Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ni m b. rx ITO DE PLOMO. vAkrüd m 1 O cuctiillería- Sf biendeyybacele se conocen sus famosas navajas, hay (rtraslorma artesanales q i requiaen especial alendón. ftxipamos por ejemplo ks famíSís aliares de Hábr; las tinajas de barro que 5 e hacen en Villarmt edo y los alfares (piezas antiguas) de Chinchilla. En Ciudad Real, dos soo los paradores que nos brinfJan la ocasión de conocer una prujincia de arraigadas tradiciones artesanales: el E r or de Manzanares, funtoal pueblo que le da nombfe, y el tirador de Aimagro, anliguo convento de San Francsco. Lñs esquinas blancas de la bella dudad de Almagro han sido durante siglos testigo cíe minucioso laborar desús wicaieras. Aún hc puede vérsela traba; ár a las puertasde sus casas, sentadas en baias s t e d e enea, entretejiendo encajesde bolillos, continuando con una labor introducida en estas lierras a mediados del Sigk) XVI. Qi artesanía del Campo de Calatrava, no se reduce asucapitalhistWa. Almagro Hay otras localidades donde permanece mra esta labor: Bolai cfe Calatrava, Minojosa de Calatrava, etcétera, Toledo, donde se encuentra el Parador Ccffxie de Q ai. dominando una de las mejores vistas de la audad, es sin duda una de las provincias de más r c 3 artesanía. Produclor exclusivo, salvo un taller en Eibar, del damasquinado, consistente en decorar con hitos de oro formando dibujos geomélncos (de ascendencia áratie) superficies de acero duk TamUén es tradicional su producción de espadería y armaduras, si bien en E a actualidad, estas actividades se encuentran nolablemenle mecanizadas. Existe, asimismo, una importante producción artesana de muebles en Sonseca, lllescas, etc; tonelería en NoWejasy Oca ña; cestería, hojalatera, botería, alfombras, etc, en Quintanar de la Orden y Los Yébenes Ffero, una mención especial merecen tas cerámicas de Talavera de la Rana y Puente del Arzobepo y los bordados de Lagartera, Navalcin. Orc esa y Talavera, La fama de la capital, f adnd, ha deíado en una Inju a sombra, las tierras, k t pueblos y la abesana de su entorno El Parador de C- binchón y la Hostena del Estudiante, en Alcalá Oe Henares, pueden tacililamos el desculximientoüe la región madnleí a, donde la artesanía presenta una amplia gama de actrvidades. Desde la misma carpintería de ribera, hasta la elaboraciw de guitarras y arpas. Cabe destacar la allarena de Camporreal; las bnajas de gran tamartóde Colmenar de Oreja; las cerámicas de VahJemonlk) Navalcarnero, Majadahonda, ele. En f adrid capital, quedan muchos y muy buenos artesanos. Aquí se encuentran, por ejempto, algunos de los mejores y mas prestigiosos constrxtorts de guitarras de toda Espar La real fábrica de lapices, cuja producción se remonta a pnncipios del Sigto XVIII; V un eitvado número de talleres artesanos er los que se realizan las más vanadas actividades: encuademación, tonelería, botería, doraderos Eacedores, platería y joyería, repujado de cuero. restauración de muebles, vidriería artística, hojalatería, bronce, cerámicas, juguetes de madera, máscaras, títeres, soldadiios de plomo y un largo etcétera. Este pequeño recorrido por una parte de España y su artesanía es st o una de las múltiples posibilidades que le ofrecen algunos de los 83 Paradores y 3 Hosterías de Esparia. Perü hay más. Muchas más íormas de organizar su propio viaie. Su propia tustona. VIVA SU PROPIA HISTORIA pftRaJjgRE T U R S trK s? Cfi- j M nn -ir. iT TMH. -MI. Ifl fflH l V Imt m i n í t O t H h IA TM tltíll 6 f?