Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ABC OPINIÓN Panorama JUEVES 29- 10- 87 UN NIÑO veces vemos en nuestros hijos una prolongación de lo que fuimos nosotros. Cierto que son diferentes, aunque se nos parezcan enormemente- no tienen ese rasgo característico ni esa naturaleza, ese carácter, tal vez. Y sobre todo son diferentes los tiempos. Los niños están en el colegio, y nosotros recordamos, tal vez con nostalgia, ese mismo trance, tan importante para nosotros, para ellos, tan distinto, en apariencia, pero en el fondo idéntico. Eramos pequeños, o el mundo era demasiado grande. No alcanzábamos el asa de la nevera, el interruptor de nuestro cuarto, los libros de nuestro padre en el estante de la librería. Veíamos los árboles tan altos, tan frondosos. La sombra de la alameda era como un ave fantástica que se posaba sobre nuestras pieles bronceadas del verano y nos susurraba maravillas, junto con palabras de aliento. íbamos a enfrentarnos con un mundo nuevo, profesores ariscos, ceñudos, exigentes, caligrafías con tinta azul intenso, sobre papel pautado, lecturas que cada vez debían ser más rápidas, y los signos, las letras negras, redondeadas, se nos confundían con los gusanitos que veíamos en el patio, los dibujos coloreados, las frutas con que contar, calcular- y o tengo diez granadas, ¿a cuántas tocan mis tres amigos? nos distraían con la belleza del otoño fragante en la ventana, las primeras gotas de lluvia en los cristales, el guardapolvo nuevo, manchado ya, tos dedos tiznados de rojo, y no era sangre, ni jugo de las diez granadas, sino una pastilla de las de hacer tinta. Un mundo acechante, ahí, en el patio, durante los recreos, en el paseo, caminando de la mano del padre o el abuelo, los zapatos de goma gruesa, el asfalto húmedo y resbalar, ¡ay! el miedo, el insomnio, o soñarse desnudo, con todos los amiguitos burlándose, o cayendo por un precipicio sin fondo, inadaptados todavía a la nueva situación. A Planetario EL (MORID QUE NO RELUCE OMO el distrito Centro de Madrid está hermosamente sucio, la Concejalía llamada de Medio Ambiente, que más propiamente debería denominarse de Mal Ambiente, ha escogido como chivo expiatorio a la empresa Cogesep, encargada por contrato de (impiarlo. El distrito de Salamanca no está nada mejor. Y si usted se atreve a caminar, atardecido, por las calles de Fuencarral o de Hortaleza, puede enterarse de las púas que tiene el peine de los residuos callejeros, las bolsas de basura despanzurradas, los carteles pegados en lo que fueron comercios y hoy son campo Recuerdos que son reaKdad para esos code soledad, sucio collado, si Rodrigo Caro legiales, nuestros hijos. Lo prohibido visto por el ojo de la cerradura, atisbado a hurtadillas, desde su tumba no me reprocha utilizar y hoy presente por doquier, grandes pasquines, modificar su verso inmortal, rasgados, muanuncios de cotores, mensajes televisivos, re- grientos banderines de ruina y de miseria. clamos publicitarios, niños avispados que ya Sólo que el concejal de Mal Ambiente no lo saben todo, o casi todo. Mucho ha cambia- se entera y desconoce las escaleras automádo. Nuestros hijos tienen nuestro aspecto, la ticas dormidas, los durmientes en los pasadimisma indefensión de almitas ingenuas, la zos subterráneos, los bordillos mutilados, los misma ilusión, la capacidad inagotable de jardines convertidos en erial y cementerio de fantasía. Viven lo que nosotros vivimos, olvi- cajetillas, jeringuillas, colillas y tantas otras dados en manos de sus maestros, aprenden cosidas que tercermundizan el aspecto de la lo que aprendimos, de otra manera, con otro villa. Si se enterara ¿rescindiría también jos ritmo y otro orden, pero es lo mismo. Llevan, contratos de las empresas que debieran limtal vez, incluso un uniforme parecido, y al piar lo que no se limpia? verles nos refugiamos en la memoria, nos miNo sé si en la drástica medida municipal ramos en el espejo, medio a oscuras, y ve- tiene algo que ver la antigua relación del gemos... vemos un niño. rente de la empresa Cogesep con aquella Pau FANER que manejaba hace años la grúa y de la que era asesor o protector jurídico aquel abogado llamado Segura, que se distinguió en la defensa de alguno de los procesados del tejerazo. Si el Ayuntamiento se gasta o justifica Por acuerdo del Consejo de Ad 5.700 millones de pesetas en la limpieza viaministración del día 10 de julio de riay las vías matritenses no respiran limpieza 1987 ha trasladado su domicilio social a ta carte Miguel Yuste, 19, en precisamente, algo más grave que una empresa limpiadora andará mal en la Casa de la Madrid. Villa: Madrid rto parece, en lo limpio, una ciu- C dad europea. Mi término de comparación no puede estar más inmediato. Ayer mismo regresaba yo de una semana de visita a dos ciudades extranjeras. Paseando por sus calles, la memoria me trasladaba dolorosamente a las nuestras. Hablar de campañas de concienciación es fácil. Hacerlas, no tanto. Pero lo que parece ser imposible es realizar campañas de limpieza. Para eso no bastan los cinco mil y pico millones. No tiene el Ayuntamiento empleados suficientes para cuidar como se debe el decoro de la urbe. La impresión de que nadie se cuida, nadie vigila, nadie se molesta en hacer que la escalera suba o baje y que el pasadizo esté libre de ronquidos tristemente miserables y más tristemente abandonados, es elocuente. Limpiar es necesario, y meter en cintura a tos que ensucian, patean, destrozan, barbartzan calles, luces, bancos, jardines, paseos, mucho más. Parece como si enmarranarlo todo fuera parte irrenunciable de la movida No basta con llamarle a Madrid Madriz Hay que emborronarlo todo. Lorenzo LÓPEZ SANCHO MAR MENOR -LOS ALCÁZARES- D. T. D. ESPAÑA, S. A. RESIDENCIAL PRIMAVERA Dúplex, 3 dormitorios, 180 m 2 de jardín privado, línea de playa. Viaje los fines de semana con (D Teléfonos 2546850- 2539593