Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 29- 10- 87 OPINIÓN A B C 33 Escenas políticas FELIZ para criticar la política económica de Solchaga en el próximo Congreso y dar la campanada. Bueno, pues no saben ustedes las ganas que tienen solchaguistas y boyerales de que les hagan la autocrítica. Anteanoche, un defensor del ministro de Hacienda hacía en un famoso bar madrileño ciertos comentarios sobre el déficit de papel higiénico en todos los Congresos y el superávit de documentos críticos e izquierdistas, que no transcribo para no ruborizar al mismísimo Garnacho. Más celebraciones, congratulaciones y felicitaciones en el seno de la familia socialista. Parece que sobre la nevada cabeza del señor Hernández Gil, presidente del Consejo General del Poder Judicial, se ha desatado una tormenta de presiones a propósito del cese de Castellano como vocal. Quieren unos que lo mantenga en el cargo, para acreditar independencia institucional; ar- guyen los mondovitas que un señor que ha dicho lo que ha dicho de gente del PSOE no puede seguir ostentando semejante posición, y replican otros que si lo cesan, después de lo que está saliendo sobre Formentera, la discoteca y demás menciones honoríficas, el Consejo va a quedar a la altura del betún. Se anuncian nuevas dimisiones ugetistas en el Congreso y en el Senado; Legiiina se ha convertido en imán de los descontentos; Lerma también se queja, y un grupo de socialistas catalanes se declara a favor de la autodeterminación. En éstas, nos enteramos de que José Luis Roca, el presidente de la Federación Española de Fútbol, está pidiendo por carta el apoyo necesario para presidir también una Caja de Ahorros, y que usa a tal efecto el franqueo gratuito de la Federación. Para que todo siga en orden y podamos celebrar cinco aniversarios más, a este Roca hay que conseguirle, cuanto antes, el carné del PSOE. Federico JIMÉNEZ LOSANTOS EL CUBO Y LA BROCHA don Felipe González le está sucediendo lo que a don Adolfo Suárez. De tanto inclinarse al lado contrario ha terminado por perder su propio centro de gravedad. Aquí, presidente que llega, presidente que se muestra en seguida descontento con su partido, y se aplica a organizar el Movimiento Nacional, y a ensayar, por la puerta trasera, el Decreto de Unificación. Al final del mandato del duque llegó un momento en que don Adolfo era y representaba la oposición a su propio programa. Nos avisó en la televisión del peligro socialista y de la amenaza que traía la izquierda para el modelo de sociedad occidental, y en cuanto te votaron a él, y no a los socialistas, o mejor dicho, más que a los socialistas, empezó a hacer socialismo, con Fernández Ordóñez dentro, en plan de submarino atómico. Ahora la izquierda anda por los mismos caminos. Don Nicolás Sartorius ha lanzado sobre don Carlos Solchaga, de escaño a escaño, una acusación sorprendente. Señor Solchaga, si usted es socialista, yo soy obispo de El Palmar de Troya. Allí no se armó Troya, pero por poco. Don Carlos Soichaga, que es hombre hábil para cambiar sobre la marcha sus ideas sobre la economía, no es tan hábil para salir airoso de las bromas. Seguramente don Carlos Solchaga tiene un estupendo sentido del mal humor. Y sacó a relucir en el discurso el apellido y el linaje de su oponente comunista. ¿Conque obispo de El Palmar de Troya? Pues, con sus apellidos y su linaje -respondió el ministro- no me extrañaría que lo fuese. El señor presidente del Congreso se vistió de bombero. Las palabras del señor Solchaga caen fuera de la cortesía parlamentaria, y estoy seguro de que estará dispuesto a retirarlas. Pqrlo que yo vi de esa escena, el señor Solchaga no estaba muy dispuesto a retirar nada, pero así quedó la cosa, y por esta vez, Aquiles y Héctor (nombre bíblico, recuerden) dieron por terminado el encuentro. A Llega por otro lado un ugetista de pro, llamado Manuel Garnacho, y a pesar de no tener el apellido en la forma del femenino suelta un pescozón. Como sabe muy bien mi ilustre e ilustrado paisano don Andrés Hernández Ros, más conocido por el A m í I u b i n a garnacha significa eso, pescozón La garnacha del señor Garnacho ha alcanzado a dos pájaros de un tiro, al pájaro Felipe González y al pájaro Alfonso Guerra. Dice Garnacho que en el PSOE Alfonso lleva el cubo y Felipe la brocha, y los demás no pintan nada ¡Anda, Manuela; y ahora se da cuenta éste de la novedad! ¡Pero, hombre, Garnacho, muchacho, eso lo sabían ustedes, y Leguina el del mostacho, y el judío, y el gabacho, y hasta las madres. Lo que sucede es que nadie lo decía ni borracho, porque les daba empacho, macho! Hombre, Garnacho, estaba claro que eso del PSOE era cosa de dos, más o menos como el matrimonio, y aun más reducida que el matrimonio, porque, como usted sabe, muchas veces, y bastante más en estos tiempos, el matrimonio es cosa de tres. De tres, por lo menos. Don Alfonso lleva el cubo, don Felipe lleva la brocha, y aún podríamos añadir un tercer elemento de la estampa: ustedes, que pusieron la escalera. Ahora parece que algunos caen del burro, y que empiezan a pensar en aquella frase del viejo cuento: Maestro, agárrese a la brocha, que quito la escalera. Pero, en fin, eso es cuenta de ustedes. Total, que la izquierda anda en dimes y diretes, y me quedo corto en la expresión, porque seguramente es más exacto decir que anda a la greña. No ya, como dice don Felipe, en la dinámica natural de un partido democrático, sino a la greña. ¡Cosas del fulanismo! Ya saben ustedes que a los batuecos nos cuesta mucho trabajo curarnos del fulanismo, y el socialismo hace tiempo que se había convertido en felipismo. O sea, primero la rosa, y después la brocha. Jaime CAMPMANY ZIGZAG Teruel sin agua Desde el día 20 los turolenses no disponen de agua potable. El suministro domiciliario detecta cultivos bacteriológicos para todos los gustos. El edil de la ciudad apunta como posible causa el bajo nivel del pantano del Arqueíllo, que provoca un arrastre de materias orgánicas en la toma de agua de los motores. Bastaría con adquirir una depuradora. Los vecinos- esto es, los contribuyentes- tienen que hervir el agua antes de su consumo. ¿Hasta cuándo? Mujeres deprimidas Acaba de inaugurarse en Madrid el I Congreso Internacional de la Asociación Europea de Psiquiatría Social. Un timbre de alarma: la frecuencia de la depresión se ha multiplicado por dos y por tres en los últimos decenios. Un dato significativo: ataca en especial a la población femenina y sobre todo a las amas de casa. Las estadísticas son alarmantes: sólo la cuarta parte de estos enfermos recibe el tratamiento adecuado. OVIDIO Pida información a EDITORIAL PRENSA ESPAÑOLABA. Padilla, 6 28006 MADRID TeI 4312628 y 4312711