Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
lualiddd muy c spcciat Pero además, cümt ma. el vuJú es un iccufiO de ojiislicía iupcrior- pary aquellos ii quiencj. ¿ley di oznniina o ycijudk. -i, ca en definitiva- uti upo de jusiicia suhieriinej que utiliían determinados üccio res de la ooiedfld -una vcngan 7ii que se llevü a cjtH de forniLi siniSnUcrt mediíinie muñecos de cera o de tmpo) uno i uanio alfileres de c bci: a iiepra ü los que se üiiadc algo de la perdona a nialefiuar. Lo imporTaiiie y preoeupanlc ha ta nerlo pumo, lanío si se cree en el poder de la ma íia como si nu e s la implanlacu n üue el vudu comienza a tener en España, dündf. por ejemplo, le han vendido por corTespondenciii desde miles de muñccof de trapo junto con sus aj; u as blancas y negras con tal aceptaciún oue en poco riempo se agotaron a e l tnci; Pero, ¿es magia lodo lo que reluce? En algunos circuios de ocultistas jóvenes se concibe la m- igia como una vij de desarrollo personal basada mas en las recienies l ¿c n ¡c a s m e n t a l e s q u e en fórniula tradicionales. Para i- ílos la magia rilual. ia de los antiguos grimonos v las posturas hicr ücicas. e- s alpó ya Caduco y sin eficacia. Y, por v l conirario. csla nueva magia es la que permiie desar r o l l a r y u t i l i z a r ¡as e n e r u i a s interiores del individuo- Ciaro Magia, brujería y satanismo representan conceptos muy distintos, axmqne tradicionalniente hayan sido introducidos en el mismo saco roto en el que cabe de todo que muchos dirán que e lo sera cualquier co a pero no magia. Por oiTo lado, hay que maiiíar que niagia hrufería v satanismo representan ronceólos distintos aunque iradicionalmenie hayan sido introducidos en el mi ímo saco roto en el que cabe de lodo Mapia c y ai! nifica acto migico individual mientras bfUfena n- presenla un acto mágico colectivo. Ligada siempre por normj a la adtiracitm del demonio, la bmjeria se d e c a n í a hoy hacia su uinlaesencia: la adoración de la tosa Duina l; i dio a Aradia. el centauro Ouiión y lodo el panteón de la antigua Koma. Nada tiene ue ver con el demonio. Ahor L bien, el satanismo, como su nombre indica, e- muy distinto. V bi conceplualmi nte son ¿iferenlcs. lamhién UJ son en sus riIUJK Í. biablcs. son en jealid d piezas de dislinloa puzzles, l nigromanaa cstJi más emp renladj con el espirTtismo que con la ma ia en sí. ya que su finalidad es h a r aparecer a los niuertoSn hacer que e materialicen de alguna forma en presencia de un médium, pue necesitan como soplarle íisictt el ecioplasma que éste despide V como L ocasión la pintan calva, además hay magias de todos los colores: la roja, que exige sacnfido y ofrendan de sangre: la verde para iodo lo amoroso, e t c é t e r a A q u í como en lodo caJii macsiro nene su librillo y lo lando en USA y auui Roblcdí de Chávela. De b misma forma la sucursal española ik b Iglesia satanista, confortablememe instalada en tislados Unidos, nene aoui muy pocos ailep í s v piob más dados a lo icitual y eróljco que al culto en sí. Pero fuera de lo sjt. mico. y aunque ion un eitrtM rcirrtso respecio a oíros países, la magia en general empieza a consolidar su pmición en la sociedad cspafiola. Según algunas lucnies hay en nuesifo país no menos d t SH. CKKl persona que se dedican profe ionalmenie a Ja magia y e! ocuUismo, y de dos a tres millone de personas a S sigue ü iu modo. La magia en España hay Q u e E s p a ñ a no es E s t a d o s Unidos cb evtdenic- Aunt ue tengamos hamburguesas y señales de la más rancia estirpe niíiieiimericana. Cabo C- añaveral si ue es- Ma ia negra y nigromancia que para el profano sím miercani- ue realizan riiuales májiicos a larío en su c El fenómeno e ha difundido y mercanlilizado. Hov un consulta cuesta un mínimo de cuatro a a n co mil peaetas. eso sin nada especial. Tero hay tiimbién quien ofrece sus sírvidtis a qc si se traía de un asumo ccunomicamenle rentable. Para el mago FehV hay que ser honeslo, aunque se cobre porque para se iraia de una profesión como otra cualquiera v es lógico licito v neiie THo cobrar, pero n- una cosa es ajbrar por el ir bajo qae reali s V oira cstafiir a la eente- De esla opinión es lambién Michel de S otteJamc para horOscopos. carlas y demás, peto no para la majíia: L a magia no se puede co- N? l EN SABOR DE RUBIO AMERICANO. Fortuna