Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 18- V 0- 87- SUCESOS -ABC, póg. 89 Los océanos de medio mundo, infectados de piratas, a laspuertas del siglo XXI Un. barco español fue asaltado cuando, teóricamente, pasó la zona de peligro La noche del 20 de diciembre del año 1849, un pavoroso huracán azotaba Mompracem. Mompracem, la isla maldita; la isla habitada por los más formidables piratas de toda Malasia. Negras masas de nubes cubrían el cielo y descargaban terribles tormentas sobre los bosques de la isla. Las olas del mar bramaban y Han pasado ya muchos años desde que el escritor italiano de novelas de aventuras avivase la imaginación de los jóvenes, y sirvieran sus argumentos como base de guiones cinematográficos, que luego cobraron vida en la pantalla. Parece justo pensar que buena parte de la literatura de masas sobre piratas procede, a veces, de imaginaciones calenturientas; de noticias quizá deformadas, de leyendas o relatos que pudieron correr de boca en boca en zonas portuarias y que, algún día, tomaron carta de naturaleza. Ello no quiere decir que no existieran, entre otros muchos piratas, los bucaneros, que en los siglos XVII y XVIII saqueaban posesiones españolas en ultramar, y 4 ós filibusteros que, asimismo infestaban Las Antillas. Y también es lógico creer que todas estas historias son fruto de años atrás; de cuando aún no se había aplicado la máquina de vapor a la navegación; de cuando todavía los barcos se servían del viento para surcar los mares... Ahora, casi a las puertas del siglo XXI parece anacrónico pensar en estos legendarios personajes. Sin embargo, aún existen. Recorren organizados los mares, muchas veces abocados por el hambre, al acecho de la presa fácil; de la aventura que les presupone el abordaje o el asalto en puerto; de la comercialización del cargamento y el dtnero robado en mercados negros... El capitán abordado en el Mar de la China tuvo sangre fría para evitar el machetazo Santander. Ricardo Domínguez, enviado especial chocaban entre si, enloquecidas por el viento. La isla permanecía oscura y muda como si todos sus habitantes deseasen escapar, de esta forma, a la feroz tormenta. Sólo en una ventana de la siniestra isla se veía un punto de luz. Así imaginó Emilio Salgari un remoto lugar donde tuvieran cabida sus héroes para chicos. tanto, para mí como para la tripulación, no deja de ser una mera anécdota para contar en el futuro a los nietos. Es una lección que he aprendido, como tantas otras que se reciben día a día. Sin embargo, creo que es un tema que se acabó después de los comentarios que pudieron hacerse a la hora del café; al día siguiente del asalto... Los marinos somos así El capitán Palacios, tras hacer un elogio del barco, de la empresa y de la tripulación, pasó a describir el buque, señalando que es uno de los transportes químicos más grandes del mundo en su género, por cuanto tiene 173 de largo (eslora) 32 de manga (anchura) y 14 de puntal, amén de disponer de completos y modernísimos elementos tanto de gobierno como de carga y manejo de bombas. El barco procedía de Argentina y Brasil- dijo el capitán- y yo tomé el mandoel Singapur. pues había estado de vacaciones durante algún tiempo. Embarqué a las ocho de la tarde del 25 de septiembre y. al día siguiente, a eso de las dos de la mañana zarpamos rumbo a Porkilang, en Malasia (Estrechos de Malaca) No Hegamos al destino, pues recibimos un cable de los fletadores de que habían de realizarse otras cargas en Singapur. por lo que regresamos a puerto, donde arribamos el día 27, a las 00: 42 horas. Allí efectuamos lo ordenado y zarpamos nuevamente el día 1 a las cuatro de la tarde, hacia Xingang. puerto relativamente cercano a Pekín, en la costa Norte de China... Atravesábamos a las cuatro de la madrugada y a una velocidad de quince nudos el Estrecho de Malaca, a unas 180 millas