Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ABC OPINIÓN Cosas que pasan MIÉRCOLES 28- 10- 87 Comentarios liberales RETOLAZA, RETOtAZA T IENE usted que explicar muchas cosas, señor Retolaza. En su calidad de consejero del Interior del Gobierno vasco no tiene otra salida que mojarse de una vez su respetable ipurdí que, como usted no ignorará, es culo en vascuence. Pero es más, señor Retolaza. Si se produce el milagro, casi sobrenatural, de que un nacionalista vasco se moje el ipurdí no vamos a quedar ni medianamente satisfechos. Se tie ne que mojar usted todo enterito para que los ciudadanos de España- y les incluyo a ustedes, aunque les pese- se consideren aproximados a las explicaciones que demandan. Que ya está bien de fascismos, señor consejero del Interior. Mire, buen amigo. O mejor, buen hombre. O mire, a secas, que ya no estoy seguro de lo que usted puede ser. Una de las características más claras de los fascistas es la de creerse racialmente superiores a otras comunidades. Ustedes, los nacionalistas vascos, sobre todo, antes que todo y para todo, son unos descomunales y desproporcionados fascistas. Unos fascistas, además, nada apoyados por méritos históricos para sentirse orgullosos de serlo. Que de eso no debe sentirse orgulloso nadie. He leído con estupor la noticia que denuncia los méritos que se valoran en esa Consejerería para ingresar en la Policía autónoma vasca, la Ertzaintza Los méritos y los deméritos, señor Retolaza. Uno de estos últimos no lo termino de entender. Que para ingresar en una Policía autónoma española ser español merezca una nota negativa, no entra en mi (imitada capacidad de entendimiento. ¿Acaso no son españoles los policías autónomos vascos? ¿Por ventura el que no es español es usted? Mójese el ipurdi señor Retolaza. Mójeselo y bien mojado; que fluya, mane y chorree durante un buen rato. No nos venga con conceptos ambiguos, trucos de lenguaje, reticencias pedantes y juegos de palabras. Le exigimos que nos explique por qué ser español, o mejor dicho, sentirse español, es falta insuperable para ingresar en la Ertzaintza Y que también lo es el haber solicitádo en su día el ingreso en la Policía Nacional, o el votar a un partido estatal, o el no estar recomendado por ninguna Junta Municipal del PNV, que son las pequeñas células que forman el tejido fascista del nacionalismo vasco. Mójese el ipurdi señor Retolaza. Una policía de partido es la ambición culminante de los totalitarios, de los sectarios, de los fascistas. Entre una policía de ustedes y otra de Herri Batasuna sólo se diferenciaría el fanatismo ideológico. Porque el espíritu de control, presión y rechazo a la libertad es el mismo. Ahora, más que mojárselo, es recomendable que se tape el ipurdi Se lo estamos contemplando, señor Retolaza, y no es muy hermoso, que digamos. La raíz de este fascismo desmadrado, que en versión de Herri Batasuna es fanatismo esquizofrénico, no es otra que la incultura. La cultura del ombligo propio no es recomendable y llevan ustedes varias décadas estudiándose con frenesí su diminuto ombligo. Están convirtiendo el nacionalismo en una peculiar paletada rústica, tan distante del catalán, que es sólido y cultivado. Cada día me entristece más el daño que, entre todos, están haciendo a Euskalerría. Explique pronto y bien las circunstancias. De ser cierto el fondo de la acusación, el escándalo puede ser mayúsculo. En su actuación se contemplarían responsabilidades que sobrepasarían con creces las atribútales a un error. Por. su bien, por el prestigio de la Ertzaintza y por el respeto que nos merece uri Gabinete autonómico salido de la voluntad popular, tiene que explicarse, señor Retolaza. Su ¡purdi al descubierto, en pompa, tan de secano, también sé lo agradecería. Entretanto, y mientras usted no satisfaga esta petición, yo tengo todo el derecho a pensar lo que quiera y opinar lo que me venga en gaña. Y me mojo el ipurdi Y le digo, siempre en espera de sus palabras y con sinceros deseos de rectificar, que usted me- parece un fascista. Fumando espero, señor Retolaza. Alfonso ÜSSÍA D EL mismo modo que se critican las sentencias judiciales que parecen erróneas, debiera aplaudirse aquella sentencia que por una u otra causa resulte ejemplar. Dirá el lector que resulta absurdo alabar sentencias, puesto que, en principio, se las debe suponer acertadas, ajustadas a Derecho y a Razón. En otro país y en otra época, tal vez sí, pero en la España actual es tan grave el desprestigio de la Justicia que se impone una actitud de responsabilidad por parte de todos, incluidos los medios de comunicación para intentar que la ciudadanía recobre la confianza en los jueces, que es cómo confiar en el Estado de Derecho y en la Democracia misma. Pues bien, recientemente, el Tribunal Supremo dictó una sentencia en la que se revocaba pormenorizadamerite una cierta tradición judicial que venía considerando a la mujer poco menos que candidata al martirio, para probar que no aceptó la violencia sexual de cualquier desalmado. La mujer DOS SENTENCIA! debía oponer una tenaz resistencia al violador para que éste fuera considerado realmente culpable del delito. Y si la víctima no había decidido jugarse la vida para defender su virtud, solía considerarse que había un cierto grado de consentimiento, y que no procedía la condena. Realmente, como se puso de manifiesto al conocerse la sentencia del Supremo, era muy conveniente que el alto Tribunal dejase bien claro que la víctima de una violación no debía asumir, sobre la humillación y la violencia, el albur de jugarse el cuello ante cualquier navajero, para que el juez de turno la considerase suficientemente virtuosa y al agresor suficientemente pérfido. La sentencia del Supremo liquidó esa discriminación que se establecía en perjuicio de las mujeres, puesto que al señor que le roban no se le exi- ZIGZAG Gubernamentaiisiíto En La tertulia de Radio Nacional, un respetado periodista hizo la apología del Gobierno defendiendo incluso su actitud de dar largas a la liberalización de la televisión con. el inefable argumento de que los Gobiernos anteriores de AP (sic) y Adolfo Suárez tampoco hicieron nada. En primer lugar, ño ha habido Gobierno de AP. En segundo lugar, los Gobiernos de Suárez se tuvieron que ocupar, antes que de la televisión, de organizar la democracia, preparar elecciones generales, legalizar el Partido Comunista y los sindicatos marxistas, desmantelar el Movimiento y los sindicatos vertica les, redactar la Constitución, hacer frente a la inquietud militar etcétera. El PSOE se ha encontrado con la democracia consolidada, gracias a! o cual pudo subir al poder. Pero lleva cinco años en él y parece tener ante la televisión la misma posición que tenia el periodista antes citado cuando fue director de los infor mativos de la televisión de Franco. El PSOE, por otra parte, a diferencia de UCD, está utilizando TVE, como hacía Franco, como monopolio de partido. Tarifas de suscripción Mes Ptas. Trimestre Ptas. Semestre Ptas. Anual Ptas. Madrid 2.325,6.480, 12,460,23.870, Hágase suscriptor de