Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Diez tablas de Juan de Soreda, robadas de la iglesia parroquial de Olivares de Duero, en Valladolid, y recuperadas por la Policía en Madrid. ABC 4 c í arfes contribuye en gran medida la inmensa cantidad de comerciantes establecidos en pisos o lugares clandestinos, que ne tienen número de identificación fiscal y carecen de los permisos necesarios para comprar y vender este tipo de objetos. El número de marchantes de arte de estas características es incluso superior al de los anticuarios legales asegura el presidente de la Federación Española de Anticuarios, Lorenzo Martínez Calvo. Estas personas comercian con bienes artísticos de dudosa procedencia e incluso hemos tenido noticias de algunos que tienen contactos con quinquis y roban de mutuo acuerdo obras cuya venta se ha tratado previamente. Nosotros estamos en contacto permanente con la Policía y denunciamos al momento cualquier caso de este tipo que conozcamos. Las penalizaciones por exportación y venta clandestina de objetos artísticos se han incrementado en virtud de la ley 13 1985 de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español. Según manifestaciones de Luis Jiménez Clavería, subdirector general de Protección del Patrimonio Histórico, cualquier persona que saque ilegalmente una obra de arte de España y la venda en el extranjero puede ser multada con cien millones de pesetas, y si el valor del objeto sustraído supera esta cantidad, se aplicará una multa cuatro veces mayor al valor de la obra que se trate. tai La dispersión de nuestro tesoro artístico y la falta de vigilancia en las ermitas facilitan la labor de los delincuentes Valiosos tesoros Las obras de arte más valiosas robadas en los últimos dos años son, según datos facilitados por la citada Brigada Especial, las siguientes: El expolio y el capón de palacio de José de Ribera, robado de la iglesia parroquial de Cogolludo (Guadalajara) el 18 de octubre de 1986, y recuperado en Bilbao el pasado día 13 de junio. Los ladrones, informan fuentes policiales, eran quinquis Diez tablas de Juan de Soreda, de la iglesia parroquial de Olivares de Duero (Valladolid) el pasado 26 de enero. Nueve de ellas fueron recuperadas en Madrid en el mes de mayo. Los autores de este robo fueron una familia de gitanos que ya estaba fichada por la Policía y con antecedentes en este tipo de delitos. Un tríptico de Juan de Juanes, de la iglesia- palacio del Santo Duque de Gandía, el 31 de marzo de este año, y recuperado en Benidorm el pasado 23 de abril. En JUEVES 29- 10- 87 Uno de los tapices del siglo XVII realizados sobre cartones, de Rubens, que fueron robados por la banda de Erick el Belga. La Policía los descubrió en Bruselas y fueron recuperados por el Ministerio de Cultura este caso, los ladrones eran un grupo de españoles residentes en Bélgica que actuaban en complicidad con otro grupo de extranjeros. Sin recuperar están, entre otras, las obras detalladas a continuación; El cuadro La aurora de Rubens, robado del Museo de Bellas Artes de La Coruña el 17 de septiembre de 1985. El mismo día sustrajeron también otro cuadro de Rubens, El laberinto de Creta que está localizado en Estocoimo y podrá recuperarse una vez concluidas las gestiones pertinentes entre las autoridades españolas y suecas. Doce tablas de la iglesia parroquial de Singra (Teruel) de estilo barroco. Fueron robadas el pasado día 25 de marzo. Seis altorrelieves y dos angelotes del siglo XVI atribuidos al escultor Gregorio Español, sustraídas el pasado 1 de agosto de la ermita de Nogarejas, en León. Faltan inventarios La falta de un inventario completo en el que estén detalladas todas las obras pertenecientes al Patrimonio Histórico Español dificulta a la Policía la identificación de los objetos robados y la realización de gestiones destinadas a su recuperación. Muchas veces- indican fuentes policiales- han venido a denunciar robos de obras de arte cometidos en ermitas sin proporcionamos las fotografías y los datos suficientes para que podamos identificarlas. La ley del Patrimonio Histórico Español de 1985 estableció la amnistía fiscal para los propietarios de obras de arte, que concedía importantes beneficios fiscales a las personas que declarasen la tenencia de este tipo de objetos. A partir de ese momento- explica el subdi- rector general de Protección del Patrimonio Histórico- se pudo llevar a cabo con muchas más facilidades la renovación del inventario existente, muy deficitario. Por suparte, el Ministerio de Cultura está realizando un gran esfuerzo para que todas las obras de arte existentes en nuestra nación figuren en el Inventario General de Bienes Inmuebles, que otorga a esos objetos un régimen jurídico especial de protección. Lo que tendría que hacer la Iglesia, en colaboración con las Comunidades autónomas, es incluir las obras sacras en este inventario general. Según manifestaciones de Ángel Sancho, secretario de la Comisión del Patrimonio Artístico Sacro, el inventario del tesoro artístico de la Iglesia está haciéndose y renovándose constantemente. Ahora estamos procurando su publicación, que ya se ha realizado en un 50 por 100, e incluso su informatización. De esta forma, podremos facilitar a la Policía en un momento la identificación detallada de cualquier conjunto artístico que sea robado, contribuyendo así a su recuperación. A pesar de los esfuerzos realizados por todas las autoridades competentes en la materia, los destrozos al patrimonio histórico español siguen cometiéndose de continuo, privando a nuestra nación de importantes tesoros artísticos. Todas las fuentes consultadas para la realización de este reportaje coinciden en afirmar que faltan medios humanos y materiales para solucionar el problema y que las penas impuestas a estos ladrenes son insuficientes y no les impiden seguir cometiendo sus fechorías. Basta recordar que el famoso Erik el Belga, detenido en 1983 y acusado de expoliar al Patrimonio Artístico español se encuentra actualmente en libertad aunque, según la Policía, no ha vuelto a las andadas. Rocío CASTRILLO ABC 149