de Singapur. Habíamos rebasado ya grupos de pesqueros... Permanecía en el puente... Llevo navegando por estas zonas cuatro años y teníamos noticias de ataques de piratas hasta el punto de haber recibido una circular de la empresa sobre este tipo de acciones y cómo se producían, por lo que estábamos alerta en estas aguas. El capitán Palacios matiza: El tiempo era claro. Había algo de luna. Muy lejos de la zona de piratas y, en el radar, no se advertía embarcación alguna, ni en las escalas de costa, a excepción de algunos barcos que sabíamos iban por la misma ruta... A las cinco de la mañana, muy cansado, -me fui a acostar. El barco es grande por lo que había mucha gente de guardia. Se necesitaba estar al tanto pues, también grandes navios cruzaban nuestra derrota. Siempre tengo la puerta del camarote abierta. Dormía. Me desperté sobresaltado pues alguien me enfocaba con una linterna. co hombres armados en el camarote quienes se llevaron el dinero de la caja fuerte y mi cartera. Posteriormente me ataron de pies y manos y me arrollaron con la ropa de la cama de tal manera que tardé veinte minutos en soltarme. Nadie excepto yo a bordo se enteró del asalto y estamos todos perfectamente. La segunda parte del tetex dice: Importe del robo: Caja. 2.200 dólares USA y 90.000 pesetas. Particular: 350 dólares USA y 25.000 pesetas. A modo de depedida me quitaron el reloj, la billetera, calculadora y un jersey. El asalto se ha efectuado a doce horas de Singapur, quince nudos de velocidad y con un franco bordo de siete metros. Ha sido o Se sospecha que cuentan con el apoyo de un buque nodriza. Siguen la estela del buque y logran burlar el radar. un acto de piratería en toda regla. Saludos. Palacios La noticia Hegó también a Santoña donde reside la familia Palacios. La esposa del capitán, María del Puerto Salamanca, se enteró de lo ocurrido por una llamada telefónica de su hermana en la que le comunicaba la noticia. Me eché a llorar. Después hablé con rhi marido porque me pusieron en contacto con él a través de un programa de radio. Onda Pesquera en el que la conversación que mantuvimos pudo escucharse. Valeriano me contó lo sucedido; que le habían puesto un machete en el cuello, y que les había tranquilizado pues no iba a oponer resistencia; que se habían llevado el Lacoste rojo que me compraste este verano Durante la conversación sostenida con María del Puerto, la mujer no habló de soledad: Una se acostumbra a todo y aunque hay veces en que te gustaría que para tomar decisiones estuviera aquí tu marido, no hay más remedio que hacer frente a todo sola. No creo que la vida de la esposa de un marino pueda ser más dura que la del resto de las mujeres Mar en calma Contrapunto a lo que escribe Salgari en su novela Sandokán Aquí no existen negras masas de nubes que cubran el cielo y descarguen terribles tormentas sino, por el contrario, una mar en calma y una temperatura ambiental bonancible, pues no hay que olvidar que el moderno barco químico español Stolt María de Pando propiedad de la naviera santandertna Marítima Antares, y al mando del capitán cántabro Valeriano Palacios, casado, y padre de dos hijos, surca a las cinco de la madrugada del día 2 de octubre las aguas del Mar de la China meridional, en pleno Ecuador. La noticia, en principio es insólita: piratas asaltan un buque español en aguas del Mar de la China. Sin embargo, -el tétex enviado a la naviera Antares por el capitán Palacios no puede ser más concreto: Hemos sido asaltados por piratas hoy a 05: 00 horas navegando a toda máquina en posición 03 32 latitud N, 105 40 longitud E, a 30 millas de las islas Anambas Me desperté- continúa el cable- con cin- Habla el capitán ABC pudo entrar en contacto telefónico, vía satélite, con el capitán Valeriano Palacios, que relata así su experiencia: Ante todo quiero dejar constancia de que este suceso,