. El viejo senador hubiera canas, comprobó jubilosamenquerido que le nacieran alas te que se le había puesto en los tobillos. Pero, ¡ay! los cuerpo de jota, todavía molón, tobillos parecían de plomo. Y y se lanzó a la pista de baile, se pegó el batacazo. ¡Gajes acompañado de su pareja. En esta ocasión, su pareja no era del oficio, senador! precisamente... Jaime CAMPMANY A CERQUENSE y hagan cof rro, que traigo la trompa repleta de noticias, como la señora elefanta en la historia de D u m b o ¿recuerdan? aquella tierna criatura de Walt Disney. Pues sabrán, mis queridas comadres del cotorreo p o l í t i c o que un ilustre senador socialista, padre de los padres de la patria, ya entradito en años y con una reconocida vena lírica estallándole en el numen poético, se ha pegado un batacazo de los de padre y muy señor mío. No un batacazo en sentido figurado, sino un batacazo en sentido directo, o sea, que ha dado con sus egregios huesos en el santo suelo. El suceso acaeció en la discoteca llamada... ZIGZAG Boris Becker El tenista alemán ya no es representante de honor de la Unicef al negarse a suscribir un compromiso público de condena contra el régimen de Suráfrica, que le hubiera impedido jugar allí, aunque anteriormente se había mostrado hostil al apartheid y hacía años que no participaba en las competiciones de aquel país. La decisión de relevarlo ha sido tomada por el director de la Unicef, J. ames P. Grant, y es consecuente con los principios de las Naciones Unidas. Incendios forestales Los datos sobre los incendios forestales durante los nueve primeros meses del año se prestan a dos observaciones: por un lado, el aumento del número de incendios sobre el pasado año, lo que significa que aún es incompleta la educación ciudadana en este asunto; por otro, las hectáreas quemadas son casi la mitad, y aquí deben ser justamente reconocidos los esfuerzos de Protección Civil, Ayuntamientos y Comunidades autónomas. OVIDIO Paraeorfipietar colección pintura, obras de Ofertas Sr. MÉRCADÉ Telf. (93) 317 93 96 (93) 216 01 36