Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 18.10- 87 Agricultura ABC A B C 87 ACE unos meses y con motivo de haberse celebrado en Lisboa la primera reunión que en el seno de ia CEE se celebra sobre el corcho, reunión a la que tan sólo asistieron representantes de España y Portugal, bien que tanto Francia como Italia prometieron su asistencia en próximas reuniones, se publicó en estas páginas un artículo en el que se señalaba la necesidad de que la Comunidad Económica Europea adquiriese conciencia de su importancia en el mundo suberícola, ya que se había transformado, tras la incorporación de los dos países ibéricos, en la primera potencia mundial en la producción y transformación de corchos, con más del 80 por 100 de la producción mundial. Es cierto que el alcornoque- árbol productor del corcho- es una especie que se encuentra en regresión en la cuenca del Mediterráneo, de donde es original y se produce en exclusiva, salvo pequeños enclaves de alcornocales experimentales plantados en Rusia (Crimea) Estados Unidos (California) y Argentina; que las causas de tal regresión se derivan fundamentalmente de las doctrinas nacidas en Europa a partir del siglo XVIII y que han llegado hasta nuestros días, especialmente en la Europa mediterránea, la que no se incorporó al proceso de revolución industrial, intentando que fuera la tierra en su aspecto agrario y concretamente agrícola la base de la renta nacional y el soporte del empleo de mano de obra, dando una preeminencia desproporcionada a la agricultura y especialmente a la agricultura cerealista. Se talaron extensas zonas de arbolado, entre ellos alcornocales; en otros, el arado, el pastoreo abusivo y los incendios forestales fueron obstáculos insalvables para la repoblación espontánea del alcornoque, sin que, por otra parte, hubiera alicientes para repoblaciones artificiales en una especie que sólo al cabo de treinta años empieza a rentar. Por todas estas causas, la superficie ocupada por el alcornoque está en franca regresión y el alcornocal envejece, perdiéndose así cantidad y calidad en los corchos. Y esto en todos los países de la cuenca mediterránea, excepto Portugal, que hoy ocupa el primer lugar mundial de producción y también el primer puesto en comercio exportador del mundo, tanto en corchos brutos como en manufacturas, con H bastante más del 50 por 400 de producción y ventas mundiales. Es cierto que la protección al alcornoque en Portugal tiene una muy antigua tradición. Nenhun nam seja ousado ho talhe, nem que dapne así ordena el rey don Dionis, en carta fechada eñ enero de 1292, refiriéndose a los alcornoques Qué nadie los tale ni los dañe Y está tradición se ha prolongado a lo largo de los siglos, culminando en 1927 con una serie de decretos que regulaban el cultivo, tratamiento y aprovechamiento de los alcornocales. Y más tarde, las ayudas que el Estado concede a los propietarios de montes en defensa de plagas, a las nuevas plantaciones, etcétera. Y no es que el alcornocal portugués no sufriera a lo largo del pasado siglo las consecuencias de los criterios imperantes en Europa sobre la roturación de montes en beneficio de los cereales; pero posiblemente fue el país que primero volviera a la razón, quizá en función del interés que para el comercio exterior tenían las exportaciones de corcho. Tan sólo entre 1900 y 1950 el incremento de las exportaciones portuguesas de corcho fue de más de un 5.000 por 100, pasando de exportar unas 27.000 toneladas a más de 160.000. Hoy la cifra se ha estabilizado alrededor de las 200.000 toneladas. Posiblemente el éxito de la experiencia portuguesa en el sector del corcho, tanto en su producción como en el aspecto de transformación y comercio, ha sido el haber sabido armonizar todo el proceso y aunar todos los intereses, proceso de armonización en el que el Estado ha sabido asumir el papel de arbitro que le correspondía. El productor llegó muy pronto a saber que la importancia de producir mucha materia prima tenía que supeditarse a producir calidad y que iarentabiüdad del alcornocal había que alcanzarse a través de una racionalización de su cultivo- que ha pasado en muchos alcornocales a ser fruto de una actividad agrícola y no de una explotación forestal- y no de una esquilmación del árbol. Extraer de cada árbol corcho por encima de las alturas que la técnica aconseja significa acortar la vida del alcornoque y bajar ia calidad de las sucesivas sacas. Algo similar a efectuar podas salvajes para que el carbón supla lo que el corcho no da. Por su parte, la industria manufacturera comprendió que si quería alta calidad en la mate- ria prima, tenía que pagarla y a precios que al productor de corcho le compensara por una menor cantidad en la producción. Ambas cosas parecen haberse conseguido. Pero la experiencia portuguesa no es suficiente. Se necesita un gran esfuerzo de investigación, tanto en materia de cultivo, de variedades, de defensa contra plagas, como en el campo industrial y comercial, empezando por un esfuerzo de investigación imaginativa sobre el papel que pueda representar el corcho en el complejo mundo tecnológico en que nos adentramos. Y esto debiera corresponder a un esfuerzo común en el marco de la CEE y en el potencial investigador de la mayor parte de los países que la componen. JOVELLANOS Eliminación del stress Eliminación del insomnio Aumento de la energía Potenciación del sistema nervioso Plaza de Arribe Españc 3 28002 MADRID Te! 4138934- 93- 23702 S 1 BARCELONA ¿NECESITA CLASt: S RWi OJLARES? La Sección de Anuncios por Palabras de se lo resuelve. LIBRETA DE AHORROS 0 CUENTA CORRIENTE ALA VISTA Visítenos, escribanos o (lámenos. No se arrepentirá Deseo mas mlormación sobre LA CC IPF OATf PAG BON LT Nombre IMPOSICIÓN A PLAZO 0 DEPOSITO A TERMINO 1 MES PAGARES 3 0 BONOS 3 6 MESES LETRAS DEL TESORO 12 MESES Banco de la Pequeña y Mediana Empresa BANKPYME! CP Población (T) Para empresas o paniculares (D Financiera del BPME Desde 1 Pta siempre que el saldo supere las 100 000 Ptas Sin ninguna clase de gaslos Con domiciliacion de recibos, nominas o cargos eje larjelas de crédito y deoito (V) Del BPME (5) De empresa Del Eslado. según subasta 28006 Madrid- María de Molina, 33 08021 Barcelona- Travesera de Gracia, 11 17001 Gerona- Gran Via de Jaime I, 9 25007 Lérida- Avda. F. Maciá, 27 43001 Tarragona- Reding, 37 50004 Zaragoza- Marqués de Casa Jiménez, 6