Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sobre estas líneas, un tríptico de Juan de Juanes robado del palacio ducal de Gandía, en marzo de este año (a la izquierda) y El expolio de José de Ribera, que unos ladrones se llevaran de la iglesia parroquial de Cogolludo, en Guadalajara. Ambas obras han sido recuperadas Robos de obras de arte, una degradación continua del Patrimonio español Los robos y destrozos de obras de arte y objetos valiosos, cometidos mayormente en ermitas situadas en términos rurales o en museos provinciales, están suponiendo una degradación considerable para el Patrimonio histórico español, que cada día se ve privado de tesoros de un valor incalculable. Este problema se ha visto incrementado, de un tiempo a esta parte, por las sustracciones de objetos de plata y otros metales que los drogadictos cometen en iglesias abandonadas. Según fuentes de la Brigada Especial de Investigación de Delitos contra el Patrimonio, dependiente de la Policía Judicial, sólo un 15 por 100 de las obras de arte robadas logran recuperarse. Una de las mayores facilidades con que se encuentran estos ladrones es la enorme dispersión de nuestro patrimonio artístico. Ermitas prácticamente abandonadas en todo lo largo y ancho de nuestro territorio guardan objetos de gran valor, a los que puede llegarse fácilmente rompiendo una puerta de madera o saltando una tapia. En este sentido, las fuentes policiales consultadas refieren la necesidad de que la Iglesia, en colaboración con el Estado, dote a estas- ermitas de la vigilancia requerida para dificultar los robos o, en todo caso, guarde los objetos de valor en museos protegidos hasta que cuenten con los sistemas de seguridad suficientes. Ángel Sancho, secretario de la Comisión del Patrimonio Artístico de la Iglesia, argumenta que el problema de los robos de obras de arte es de tipo social, y no se soluciona incrementando la vigilancia. Aunque reconozco que en todo el 148 ABC país existen miles de ermitas que guardan objetos de gran valor material y artístico y están desprotegidas, la instalación de sistemas de seguridad no acabaría con los ataques de que son víctimas continuamente. Estos tesoros siempre han estado ahí, y nunca han sido saqueados como ahora. De todas formas- asegura- la Iglesia es consciente de esta grave situación y, a través de una serie de acuerdos de colaboración firmados entre Obispados y Gobiernos autónomos para todo lo relacionado con el Patrimonio Cultural, se están tomando medidas, como aumentar la vigilancia y actualizar los inventarios, destinadas a interrumpir las acciones de los maleantes. de la Comisión del Patrimonio Artístico de la Iglesia, Ángel Sancho: Si asaltan una ermita que guarda un cuadro de gran valor y se llevan sólo los candelabros de plata que están al lado, es lógico pensar que el ladrón es un adicto a la droga que necesita el dinero de forma urgente. La cantidad de robos y expolios al Patrimonio Histórico Español ha disminuido- desde el punto de vista de la calidad de las obras- en los últimos tres años debido, sobre todo, a la detención de la tristemente célebre banda de Rene Alphonse van Den Berghe, más conocido como Erik el Belga cuyos secuaces despojaron iglesias y museos de obras de incalculable valor artístico. En estos momentos- explican fuentes policiales- no tenemos conocimiento de que exista en España una banda internacional de las dimensiones de aquélla. Los robos que se cometen ahora son ocasionados por quinquis que, a nivel particular o mandados por un traficante ilegal, atacan iglesias y museos, o gitanos que conocen el mercado negro del arte y se llevan obras que, en muchas ocasiones, ya han vendido con anterioridad Los mecanismos de actuación de estas bandas internacionales son perfectamente conocidos por la Policía, que controla los posibles focos de sus acciones. Hay cientos de expertos- relatan- que cruzan anualmente nuestras fronteras; son los localizadores u olfateadores que con paciencia y tesón recorren punto por punto el territorio español, visitando iglesias, ermitas, conventos, museos y hasta cementerios, sin olvidar las salas de subastas y e x p o s i c i o n e s En ellas contactan con los particulares que, orgullosa e inocentemente, no tienen inconveniente en mostrar al experto en arte extranjero, siempre correcto y educado, sus tesoros artísticos. Una vez terminada la gira, estos expertos detallan a las cabezas visibles de su organización todo lo observado, el valor de las piezas, la localización, etcétera. La organización elige aquellas que, a su juicio, puedan tener mejor salida; es en este momento cuando se desplazan al lugar elegido otra clase de expertos que son los que tienen que determinar las posibilidades de éxito de la operación y, finalmente, llevarla a cabo. El factor de la droga La tipología de los ladrones de obras de arte es muy variada y abarca desde organizaciones internacionales especializadas hasta quinquis gitanos y toxicómanos, según informan fuentes de la Brigada Especial de Investigación de Delitos contra el Patrimonio. En los últimos tiempos, él incremento del consumo de drogas ha iniciado a los adictos en el asalto a ermitas abandonadas, de las que sustraen candelabros, joyas y objetos de metal, sobre todo de plata, cuya venta al peso no ofrece ninguna complicación y les proporciona al momento dinero líquido. En estas afirmaciones coincide el secretario Tráfico ilegal Las obras de arte robadas en España pasan clandestinamente nuestra frontera y se venden de forma ilegal en el extranjero. Este tráfico ilícito es muy difícil de evitar, aseguran fuentes policiales, porque los cuadros o esculturas robadas salen de España en grandes camiones, como si fueran muebles, y no se pueden controlar. De todas formas, una vez cometido el robo y si calculamos que las piezas han podido salir de España, establecemos con la Interpol contactos inmediatos destinados a su recuperación. Desgraciadamente, sólo un 15 por 100 de las obras robadas logran encontrarse Al tráfico ilegal de obras de arte JUEVES 29- 10- 87 Cientos de obras pasan diariamente nuestras fronteras sin ningún impedimento y sólo un 15 por 100 de los objetos robados se recuperan