Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 A B C REPORTAJE DOMINGO 18- 10- 87 de Son numerosas las quejas de la gente sobre el exceso de ruidos que deben soportar diaria y nocturnamente en una ciudad como Madrid. Ya en 1979, un informe de las Naciones Unidas aludía a este factor como uno de los problemas más graves que afectan a la capital de España. El ruido es para los investigadores y psicólogos consultados por ABC un desencadenante de numerosas dolencias derivadas del exceso de stress por él generado, como El final del verano significa también el regreso de muchas personas a sus actividades laborales, lo que supone enfrentarse también a los problemas que secularmente aquejan a esta gran ciudad, como son la contaminación, los atascos de tráfico o el ruido. Precisamente a este último factor ha contribuido el rápido crecimiento del parque automovilístico de Madrid, que ha pasado de 170.000 vehículos en 1965 a más de un millón en la actualidad, sin que se haya producido una infraestructura suficiente para hacer más fluida la circulación de semejante tráfico. Para Isabel López Barrio, investigadora del CSIC dentro del Departamento de Acústica Ambiental, Madrid puede considerarse, por lo tanto, una de las ciudades europeas más ruidosas. Y una prueba de ello es la encuesta que en 1984 realizó el Ayuntamiento sobre los problemas que más preocupaban al vecindario madrileño, cuyo resultado fue que la contaminación y los ruidos ocupaban el segundo lugar, sólo aventajados por la delincuencia e inseguridad ciudadana. dores, hasta diversas afecciones derivadas del stress que el ruido provoca, como son, entre otras, dolores de cabeza, náuseas, cambios de humor, disputas y ansiedad. Fundamentalmente, como explica Isabel López Barrio, las repercusiones del exceso de ruido pueden sintetizarse en interferencias en la comunicación, en el sueño o en el trabajo, en la reducción del bienestar y en la salud física y mental de los individuos. Concretamente, para analizar las interferencias en el aprendizaje de los escolares en una zona particularmente ruidosa, esta investigadora realizó en 1983 para el Instituto de Acústica del CSIC un estudio en los centros escolares próximos al aeropuerto de Barajas, son las enfermedades cardiovasculares, las digestivas o las respiratorias. El ruido provoca también perturbaciones en la comunicación, con sus consecuencias, siempre graves, en el aprendizaje escolar o en el rendimiento laboral. Todo esto permite afirmar que es éste uno de los factores más contaminantes de una ciudad cuyo desarrollo se ha producido sin la infraestructura suficiente y sin criterios de planificación urbana ante tales problemas. -d i c e- es el efecto potencial más serio. Las investigaciones de Samuel Rosen, de la Universidad de Columbia, de Nueva York, sobre la tribu de los maabanes, en el Sudán, han demostrado que un individuo de esta tribu con setenta y cinco años, acostumbrado a escuchar sólo sonidos de la Naturaleza, oye tan bien como un norteamericano medio de veinticinco años. Sin embargo, la sicóloga precisa que el nivel del ruido en Madrid difícilmente podría producir la sordera de sus habitantes. Sus efectos habría que buscarlos más en los problemas sicológicos- resalta- que en los puramente físicos. Las interferencias en el sueño comienzan a producirse a partir de frente a un determinado ruido o una situación sonora particularmente desagradable, se encuentran también los pos- efectos producidos por el esfuerzo en adaptarse a una determinada situación sonora, lo que supone un coste para el organismo humano que le impide enfrentarse a nuevas adaptaciones y crea residuos de stress acumulado como consecuencia del aumento de la concentración. Faltan estudios El stress sonoro Según indican todos los especialistas en Acústica Ambiental, el ruido viene definido como un sopido no deseado por el oyente que llega a provocar molestias y cuya medición, en decibelios A, contempla la relación entre la intensidad del sonido y la respuesta de un determinado individuo frente a ella. El exceso de ruido, tantas veces olvidado por la Administración, provoca evidentemente trastornos graves en el