Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, póg. -iO2- TELEVISION Hemos visto: -Hoy veremos- -JUEVES 29- 10- 87 Canciones y números Oyendo a Pablo Abraira en el programa La Tarde- pensábamos que las canciones, en general, no son tan buenas como antes. Y esto no es una lamentación nostálgica, propia de quien recuerda con c a r i n o las m ú s i c a s que acompañaron su juventud, sino una comprobación absolutamente objetiva. Por los años sesenta circulaban unas melodías que resucitan de cuando en cuando para reforzar lo que decimos. En aquellos años, cantantes de Francia, de Italia, de Estados Unidos, grababan discos que se prendían en nuestra memoria y quizá podríamos entonar aún sin confundirnos. Las canciones de entonces estaban dirigidas al sentimiento. Las de ahora parece que se dedican al músculo. El ritmo ha sustituido a la melodía. Quizá en esto se ha evolucionado de acuerdo con profundas mutaciones, no ya de las costumbres, sino de la propia Biología. Las canciones tenían una indudable vinculación amorosa. Y como el amor ha c a m b i a d o sus fórmulas tradicionales, también las letras y las músicas se han puesto al servicio de ese nuevo entendimiento de la eterna pasión. Podríamos decir, con Lope de Vega, que los novios antiguos tenían más voz que carne Quizá los de ahora han intervenido los términos, y esos ritmos trepidantes, dominados por una frenética percusión, representan con más propiedad la soberanía del instinto. Lo mismo pasa con las letras. Las de antes se esforzaban por entrar en los límites de lo poético, con mayor o menor fortuna. Intentaban servir de atmósfera propicia al enamoramiento, asumían un lírico papel celestinesco y muchas parejas recordarían, poniendo los ojos en blanco, aquellas melodiosas palabras que sirvieron de fondo a la iniciación de su noviazgo. Las letras de ahora no van por ahí. En primer lugar, no se susurran, sino se gritan. Luego, como existe el prurito de cantar en inglés, no nos enteramos casi nunca de lo que dicen. Y, en fin, cuando se refieren a un problema amoroso, suelen hacerlo en forma que tiene poco que ver con el romanticismo y mucho con el naturalismo. A veces las precisiones eróticas Hegan a producirnos una cierta incomodidad, como si hubiéramos invadido una zona estrictamente privada. Conste que Pablo Abraira no forma parte de este grupo. Al contrario, está en esa línea metódica y sentimental que también ha dado fama a José Luis Perales y triunfo internacional a Julio Iglesias. Porque, al menos los maduros, prefieren canciones que se puedan recordar, músicas que se peguen fácilmente al recuerdo. En el programa de ayer su intervención serviría de amable contrapunto a un diálogo sobre los Presupuestos que casi nos encogía el corazón. Catorce billones de pesetas calcula el Gobierno que habrá de gastarse el año que viene. Eduardo Sotillos, muy educadamente, recordó al invitado especialista en la cuestión- cuyo nombre lamento no haber retenidoque los españoles se quejan de recibir servicios que no están a la altura de los impuestos que pagan. Y aventuró, con la misma prudencia, que tal vez el gasto público podía resultar excesivo. La réplica del especialista no fue convincente, pero estuvo llena de autoridad, y Sotiilos, que no disponía de tiempo para entrar a fondo en la materia, conversó entonces con Rafael Ansón, con Apostua y con el alcalde de Pozuelo, todos los cuales se mostraron sueltos y fáciles y dieron excelente tono a la conversación. Pero nos hubiera gustado que Sotillos preguntara algunas cosas al especialista en Presupuestos. Por ejemplo, si España puede sostener 17 autonomías con su cortejo de cargos, edificios, Parlamentos, empleados, secretarias, coches y almuerzos de trabajo. Por ejemplo, si el gasto público no podría reducirse a proporciones más austeras. Pero no pudimos cumplir ese deseo. Tuvimos que conformarnos con canciones, en vez de números. El santo JOB Una tarde