Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 A B C NACIONAL DOMINGO 18- 10- 87 El Poder Judicial cree graves las amenazas de HB a los jueces Bilbao. Efe El Consejo General del Poder Judicial considera que las amenazas de Herri Batasuna a tos magistrados de la Audiencia de Bitbao tras la prohibición de dos manifestaciones suponen un grave ataque a la independencia e imparcialidad de los jueces. Valentín de la Iglesia, Adrián Celaya y Julián Serrano, vocales del Consejo General del Poder Judicial, se reunieron ayer en la Audiencia Territorial de Bilbao con los magistrados de la misma para informarse de las graves acusaciones de Herri Batasuna por la desautorización para realizar dos manifestaciones. En menos de un mes, la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia de Bilbao ha confirmado la desautorización de dos manifestaciones- prohibidas previamente por el Gobierno Civil de Vizcaya- convocadas por Herri Batasuna bajo los temas de Por la negociación y En defensa de la libertad de expresión Adrián Celaya, en rueda de Prensa posterior a dicha reunión, expresó que, para el Consejo del Poder Judicial, las actuaciones de la Sala son totalmente correctas y ajustadas a derecho por lo que las acusaciones de HB están totalmente infundadas D Detenido un matrimonio vinculado a ETA. Fuerzas de la 522 Comandancia de la Guardia Civil detuvieron a primeras horas de la tarde de ayer a un matrimonio de Pamplona, presuntamente vinculado al comando Nafarroa de la banda terrorista ETA. Los dos detenidos en la Comisaría de Pamplona, a los que se aplicó la ley Antiterrorista, son Jorge Mojilniki y su esposa, Charo Luri. Sus nombres aparecieron entre los papeles encontrados en poder del dirigente etarra Santiago Arróspide Sarasola, alias Santi Potros Cuaderno de notas MARÍA YOLDI El repugnante atentado de Pamplona, donde una humilde vendedora de periódicos resultó destrozada por un artefacto explosivo, se inscribe en la clásica catalogación del crimen indiscriminado, del terror por el terror, de ia impotente actitud que revela toda violencia ciega y carente de cualificación política. Dentro de la falta de respeto por cualquier valor que todo atentado representa, este último resulta especialmente escandoloso y portentosamente merecedor de las más unánimes condenas. Toda víctima de un atentado etarra es inocente por definición, ya que se trata meramente de causar una baja o las que fueren. Pero. si además la víctima sólo representa una mera cifra sin otro significado de pertenencia a nada que se ampare en la noción de servicio al Estado, a nada que ETA tenga bajo sus sucios objetivos, la repugnancia adquiere una matización es. tremecedora. No se puede fácilmente bajar tantos grados en la condición innoble de una lucha, en la podredumbre de una causa. Es la primera vez que ETA actúa después de la redada francesa contra varios de sus elementos y, sobre todo, la detención de Potro. Se ha tomado, pues, largos, días de reflexión o de cautela hasta ílegar a la conclusión de que una respuesta podría ser dejar una bomba en una calle céntrica de Pamplona. Era, del brazo criminal de ETA, el destino trágico de María Yoldi. Toda una proeza de los heroicos gudaris que luchan por la liberación de Vasconia. Ahora vendrá la fría aclaración etarra de que se ha tratado de un accidente u otro concepto parecido. La opinión debe, pues, comprender que la organización terrorista vasca persigue objetivos más elevados Por eso, porque tiene siempre presente esta inquietud, es por lo que coloca en una calle céntrica de una ciudad reivindicada por una disparatada filosofía ¡ndependentista el artefacto concebido para causar la muerte a todas las María Yoldi que entraran en el siniestro azar. Pudieron ser cinco o diez como ha sido una. Cualquier observador estará en condiciones de esperar que tan cobarde asesinato sea condenado por todas las organizaciones políticas. Por todas menos por una. Ya verán como Herri Batasuna se escapa por la pendiente del silencio o de una interpretación cínica de to acontecido. Según Javier Solana, portavoz del Gobierno, no se le puede deslegalizar porque no se puede probar su vinculación con ETA. A ver quién está en condiciones de suministrar argumentaciones más luminosas que la presente. Según un autor vasco, ETA siempre ha buscado en sus acciones cuatro escalones de apoyo y uno de respeto: 1) que no se opongan (tos ciudadanos) 2) Qué simpaticen con la organización, 3) que nos admiren por nuestras acciones, 4) que nos apoyen activamente, 5) que el resto nos respete y nos tema En el asesinato de María Yoldi debe ser abrumador el número de ciudadanos que to rechazan. La organización ha tenio que perder simpatizantes. Es imposible que se sientan admirados por tan ejemplar conducta. Cabe suponer que sólo los muy locos o los muy criminales pueden apoyar activamente a una banda que comete tales horrores. Y si no respeto, sí es verdad que lograrán tos etarras extender el temor. O sea, que al final se quedan con la única renta posible. La de que también e) pueblo sencillo y sin cualificar les dispense el tributo del miedo. Los etarras no podían, con el paso del tiempo, aspirar a otro resultado. Lorenzo CONTRERAS Una bomba de ETA destroza en Pamplona el cuerpo de una mujer, madre de seis hijos Avda. de la Paz, 10, Tel. 4O314OO Pamplona. Juan Delgado La banda terrorista ETA volvió a golpear a las siete y diez de la mañana de ayer, perpetrando en Pamplona un atentado con paquete- bomba, cuya explosión destrozó a una mujer de sesenta y tres años de edad, casada y madre de seis hijos. María de la Cruz Yoldi Orradre, repartidora del Diario de Navarra se encontraba realizando su trabajo en la caite Cortes de Navarra, cuando resultó alcanzada de lleno por la onda expansiva. ETA reivindicó la autoría de esta criminal acción horas antes de que se llevase a cabo. A las tres y veinticuatro de la madrugada, la Asociación de Ayuda en Carretera (DYA) recibió una llamada telefónica en la que una voz masculina avisó en nombre de ETA militar de la existencia de un artefacto en la calle Cortes de Navarra. Seis minutos más tarde, el mismo comunicante anónimo informaba que la bomba estaba colocada frente al cine Carlos III. A las cuatro menos dos minutos se registró la tercera y última llamada, en la que el interlocutor soto dijo que había una bomba en la mencionada calle. Inmediatamente, efectivos de la Policía Nacional se personaron en el lugar, rastreando minuciosamente ia zona, sin detectar nada sospechoso, Sin embargo, a las siete y diez de la mañana, se producía la explosión de un paquetebomba, compuesto de algo más de kilo y medio de explosivo, que estaba colocado a ras del suelo, debajo de uno de tos ventanales de las oficinas de la Unión y el Fénix, frente del Patronato de quinielas y de una de las fachadas del Palacio de Navarra, sede del Gobierno Foral. Como consecuencia de la onda expansiva, María de la Cruz Yoidi, que llevaba un carrito de la compra cargado de ejemplares del Diario de Navarra saltó despedida, cayendo en medio de la calzada. El cuerpo de la mujer quedo totalmente destrozado, con varios de sus órganos desparramados, sin que se pudiera, tras varias horas de búsqueda, encontrar uno de sus brazos. El atentado pudo haber causado más víctimas, en Avda. Aragón, 132 Salida 7 fc Torre Arias TeL 742 32 12 F A C? I L COMUNICACIÓN F A O I L APARCAMIENTO FA IL A C C E S 0