com, portamiento de las personas que lo padecen. Según las recomendaciones internacionales- International Standart Organization de 1966- el nivel de ruido para zonas urbanizadas debería estar comprendido entre ¡os 35 y los 45 dBA. Sin embargo, por lo que se desprende del estudio que se está realizando actualmente para elaborar el Mapa Acústico de Madrid, esta ciudad tiene, en muchos puntos, un nivel sonoro superior a los 75 u 80 dBA. Estos datos dan una idea de la grave agresión que deben sufrir sus habitantes, cuyos efectos negativos van desde la falta de atención o de rendimiento de escolares o trabaja- No hay estudios serios sobre el comportamiento de una población ante el exceso de ruido- continúa la investigadora- Algunos especialistas relacionan la sensación de malestar frente al ruido con las actitudes y creencias de los individuos. Es difícil definir el perfil humano de Las zonas de mayor índice de contamina- las personas más sensibles al ruido. Desde ción sonora son las grandes vías como la minado los que relacionan un detersonido con un accidente o Castellana, María de Molina y la M- 30 una catástrofe a los sujetos especialmente sensibles a los problemas La mayoría de los madrileños padecen an- del medio ambiente o a los desconsiedad, insomnio y dolores de cabeza, cuya fiados frente al desarrollo de la tecnología moderna. Por lo general, los causa principal es el exceso de ruido introvertidos soportan menos el exceso de ruido que los extrovertidos, como sucede también con las perdonde el ruido externo superaba los los 35 decibelios- continúa dicien- sonas que tienen un mayor grado? 60 dBA. En esta situación sonora do esta investigadora- Cuando se de neurosis. -afirma el educador se ve obli- llega a los 50 dBA, las perturbacioEn la actualidad no se poseen gado a interrumpir numerosas ve- nes pueden llegar a ser graves. Evices su explicación, creando estados dentemente, son las personas datos objetivos de los diferentes nide excitación y faltas en el segui- mayores las que sufren más estos veles de ruido en las zonas urbanas miento de su discurso por parte de niveles de ruido. Otro de los efec- de Madrid. Para ello, y a petición los alumnos. Se plantearon pruebas tos de la alta contaminación sonora del Ayuntamiento, el Instituto de de hora y media que exigían una es la excitación del sistema nervio- Acústica comenzó, en 1985, un gran concentración. Queríamos ver so central, ya que se considera al Mapa Acústico de la ciudad que es- lo máximo que podían dar los alum- ruido como a uno de los agentes pera poderse finalizar en el plazo nos de octavo de EGB. Las conclu- provocadores de la tensión. En de dos años. Este estudio comprensiones fueron que a partir de la me- cuanto a las interferencias en el tra- de el recinto urbano interior de la dia hora de- trabajo comenzaba a bajo, Isabel López Barrio explica M- 30, con un área total de 56 kilóproducirse un gran deterioro en el que éstas comienzan a presentarse metros cuadrados. Sobre un plano rendimiento de los chicos y apare- por encima de los 80 dBA. Entre de Madrid superponemos una cuacían síntomas de ansiedad. Lo gra- ellos afectan más los de altas fre- drícula- explica Salvador Santiago, ve es que estos niveles se reprodu- cuencias, es decir, los agudos más director de la Unidad que realiza el cen en muchas áreas urbanas de que los graves, los intermitentes trabajo- en cuyas intersecciones Madrid. más que los continuos y los esporá- se instala un coche de medida. Los dicos más que los que se producen registros de ruido se realizan cada a intervalos constantes. El factor media hora y tienen una duración Problemas sicológicos de impresdicibilidad- afirma- es de cinco minutos. La medición se siempre adverso, debido a que la efectúa entre las diez de la mañana Para esta investigadora es nece- adaptación a lo discontinuo es y las seis de la tarde. Como en Masario distinguir entre los efectos físi- siempre más difícil que a lo cons- drid no hay baches bastante grandes de ruido, pienso que este estucos y los sicológicos del fenómeno tante. Junto al sentimiento de malestar dio es bastante representativo. Si ruido. El daño de la audición