en directo con los Premios Príncipe de Asturias Oviedo. F. F. A. El espacio La tarde que presenta esta semana el director de Radio Nacional de España, Eduardo Sotillos, se emitirá desde Oviedo, con motivo de la entrega de los Premios Príncipe de Asturias. En el programa intervienen Fernando Moran, Santiago Carrillo, Manuel Martín Ferrand y Ramalho Eanes, miembros del jurado. Los Premios Príncipe de AstuSebastian Coe (Gran Bretaña) rias reúnen, en Oviedo, a destaPremio de los Deportes; los diacados profesionales de la radio y rios El Espectador y El Tiemla televisión que emitirán desde po de Bogotá (Colombia) Preesta ciudad sus habituales promio de Comunicación y Humanigramas. Luis del Olmo y su espadades; Jacinto Covit (Venezuela) cio Protagonistas estarán en y Pablo Rudomín (México) PreOviedo hasta el viernes. En la primio Investigación Científica y mera jornada dedican el prograTécnica; los españoles Juan José ma a personajes relacionados Linz, Premio de Ciencias Sociacon la Fundación Principado de les, y Eduardo Chillida, Premio Asturias, participando en él los de las Artes; y Villa El Salvador premiados en esta edición, ade (Perú) Premio a la Concordia. más de otros asistentes al acto. Como consecuencia de esta Mientras otras emisoras tamretransmisión, los telespectadobién trasladan sus equipos a Asres infantiles se quedarán mañaturias, Televisión Española transna sin Espínete, las clases de inmitirá el acto de entrega de los glés y Pippi Calzaslargas. premios, que estará presidido por Sus Majestades los Reyes y el Los tangos de Susana Príncipe Felipe de Borbón, en diRinaldi, en A medía voz recto y por la Primera Cadena, a partir de las seis menos diez, con La cantante argentina, Susana comentarios a cargo de Pedro Rinaldi, que durante este mes Meyer, y que incluirá las intervenestá realizando su primera gira ciones del Príncipe de Asturias y por España, será la invitada en el de dos de los galardonados: Caprograma A media voz en milo José Cela, Premio de las Ledonde interpretará varios tangos. tras, y Javier Pérez de Cuéilar, Rinaldi está considerada como Premio de Cooperación Iberoauna de las más importantes vomericana. ces de todos los tiempos en la inRecibirán este galardón, adeterpretación de este género musimás de los dos mencionados, cal. Beatriz Gonzalo Suárez. 1976. Color. Noventa y nueve minutos. Hoy, a las diez, por la Segunda Cadena, en Jueves Cine No abundan demasiado las versiones cinematográficas de textos de Valle Inclán, y, por otra parte, los que han pasado al celuloide no ha resultado demasiado afortunados en el trasvase, si se excepctúa, con ligeros reparos, Divinas palabras actualmente en cartel, aparte logros aislados de Sonatas y Flor de santidad En esta ocasión, Gonzalo Suárez, que ha escrito el guión junto a Santiago Moneada, se ha basado en dos novelas del genial escritor, Féminas y Mi hermano Antonio que ha adaptado libremente a fin de hacer de su peculiar amalgama una obra inscribible, en mayor o menor puridad, en el ámbito del cine de terror. La operación no ha sido demasiado afortunada. Se tiene la impresión de que Suárez, que hizo con esta una película de encargo al contrario de otras por él libremente elegidas, no se interesó verdaderamente por lo que iba a contar, y esa falta de entusiasmo se traduce en el resultado final, que sitúa la película en un nivel bastante inferior al habitual en la obra de su autor, con todo una de las más irregulares y llenas de altibajos del cine español último. Y es lástima, porque, recientemente, Suárez, cuyo último trabajo está aún por estrenar, había hecho cosas tan notables como, en cine, Epílogo y, en TVE, Los pazos de Ulloa No han sido bien aprovechadas las tres actrices que encabezan el reparto, Carmen Sevilla. Nadiuska y Sandra Mozarowski. En cuanto al mexicano Jorge Rivero, lo menos que puede decir- se es que no era el actor más adecuado para el papel que le ha tocado en suerte.