Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
HUMOR C) iha por la c llc hij icnndo rupcsircí, o yendo yo pür a a i l k husi: iQda rupcsíTL H y II1 C Jianitci: iii un muerro fnrnsicddo. El tijimbrí; lícvjiba (icmpo sin leer ul- Ya- cosji que aiuforíJi mu ho. Enl o n c o mi i ntrtinlrí i mi IIÜ t i a h; incs, af que fí. imitbiiniíis isí por haber n, iddo on Liriho; i, a lu sazón do castañas usadas. Prccisanicnic. d muerto llev. ihn c. is iñas pilongas, ¿Donrio l: is llcv, iha? Hn Ins ilforja que le colgaban de las orejas. fiencroMí de furúnculos v pródigo L- n púsíiilas. niL- olre- eió unas cuiínias, C ¡isTaña no; püMulas. 1 A pedí irahajo porque esa larde había perdido mi empleo AL LORO ojoí enlTC ellos, ímiNis dos. con sendas m. iuns, ctm ecrdadera Irmción, Q m sendas manos, repito. No con manos en las sendas. Pero volvamos a la caprarias, íh st no. mejor no volvamos y sij; amos jdehinte. Adelíinie- dijo la liontclla cuando Ifeganios al castillo de mi lio el albanés. al que Jlam i bamos asi por haber naeido en Londres. Pero nos diii miedo, v nos dio una limosna, con la que apcnjis iLivinios para alieatar las cai rañas. V lo peor es lo que sigue. d o s é Luis COLL Y NO; NO; YO, NO de mujei (le la hmíütva, y sojo hab: a eneonrrado oiro de hombre de b suL iedad. íVif eso me pidió que le sacara hrillo a n castañas. Asu pues, mi: aíllt los dientes en el bordillo de la acera con una müquina de hacer chon os. iBasia de majadcría K me grit ó el redaelor- JL fe lie AEJC. ¿Usied erce uue esas lonlcrías se puedcni publicar? A lo que yo le respondí: -T o d o se puede publicar ¿i) e que no k e usled k A perk di eos? Nos bajamos los pantJilones c inícrcamhiamov los caUoncillos, El ledaelor v el que esto estribe. Pero duda 1: 1 drirunsTaneia de que i l jraMaba dos números mA que vo de Laizoiieillos me propuso que miercambiá ramos la dentadura pfi liza. Pero tomo yo no iLínía dentadura posti ii me luve que arrancar los dienles y comprarme iin ¡i de moaré ML ITOÍI V li mí mivmo Jos TORTICÜLIS, -Dolor de los músculos del cuello que obliga a lencr ¿stc torcido. En ¿1 País Vaíco. jHir diverjas eircunsiancias, la seguridad v el orden lienen una lorticotis tremenda, sin encontrar al docior que necesitan, DECENTE. -Honeslo, justo. J crlenete al llamado eespanol antiguo- y su UÍ Ü en la actualidad es lan escaso que diversos miembros de la Real Academia de la Lt- ngua están estudiando la posibilidad de eliminar este adjetivo en las prójimas editdunes de su Diccionario, MIDAS. -Famoso rey de Frigia que obtuvo de Baco la facultad de convertir en oro tuanio tocaba, Aeiualmenle, aiRunüs DICCIONARIO ANALFABÉTICO miniilros de Hacienda le hacen la competencia eonviniendo en UTO Todo lo que quieren j; rac ¡as a la subida de os impucsLOi. PALMACF- AS. -ri ¿in a. monoeoiiledoneas iropicales omo el cocotero, la pdlma datilera, etcclera. Sus frutos íuefen ser muy solÍLÍiados en! a tiestas de sociedad, en que lodm acaban bailando sevillanas y tocando palmas, T O X I C O L O G I A -P a r r e de la Medicina que trata de Icis verjcnos. Hasta la fecha se desconoce el nombre e íacto de la parte de la Mediana que rata de los ptilítieos, C O R B A T A- -T r o ¿o de lela. en forma de tira, que e pone alrededor del eucliu Durante la transidün española (1475- 19 H 2) esiuv- p. o usiiTrjrndfl como símbolo burgués por pane de la izquierda, hasta que la misma alcanzó el poder v empegó a usarla con frenesí, Con ía excepción del señor Redondo, que quiere pasar ¿i la historia del sindicalis- mo español como Wicofás I fil Deseo rba lado- LIMÓN, -Fruto d d limonero. Cuando procede de dertas regiones puede volverse aeresivo y iTLicar 1 hombre cual ocurre con los famosos ndimones salvajes del Cíiribe- ABOLIR. -Suprimir una ley o costumbre. Reñriéndose a las diversas campañas que. periódicamenie surgen L: n España soliCEtandü la supresión de la fiesta de toros, Ricardo de la Vega, autor del libreto de- La verbena de la P- -iloma escfibJóL Es una fiesta española f que viene de prole en prole v ni el Gobjemo Id abóle jni habíi nadie que U abolí Evaristo ACEVEDO 3 d